es Spanish

Carta de Alejandro Fernández Allende a Cristian Cuevas

Cristian-CTC

Un cómplice mensaje a todos ustedes de parte de la familia de Salvador Allende y en particular de su nieto, Alejandro Fernández. Estas palabras se las dedico especialmente al candidato a diputado por el 3 distrito, Cristian Cuevas Zambrano, junto a todas aquellas mujeres y hombres que están apoyando su bienvenida postulación.

 Qué les podría decir yo sobre Allende. Él fue ese joven que en el entierro de su padre juró dedicar su vida a luchar en contra de la desigualdad. El médico recién graduado que a través de su tesis se dio cuenta de las profundas injusticias que existían y que todavía existen en Chile. Un hombre que pudo haber tenido una vida muy diferente, pero desde pequeño sintió el llamado social y dedicó su vida entera a luchar por la justicia social.

 Allende era un personaje complejo y al mismo tiempo increíblemente simple. Está el Allende Diputado, Senador, Ministro, el padre cómplice, el amigo leal y el Allende revolucionario. Alguien que tenía una auténtica vocación pública y quien enfrentó con valentía a los movimientos reaccionarios que desde un comienzo intentaron sabotear su labor política. En lo personal no conocí a Salvador Allende, corrijo, no me dejaron conocerlo, pero eso no importa, pues hombres de ese calibre pertenecen a la Nación y a la humanidad entera.

 Recordemos hoy aquel 11 de Septiembre del 1973 y el ataque a La Moneda que simboliza la afrenta a nuestra república, nuestra institucionalidad. Recordemos también el ataque a la casa de gobierno en Tomás Moro donde se encontraba su esposa acompañada de un puñado de compañeros del GAP. Recordemos ese día tremendo en el cual el Presidente, elegido democráticamente por el pueblo, fue traicionado por quienes le habían jurado lealtad. Pensemos en ese Allende que ordenó a sus hijas, a mi madre embarazada entre ellas, abandonar La Moneda tratando de salvarlas sin saber como se portaría la jauría que las esperaba fuera. Fue ese día infame para Chile y a pesar de esto, el Presidente nos dejó un discurso final cargado de humanidad, esperanza y de amor a la vida. Un discurso dedicado a los trabajadores y trabajadoras de su patria.

 Mi abuela Hortensia Bussi comentó en el funeral de Salvador Allende: “Aquí no hay restos, solo semillas”. Y esa es la forma que queremos recuerden a Allende, como un hombre de ideales nobles y de acción que vivió y murió siendo consecuente con el legado que le entregó al pueblo. Un líder que demostró que cuando se muere por la justicia el sacrificio personal derrota a la muerte misma.

 Una semilla de lucha y esperanza que hoy, a 40 años de la muerte del “Compañero Presidente”, está presente en el movimiento obrero, social, político, cultural, sexual e identitario que nuestro querido Cristian Cuevas Zambrano representa hermosa e intensamente. Allende está con nosotros, Allende está en Calama, Allende está en Tocopilla, Allende está en Ollagüe, Allende está en María Elena y Allende está en San Pedro, apoyando la emblemática candidatura de Cristian Cuevas para que, junto a las Grandes Alamedas, se abran las puertas del Congreso Nacional por donde ingresen trabajadores y trabajadoras libres para construir un mundo mejor.

 Alejandro Salvador Fernández Allende, Nueva Zelanda, octubre de 2013

 * Carta leída por el periodista y activista de la diversidad sexual Víctor Hugo Robles en la presentación del documental “El Che de los Gays”. Calama, 26 de octubre de 2013. 

Facebook Comments

4,250,187FansMe gusta
172,228SeguidoresSeguir
291,906SeguidoresSeguir
16,515SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -

Más Leídos

- Advertisment -