Entrevista a Ilan Shalif de Anarquistas contra el Muro: Acción Directa No-Violenta que une a israelitas y palestinos

Alasbarricadas entrevistó a Ilan Shalif, veterano activista anarquista israelí

Entrevista a Ilan Shalif de Anarquistas contra el Muro: Acción Directa No-Violenta que une a israelitas y palestinos

Autor: Wari
31/08/2010

Alasbarricadas entrevistó a Ilan Shalif, veterano activista anarquista israelí. Nos comentará en esta entrevista sus opiniones sobre la situación de Palestina-Israel tras el ataque a la Flotilla de la Libertad, y los últimos acontecimientos que se viven en aquellas tierras. La situación allí resulta muy interesante para la acción anarquista, ya que, como dice el propio Ilan:

«Nadie esperaría que lxs anarquistas pudieran liderar la principal lucha de la izquierda radical de un país. En ningún lugar del mundo lxs anarquistas se enfrentan a las fuerzas del estado de una forma no violenta, semana tras semana, extendiendo gradualmente el campo de acción… y aún así caminar libres, incluso aunque nos detengan a algunx de nosotrxs durante algunas horas o un día o dos. Nadie esperaría que los fundamentalistas de Hamas apoyaran en público la lucha unitaria con los anarquistas judíos ateos. Nadie esperaría la popularidad y la atención que los medios prestan hacia unas pocas docenas de activistas anarquistas que en menos de 7 años cambiaron el significado de la etiqueta «anarquista» ante la opinión pública. Nadie esperaría que la engrasada maquinaria represiva israelí tuviera que tratar a la actividad de lxs anarquistas como el mosquito legendario.» Ilan Shalif, 3 de agosto de 2007

Hola, Ilan, nos gustaría tener una idea general sobre el actual estado del conflicto Israelí-Palestino. ¿En qué fase se encuentra ahora, después de la construcción del Muro, y del último ataque a la Flotilla de la Libertad?

Como sabéis, el proyecto colonialista de asentamientos sionistas intentó durante más de 120 años reemplazar al pueblo palestino con inmigrantes judíos.

Lograron reemplazar a la mayor parte de los palestinos del 75% de la ribera occidental de Jordán con judíos en las áreas conquistadas en la guerra de 1948. La mayoría de ellos y sus descendientes están ahora en Jordania, y los que vivían en las áreas conquistadas en 1967 en Líbano y luego en todo el mundo como refugiados.

En la guerra de 1967 conquistaron el resto de Cisjordania y la franja de Gaza pero sólo echaron a un tercio.

El más de un millón de palestinos en Israel son ciudadanos de segunda clase. Además, un cuarto de millón de los habitantes palestinos de Jerusalén Este ni siquiera son ciudadanos de segunda clase.

La lucha es ahora contra la ocupación de 1967 y por la igualdad para el resto de los palestinos, con el deseo de que los refugiados de ambas guerras regresen. La mayor parte de la élite palestina quiere un estado palestino en vez de luchar contra la ocupación de 1967. Incluso aceptan comprometerse a un retorno mínimo de refugiados de las zonas de 1948.

La mayoría de israelíes comprende que el status quo y que prosiga el proyecto colonialista de asentamientos es ya imposible.

Muchos piensan que un estado al oeste del río Jordán es lo más apropiado para lograr el final del avance del proyecto colonialista sionista y para defender los derechos del pueblo palestino.

La extrema derecha comienza a entender que mantener estos proyectos es imposible, y proponen un solo estado en vez de dos, que en este caso, les forzaría a retirarse a las fronteras de 1948.

La construcción del muro fue un medio para mantener las áreas conquistadas en 1967 dentro del estado de Israel después de la posible retirada de la mayor parte del resto del 25% del territorio palestino que tomaron en la guerra de 1967.

Así, el ataque a la flotilla de Gaza actuó como un boomerang. Dañó el status internacional israelí y fue el primer paso para levantar la mayor parte de la presión sobre los palestinos en Gaza, principalmente.

Tenemos alguna referencia sobre el grupo “Anarquistas contra el Muro”, parece haber estado ampliando su repercusión en sus manifestaciones semanales. ¿Podrías comentar algo sobre este grupo? ¿De dónde surgió? ¿Qué clase de acciones llevan a cabo? ¿y cuál es su influencia (si podemos hablar de eso)?

AAtW (siglas de Anarquistas contra el Muro en inglés; NDT) comenzó como iniciativa de activistas de la escena anarquista israelí que querían implicarse más en la lucha contra la ocupación junto con activistas palestinos de base contra la valla de separación.

Comenzó como un campamento bi-nacional en la aldea de Masha, cerca de la ruta planificada de las vallas de separación en la primavera de 2003. Atrajo a otra gente radical, que no era anarquista, que le gustaba la idea de acción directa no violenta conjunta, contra la valla de separación y la ocupación. Esta composición sigue hasta hoy.

(No es “ellos”, sino “nosotros”… ya que yo he estado implicado en la escena anarquista israelí desde 1998).

Según algunos reportajes esta lucha contra el muro parece estar extendiéndose rápidamente. ¿Por qué ahora?

No se está extendiendo rápidamente. Llevó cerca de dos años de luchas relativamente cortas, hasta que comenzó la lucha permanente de Bil’in. Y llevó otros dos años más de otras luchas consistentes hasta que se unieron Ni’ilin y Ma’asara como localidades fijas.

En los últimos meses otras luchas locales parecen estar haciéndose permanentes -y ninguna de ellas es contra el muro de separación- como Hebron – Al Halil y Nebi Saleh.

Así, que se está extendiendo, pero no rápido.

¿Ante este activismo “anarquista”, apoyado por internacionales, cuál es la reacción de los palestinos? ¿Hay activistas palestinos interesados en conectarse con grupos y personas activas en Israel o en Occidente?

El estilo de acciones directas consistentes pero con un nivel de confrontación bajo con las fuerzas del estado se ve aquí como el estilo anarquista. Implica luchas conjuntas con activistas palestinos de base, (incluyendo encuentros formales de planificación de actividades) y la invitación a que se unan los internacionales.

El éxito ha sido tan grande que incluso los líderes de Hamas de Cisjordania apoyaron la lucha conjunta entre nosotros con los comités populares de las aldeas locales…

El International Solidarity Movement (ISM) ha sido una iniciativa palestina.

Hemos leído manifiestos como “Mujeres israelíes y palestinas por la paz”. Nos gustaría saber si esto es una excepción, o si esta tendencia de hacer cosas conjuntas se está ampliando a otros sectores sociales.

Los anarquistas no son los únicos israelíes implicados con la lucha palestina. Esto es un ejemplo.

¿Qué ha pasado con la izquierda israelí? ¿queda algo de ella? ¿existen muchos anti-sionistas en el país?

La llamada “izquierda israelí” era en general el sector más realista de los colonos sionistas. Incluso el Partido Comunista Israelí apoyó la creación de Israel en 1948 como ordenó Stalin.

Parte de la “izquierda israelí”, eran simples nacionalistas liberales (entendido por social-demócratas; NDT). La mayoría eran socialistas nacionalistas que apoyaban el proyecto colonial sionista como una consideración “humanista”.

Nunca ha habido muchos judíos anti-sionistas en Palestina-Israel. Incluso la mayoría de los judíos ortodoxos anti-sionistas se hicieron gradualmente pro-ocupación y luego colonos después de la guerra de 1967.

Sin embargo, hay un creciente espectro no-parlamentario y no-sionista que puede ser visto como una especie de nueva izquierda.

¿Y cuáles son los actores políticos en el bando palestino? ¿hay alternativas populares a Mahmoud Abbas (actual presidente de Palestina) o a Hamas?

Hay algunos pequeños movimientos excomunistas y nuevo movimiento intelectual independiente liderado por Mustafa Burguti. También están los menos corruptos entre la segunda generación de Fatah.

¿Cómo se ha visto el ataque a la flotilla de Gaza en la sociedad israelí? Ha tenido lugar alguna reacción?

La gente está desilusionada por la capacidad de las cabezas militares-políticas. También ha hecho abrir los ojos más o menos el escándalo internacional.

¿Tienen los anarquistas de Israel vínculos con anarquistas en el mundo árabe/musulmán? ¿es posible tenerlos?

Hay un flujo de información esporádico, pero aún es demasiado peligroso tener contactos directos.

Esperamos que tengáis suerte; ¿algunas palabras sobre la represión que habéis sufrido?

La democracia israelí para los judíos está aún en todo lo alto.

Las fuerzas del estado nos causan algunos problemas, pero aún no ha habido ningún muerto, nada más un herido grave y sólo tres personas que han cumplido un mes de cárcel, ya que rechazaron pagar una multa altísima y renunciaron a hacer trabajos comunitarios en vez de la cárcel. Cuando nos detienen por no ser ciudadanos ejemplares, nos abren causas penales, pero normalmente nos liberan en pocas horas, o sino tras 30 horas.

Fuente: www.alasbarricadas.org

ANEXO

UNA EXPERIENCIA DESCONOCIDA: LA FEDERACIÓN ANARQUISTA JUDÍA

Sin duda alguna, la experiencia del proletariado judío, debe constituir, al menos, para muchos jóvenes chilenos (1) una faceta desconocidísima de la historia del movimiento obrero. Quizás por la herencia autoritaria de siglos, creemos ver en la religión judía, algo así como los “inventores” del capitalismo , ante lo cual parecería lejana la posibilidad de un nexo libertario.

Como tal, dentro del movimiento anarquista gente como Eliseo Reclus, Rudolf Rocker, o Luisa Michel (la cual es  mencionada por Gabriela Mistral en uno de sus “escritos políticos”), conocieron muy de cerca las reuniones y las publicaciones que legó el denominado “anarquismo judío”.

SIN PREJUICIOS ESPIRITUALES

El pueblo judío, constituye, según mi juicio,  una comunidad religiosa más que una “raza”, agrupando por lo demás,  a numerosas corrientes que profesan susodicha religión.

Sin negar su carácter eminentemente patriarcal, al menos por lo que conozco,  me gustaría cuestionar el supuesto de que los judíos, casi intrínsicamente tienden a la acumulación capitalista o de que son “todos millonarios”. A Mucha gente instruída, le parecerá casi infantil una aclaración como esta, mas la realizo ya que  dentro de las lumbreras de muchos “antifascistas” y revolucionarios, está la tendencia a condenar la “raza judía” por “capitalista”.

El anarquismo, es profundamente antirracista. Y más aún, es contrario a la tendencia que busca naturalizar las costumbres y tradiciones de los grupos humanos y presentarlo como algo inherente a ellos. Recordemos que el teórico racista Arthur de Gobineau, crítico del liberalismo y de la teoría democrática, en su trabajo Ensayo sobre la desigualdad de las razas humanas (1855), reflexionaba de esa forma, o sea, atribuía sistemas sociales y económicos a los variados grupos humanos en virtud de un análisis racial. Inclusive, años más tarde,  el “delirio racista”, como le llamó Rudolf Rocker, llegó a postular “la voz de la sangre”, como el factor determinante de la vida de un pueblo y de sus realizaciones culturales.

Según mi juicio, el capitalismo no es el patrimonio de una religión o cultura determinada, sino más bien el fruto de numerosas actividades de comercio y producción,  que desembocaron en determinado sistema social.

Así, no solamente mercaderes judíos como Shylock en la obra de Shakespeare, contribuyeron a este modo de producción, sino también grupos comerciales de raigambre nórdica, árabe, y por sobre todo, las costumbres de los grupos cristianos protestantes, como los calvinistas (2).

De este modo, cuando muchos antifascistas ven en el judaísmo el origen del capitalismo, están  reflexionando, sin querer,  de igual manera que el aristócrata Gobineau.

ANARQUISMO JUDÍO

Inmersos en plena segunda fase de la revolución industrial -1870 en adelante-, correspondiente a la industria pesada, en países como Francia o Inglaterra, comienzan a germinar numerosas agrupaciones de carácter sindicalista o, en su defecto, partidos políticos socialdemócratas.

En estas regiones de Europa occidental, comienza una importante oleada de inmigrantes judíos después de los progroms en Kishinev (3)  Rusia, el año 1905, los cuales dejaron por lo demás enormes pérdidas humanas. Vale decir que muchos de esos refugiados eran judíos de condición humilde.

Es dentro de este contexto histórico, en el cual surge la “Federación anarquista judía”, el año 1904, en Inglaterra.

Según las palabras de Rocker: “La propaganda anarquista ha sido iniciada entre éstos en 1886. Por una reacción necesaria contra el religiosismo hebraico, el anarquismo se confundió primero con el ateismo: es un poco más tarde cuando emprendió desarrollar los aspectos sociales y revolucionarios de su doctrina. Hoy, la influencia moral de los anarquistas entre los judíos del East-End es considerable; muy superior a la de los socialdemócratas, por ejemplo, o a la de los sionistas, ésta última siendo casi nula”. Este comentario, Rudolf Rocker lo pronuncia en el congreso anarquista de Ámsterdam, realizado en 1907.

Por su parte, los compañeros de “Tierra y Libertad” de España, en el cincuentenario de la muerte de este gran anarquista alemán, insertan una biografía de Rocker, escrita por Juan Ruiz, en la cual se expone que los sindicatos de origen judío, en Francia, además tenían una particularidad en sus reuniones: la presencia femenina. Vale mencionar por lo demás, que el geógrafo de la libertad, Eliseo Reclus, conoció muy de cerca estas agrupaciones.

Volviendo a la Federación anarquista judía, ellos editaron por más de 10 años una publicación denominada  Germinal, que vino a reemplazar a otros medios de prensa.

Desafortunadamente, la primera guerra mundial (1914-1918) (“la carnicería del 14”  como le llamó Gabriela Mistral)  más otros inconvenientes de carácter financiero,  detonaron la desaparición de esta asociación que llegó a contar con  más de 1.000 afiliados en su registro.

NOTAS

1) Personalmente, creo que aún carecemos de una “cultura libertaria” en Chile, o sea quiero expresar el profundo desconocimiento, entre muchos jóvenes, de la obra de un Landauer, o un Rocker; muy diferente si comparamos con nuestros pares argentinos, venezolanos o mexicanos.

2) Personalmente, hasta donde conozco, considero más adecuada la interpretación de Weber en relación a la ética protestante y su influencia en la conformación del sistema capitalista, mas haciendo la aclaración de que el autor alemán jamás sostuvo -como muchos tergiversadores postulan- que el origen del capitalismo fuera este credo religioso, calvinistas principalmente, sino que son un factor influyente, mas no el único.

3) Oriundo de esta zona de Rusia, provenía la familia del escritor argentino, posteriormente radicado  en Chile, Enrique Espinoza, incansable director de la revista Babel.

Por Sebastián Allende

El Ciudadano


Comenta

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Relacionados