lunes, octubre 21, 2019

Tendencias bilingües se extienden en el norte

Escuelas de EE.UU. retoman enseñanzas de otros idiomas luego de años de prohibiciones

En regiones como Louisiana tenías prohibido usar el francés, bajo castigo de golpes.


Más alumnos estadounidenses empezaron su primer día de escuela aprendiendo un idioma que no era inglés, destacó una nota de The New York Times.

Robert Slater, miembro senior de los Consejos Estadounidenses para la Educación Internacional, dijo que ha habido una “explosión en el crecimiento” en los últimos años de los programas de inmersión bilingües, incluyendo en español, ruso y chino mandarín.

El francés de Louisiana es el legado de los primeros colonos y de personas que llegaron después. Pero el idioma fue casi sepultado en el siglo XX por leyes y costumbres que alentaban la asimilación con el mundo angloparlante.

Resultado de imagen para prohibido el frances en Luisiana
El francés de Louisiana es el legado de los primeros colonos y de personas que llegaron después. Pero el idioma fue casi sepultado en el siglo XX por leyes y costumbres que alentaban la asimilación con el mundo angloparlante. Foto: Depositphotos.

A finales de los años noventa  e inicios del 2000, algunos Estados prohibieron la educación bilingüe. Algunos padres disuadieron a sus hijos de aprender francés, viendo el inglés como la mejor ruta al éxito económico y social.

Declives de los idiomas en los EE.UU.

En 1968 el Estado creó el Consejo para el Desarrollo del Francés en Louisiana en un esfuerzo por promover y preservar el idioma.

Pero el declive continuó: cifras de los censos muestran que el Estado tenía 250.000 francoparlantes en 1990 y unos 100.000 en 2013.

El Distrito Escolar de Evangeline adoptó el modelo de la escuela de inmersión y empezó a recibir a profesores internacionales en 2017.

En una primera mañana de escuela reciente, Alice Renard sacó a sus alumnos de tercer grado de primaria al aire libre, hablándoles en un idioma que los niños de escuela de Louisiana antes tenían prohibido usar bajo castigo de golpes.

El francés parisino de Renard parecía a la vez normal y fuera de lugar en la región cajún, como la voz de Édith Piaf emanando de un club de música zydeco.

Relacionado:  Comienza con éxito el experimento del siglo

Renard, de 27 años, era una de alrededor de 65 profesores de habla francesa importados por Louisiana este año para ayudar a reforzar su creciente lista de escuelas bilingües de inmersión en francés, parte de un programa de reclutamiento internacional.

En este ciclo escolar, la Escuela Primaria de Mamou tiene a Renard como docente. Reconoció que no estaba preparada para enseñar el dialecto francés cajún, pero estaba lista en otras formas.

Relacionado:  ¿Te gusta el chocolate? Explotación de niños y huella hídrica

Había pasado los últimos cinco años en las aulas de los distritos periféricos de París, enseñando principalmente a los hijos de inmigrantes.

Ethan Harris, de 8 años, es uno de tres alumnos afroamericanos en la clase. Su madre, Nekol Henderson, de 38 años, dijo que la tradición francoparlante multigeneracional de su familia había disminuido para cuando ella nació. “Me siento con mis parientes mayores y hablan”, indicó, “y no entiendo lo que están diciendo”.

Darwan Lazard, superintendente del sistema escolar de Evangeline, señaló que su abuela afroamericana había hablado el francés criollo. “Aún podemos ser estadounidenses maravillosos, leales y patrióticos sin borrar nuestros antecedentes culturales diversos”, afirmó.

Otras noticias de interés:

Comentarios

Ayúdanos!

4,255,566FansMe gusta
201,023SeguidoresSeguir
299,644SeguidoresSeguir
16,600SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

Los Más Leídos