Las chivas de los Pentapolíticos

Ha sido una semana de excusas. En conferencias de prensa sin derecho a preguntas, Ena von Baer reconoce que se trató de un “error involuntario”, Jovino Novoa dice guardar silencio por respeto al fiscal (¿?) y Andrés Velasco insiste en que recibió dinero de Penta a cambio de “servicios profesionales”. Son las respuestas al escándalo de corrupción que afecta la política chilena. Acá una breve antología para la memoria:
Publicado en

Política / Portada

0 0


Andrés Velasco 6

Una investigación tributaria destapó la olla de la corrupción de la política chilena. La investigación del fiscal Carlos Gajardo por fraude al FUT terminó por desnudar un terreno opaco de la política chilena: El financiamiento de las campañas electorales de la UDI, del economista Andrés Velasco y otros políticos a cambio de la defensa de las ideas neoliberales.

Entre los implicados se sabe que el ex subsecretario de Minería de Piñera, Pablo Wagner será formalizado el próximo 4 de marzo por cohecho y lavado de activos; y los dueños de Penta, Carlos Alberto Délano y Carlos Eugenio Lavín, por soborno e ilícitos impositivos. A la espera de su formalización, veamos cómo se defienden los políticos implicados:

EL “ERROR INVOLUNTARIO” DE ENA VON BAER

Fue tendencia varios días en twitter la semana que pasó tras hablar luego de semanas de un hermético silencio. No sólo había mucha evidencia que la comprometía, sino que ella misma había negado tajantemente cualquier vínculo con el Grupo Penta.

En una entrevista televisiva en octubre de 2014, Von Baer negó tajantemente haber recibido dinero del Grupo Penta o de sus dueños. Dijo ante las cámaras que “…yo quiero ser sumamente responsable, acá lo único que hay son acusaciones (…) que son absolutamente e… eee… falsas y que van de puras filtraciones que la verdad no sé es que de donde vienen (…) Espero que esto se aclare lo antes posible (…) quiero que las instituciones funcionen”.

Cuando el periodista Daniel Matamala insistió si emitió boletas al grupo Penta, Von Baer negó con la cabeza y esbozó una leve sonrisa antes de decir: “lo he dicho muchas veces, no es así, no se de dónde vienen esas acusaciones. A mi me hacen esas preguntas en base a puros rumores”. El periodista insistió preguntando si pidió ayuda a Lavín o Délano y ella responde: “no… no”.

Tras la apertura del expediente de la investigación se divulgó un correo electrónico fechado el 18 de diciembre de 2013 y con el rótulo de “Ayuda”, en el que le pide 100 millones al grupo Penta para cubrir una deuda electoral.

Además, según el ex gerente general de Penta, Hugo Bravo, y la secretaria de Carlos Eugenio Lavín, Mylene Isabel D’Alencon, la senadora era la ungida para suceder a Jovino Novoa en la pasada de sombrero ante el grupo Penta para las campañas de la UDI. Se le pagaba unos 40 o 50 millones en el sur y otros 30 millones en Santiago. A través de boletas de honorarios le pagaban 6 millones mensuales, quien les enviaba boletas o facturas de vuelta figurando servicios nunca efectuados.

Según lo declarado ante el Servel, del financiamiento total de la última campaña electoral de von Baer, un 97% ($323.825.939) fueron por aportes reservados.

La contundente evidencia en su contra, la obligó a romper su silencio el lunes 12 de enero en una conferencia de prensa ante periodistas que no podían preguntar nada. En la oportunidad von Baer dijo que «no recibí recursos de Penta por fuera de la ley». Sobre el correo a Carlos Alberto Délano pidiéndole plata para cubrir las deudas de su campaña dijo que fue «un error involuntario».

JOVINO NOVOA: “TENGO EL CONVENCIMIENTO DE HABER ACTUADO CORRECTAMENTE”

Todas señales apuntaban hacia él. Las declaraciones de Hugo Bravo, la secretaria del Grupo Penta y hasta la propia secretaria de Jovino Novoa lo inculpaban como un actor-red del esquema de corrupción montado entre Penta y la UDI. Dos de sus sociedades, Inversiones y Mandatos S.A, y el estudio jurídico Guerrero y Olivos eran usadas, según la investigación del fiscal Carlos Gajardo, para pasar dinero del holding al partido de derecha. Hasta ahora se han encontrado seis facturas emitidas por unos $ 25 millones.

Pero el hombre fuerte del partido pinochetista estaba en New York y recién volvió a Chile para el 13 de enero presentarse ante la Fiscalía, acompañado de sus abogados. “He venido hoy día a la fiscalía para manifestarle al fiscal mi total disposición a colaborar en esta investigación»- dijo a los periodistas.
Respecto de las acusaciones de Hugo Bravo, Novoa respondió que «precisamente estos son los hechos que yo quiero desvirtuar en su momento, porque yo puedo responder de mis actuaciones, no tengo por qué responder de otro tipo de cosas que son absolutamente inexactas».

Luego agregó que “tengo el convencimiento de haber actuado correctamente, pero en el expediente se me quiere vincular a hechos que nos son efectivos”.

También persistió en su silencio ante los medios diciendo que “por deferencia a la investigación quedé -y asumo el compromiso- de no hacer más declaraciones en esta materia (…) No me parece razonable que mientras yo no haga la declaración en la fiscalía esté refiriéndome a estos temas en la prensa».

ERNESTO SILVA: “ENCUENTRO QUE YA SE SUPERA EL LÍMITE CON LA FALSEDAD»

El presidente de la UDI, Ernesto Silva Méndez, respondió así a las acusaciones de la periodista Mónica González, quien sostuvo que el diputado no declaró en su última declaración de patrimonio (2010) las acciones que tiene en la isapre Banmédica.

Silva dijo que «como parlamentario y presidente de la UDI, siempre doy la cara. Encuentro que ya se supera el límite con la falsedad», junto con mostrar una factura por poco más de $16 millones correspondientes a la venta de 12.100 de sus acciones en la isapre.

Claro que dichas acciones correspondían a su participación individual en Banmédica. Además de esas, participaba de la propiedad de la compañía a través de Sydarta, sociedad en la que participa junto a su familia y que también lo vincula a la propiedad de la Universidad del Desarrollo, donde su padre fue rector. Según la directora de Ciper estas acciones sí figuran en la Superintendencia y no han sido declaradas.

Al momento de negar lo sostenido por González, el presidente UDI sostuvo que “me parece que levantar falsedades de este tipo es de la máxima gravedad y por lo tanto yo me reservo el derecho a ejercer las acciones adecuadas”.

Ernesto Silva mantiene una sociedad con el ex subsecretario de Minería del gobierno de Piñera, Pablo Wagner, a través de la cual recibían dineros de Penta.

En un correo electrónico enviado por el ex controlador del Grupo Penta, Carlos Eugenio Lavín, al diputado en enero de 2013 le solicita «ver si podemos hacer algo» con las modificaciones a la ley de isapres en momento de su tramitación. Silva respondió a la acusación diciendo que se trataba de una consulta habitual en el marco de la tramitación legislativa.

Hace pocos días Silva entró de nuevo al baile luego de que Wagner revelara ante los fiscales que la empresa Soquimich hacía llegar dinero a través de María Carolina de La Cerda, cuñada del ex subsecretario Wagner, a su padre, Ernesto Silva Bafalluy. Soquimich fue privatizada durante la dictadura y su controlador principal es Julio Ponce Lerou, yerno de Pinochet. La empresa se puso con 7,5 millones de pesos a cambio de una boleta por «asesorías financieras», el 21 de julio de 2009, momento en el cual se desarrollaba su campaña para diputado.

JOAQUÍN LAVÍN: “LOS QUE TRABAJARON POR MI, LO HICIERON POR AYUDARME”

El ex ministro de Educación, ex alcalde de Santiago y fallido candidato a la presidencia también entró al ruedo de las boletas truchas para financiar campañas. Según las declaraciones de Pablo Wagner al fiscal, las boletas emitidas entre 2009 y 2014 no eran, como decían, por asesorías legales.

También trascendió que el 8 de junio de 2009, la secretaria de Lavín envió un correo al empresario Carlos Alberto Délano, diciendo que “por instrucción de don Ernesto Silva adjunto carta”. La carta era dirigida a un banco para decirle que el fallecido rector de la UDD estaba “en conocimiento que Banco Security ha aprobado a don Joaquín Lavín Infante una línea de crédito por la cantidad de $ 300.000.000”.

Luego agrega que el propio Délano pretende “poner a disposición del banco los recursos financieros que resulten necesarios para pagar la totalidad de los créditos que se otorguen a don Joaquín Lavín Infante con cargo a la mencionada línea de crédito en caso de que éstos no pudieran ser pagados por el mismo deudor a la fecha de su vencimiento”.

Al igual que todos los otros involucrados, Lavín dijo desconocer cualquier vinculación con aportes de Soquimich a su campaña senatorial, enfatizando que “estoy seguro que las personas que trabajaron en mi campaña, lo que hayan hecho bien o mal lo hicieron por mí, por ayudarme, y por eso me siento igual moralmente responsable y espero que esto se aclare lo antes posible”.

IVÁN MOREIRA: “ERA SÓLO PEDIR APOYO”

El senador por la región de Los Lagos, el UDI Iván Moreira, también aparece pidiendo plata a través de correos electrónicos al Grupo Penta para su campaña. La lejanía de Moreira de los patrones de la UDI era evidente y sus email eran enviados a Hugo Bravo, a diferencia de Ena von Baer que se entendía directamente con Délano. Cuestión de clase.

Moreira pedía “el raspado de la olla” o algún “cupón de combustible para los últimos metros de su campaña”. En uno de ellos decía a Bravo: «Me tienes castigado, Hugo? Te estoy llamando hace 10 días. Trata devolverme llamada. Un abrazo».

Otros ingresos que llegaron a Moreira fueron a través de su chofer, Eduardo Montalva, quien habría emitido boletas por $3 millones, y de su pareja, Isabel Marinovic, quien también habría entregado una boleta por $2 millones.

Moreira se anticipó a la mesa de la UDI en reconocer que pidió lucas a Hugo Bravo. Para el senador UDI “mi única intencionalidad era conseguir apoyo para financiar una campaña que de verdad fue maratónica» y lo que hizo se trató de un «mecanismo irregular».

«Estoy dando la cara, reconociendo mis errores con hombría y pidiendo disculpas públicas»- manifestó en una conferencia de prensa dada las primeras semanas de enero, en la que, como es la tónica, tampoco se pudo hacer preguntas.

Los aportes reservados para la campaña de Moreira alcanzaron al 65% ($218.040.500) del total recaudado.

ANDRÉS VELASCO “PRESTÉ SERVICIOS PROFESIONALES”

El esquema montado entre Penta y la UDI para pasar dinero del grupo económico al partido pinochetista fue montado usando boletas dadas a cambio de servicios como charlas o estudios. En el caso del ex ministro de Hacienda y reconocido economista neoliberal, se ganó los favores del grupo Penta y recibió $20 millones, recibidos a través de su sociedad Cactus Consultores SPA, tras dar una charla en Penta.
“Yo tengo una empresa consultoría, a través de esa empresa pago los gastos, hay personas que me ayudan a recopilar los datos, etcétera. Es una boleta de esa empresa. Imposible más sencillo, imposible más transparente“- dijo Velasco a radio Bio Bio.

El contacto para llegar a los dueños de Penta fue a través de su compañero de colegio, el gerente corporativo del grupo, Manuel Antonio Tocornal. Velasco contó a Radio Bio Bio que “yo me encontré, con el entonces gerente general (de Penta) Manuel Antonio Tocornal, en un evento público, una charla, no recuerdo exactamente. Él me dice ‘mira, estoy de gerente general, somos un grupo financiero diversificado, entendemos que tú haces charlas, nos gustaría que nos hicieras alguna charla’. Y de hecho, las tres o cuatro que ocurrieron entre el año 2011 y 2012 fueron totalmente públicas, porque eran para clientes. Se hicieron en hoteles, en salones, universidades, salieron en los diarios, salieron en las secciones económicas de los diarios, de las radios”.

Después de la primera charla, parece que Andrés Velasco les gustó a los dueños del holding, Carlos Alberto Délano y Carlos Eugenio Lavín, quienes le pidieron una charla privada y le pagaron otros $20 millones a sólo diez días de las primarias.

Velasco se defiende diciendo que la factura fue pagada después de las elecciones. También sostuvo que “otra cosa es que a veces también uno hace charlas para los principales ejecutivos, que no tienen un carácter público, tienen un carácter privado. Y yo hice una de esas. Se cobró y se le pagó a mi empresa consultora la boleta y el pago se hicieron después del periodo de campaña. Esa plata entró a la contabilidad de la empresa, y cómo le consta a Impuestos Internos, se gastó en temas propios de la empresa“.

Sean para gastos de la empresa o no, lo cierto es que Manuel Antonio Tocornal envió el mismo día del debate televisivo de las primarias de la Nueva Mayoría un email a Velasco con sugerencias programáticas. Bajo el título “Desigualdad: Analogía con fútbol”, Tocornal le dice al economista que “a raíz del foco en la desigualdad que veo en Bachelet leído hoy y ayer hago una analogía con un equipo de fútbol (siempre es bueno ponerlo en fácil y lo hace más atractivo) y para no herir a los hinchas locales con ningún equipo de Chile pensemos en el Barcelona”.

Tocornal también apeló a la repetida imagen del emprendedor en la sociedad neoliberal: “Hay que dejar que los emprendedores se desarrollen todo lo posible, atraerlos y focalizarlos en la cantera de chilenos, es decir los niños dándoles la mejor educación desde la sala cuna para que puedan jugar como Messi en su desarrollo profesional. Es decir pensar menos en impuestos y aprobaciones ambientales”.

La respuesta de Andrés Velasco fue que: “son muchas ideas. Todas buenas. Espero poder meter alguna. Gracias”.

Consultado por radio Bio Bio sobre cómo se gana la vida, Velasco sostuvo que “lo que hago es ejercer mi oficio. Hago asesorías, consultorías, presentaciones, y lo hago a gobiernos, a organismos internacionales y a empresas en Chile y en el extranjero”.

Según los precios del mercado, las charlas del economista neoliberal son muy bien pagadas. Consultado por esto, dijo que “depende del servicio. Cuando tú le hablas a los controladores de una empresa, es una cosa. Cuando le hablas a ejecutivos de otro nivel, es otra cosa. Cuando yo he dado charlas a una universidad, por supuesto que es gratuita. Cuando tú le hablas a un conglomerado financiero grande, que toma decisiones de inversión muy relevantes, hay otro precio. Pero, son precios de mercado para personas que tienen experiencia, y cuando se trata precisamente de empresas grandes del sector financiero que tienen recursos… La charla (a Penta) se hizo y el honorario se pagó“.

Respecto de sus proyecciones en la vida política de Chile, Velasco comentó que “lo importante es que quienes podemos hacerlo participemos, demos nuestras ideas, yo en eso estoy, yo en eso estado y en eso voy a seguir“. O sea, tenemos más de las ‘ideas’ de Andrés Velasco para rato.

Y MÁS INVOLUCRADOS…

El ex alcalde de Santiago, el UDI Pablo Zalaquett, también tuvo que declarar en noviembre ante el fiscal Carlos Gajardo por facilitación de facturas ideológicamente falsas.

El ex ministro de Piñera y bajado candidato presidencial de la UDI, Laurence Golborne, también aparece en las declaraciones de Hugo Bravo y Carlos Eugenio Lavín. En una grabación telefónica divulgada en diciembre, se comenta que se le habrían entregado unos $400 millones para su campaña.

El actual ministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga, se suma al listado de políticos cuyas campañas eran financiadas por Penta. El aporte para su campaña fallida como candidato a senador por Santiago poniente se habría hecho a través de la fundación de Undurraga, Ciudad Justa, y consistió en $4 millones. En este caso habría mediado el ex senador y ex vicepresidente de la UDI, Carlos Bombal, quien fue director de Andes Iron, una de las empresas del grupo Penta.

Otro que recibió dinero de Penta fue Pablo Longueira, ex candidato presidencial y ex senador de la UDI. Según Hugo Bravo habría recibido cerca de $100 millones para la campaña de primarias y el Grupo Penta hasta se puso con otros $35 millones «para que Longueira viviera después que se bajara como candidato».

Otro que también pidió dinero al Grupo Penta fue el diputado de Evópoli, Felipe Kast, quien lo hace a través de un correo electrónico enviado a Carlos Eugenio Lavín. Su argumento es “la defensa de nuestras ideas”. Pese a que le fue mal en la pasada de sombrero, en el Congreso, Kast se ha destacado como un férreo opositor a las modificaciones al modelo neoliberal.

Mauricio Becerra R.

@kalidoscop

El Ciudadano

LEA ADEMÁS: ¿Llegó el ocaso de la UDI?

Compártelo

Comentarios