Las razones de los humanistas para abandonar el Juntos Podemos

Desde las municipales pasadas que los humanistas resentían ciertas prácticas del Partido Comunista

Por Mauricio

Publicado en

Política / Portada

0 0




Desde las municipales pasadas que los humanistas resentían ciertas prácticas del Partido Comunista. Celebraciones del PC junto a la Concertación y no con ellos, la imposición de un candidato presidencial y la marginación en la negociación del acuerdo contra la exclusión fueron las gotas del vaso que se rebalsó este sábado en el encuentro de la colectividad. Pero más que una salida, el escenario resulta incierto para los humanistas y su 1% electoral, sobre todo si se revisan las propuestas presidenciales de Enríquez Ominami.

Los pocos humanistas que se quedaron hasta el final de la jornada que designó a Jorge Arrate como candidato del Juntos Podemos no ocultaban su desazón. Agrupados bajo uno de los dinteles de la Escuela de Artes y Oficios de la USACH, veían como el viejo Partido Comunista hacía rodar la maquinaria a su alrededor. Eran ya más de la medianoche de aquel sábado de fines de abril y el escrutinio sellaba el ungimiento anunciado en horas de la tarde cuando Guillermo Teillier, presidente del PC bajó su postulación para apoyar al socialista Jorge Arrate.

La asamblea de la izquierda, que ya había dejado en el camino al senador Alejandro Navarro y al dirigente del PC (AP), Eduardo Artes, y en la que participaron mil 485 acreditados terminó dando el 77,1% de los votos a Arrate. Mil 145 votos contra 331 de Hirsch, el candidato humanista. 6 votos nulos y un par de blancos ratificaron que en la izquierda a la hora de las votaciones se cuadran.

“A las 10 de la mañana de ese día la directiva del PC informó que apoyarían a Arrate y que había que lograr un acuerdo entre las directivas.  Sólo la presión de los humanistas logró que se hiciera una votación y nuestro partido mandó a imprimir los votos como al mediodía”- cuenta Hirsch.

Pero aquella vez no fue el único nudo que terminó por romper la más grande alianza alcanzada por la izquierda en toda la transición. Había discordias desde que Hirsch llamara a votar nulo a las horas de conocerse los resultados de la elección presidencial pasada, mientras los  comunistas iniciaban las negociaciones con la Concertación para respaldar a Bachelet.

EL PRIMER ABRAZO

El comando de los humanistas levantado en el Hotel Príncipe de Asturias estaba vacío la noche de las municipales del 2008. Pese a que el Juntos Podemos había conseguido su primer alcalde en Santiago, Claudina Núñez en Pedro Aguirre Cerda y aumentado de  4 a 7 sus alcaldes, no había celebración de la alianza de izquierda en conjunto. Los humanistas que a esa hora estaban revisando los cómputos vieron antes a Teillier y Núñez celebrando junto a Bachelet en la Moneda a través de la televisión.

“El PC en dicha elección impuso sus candidatos y los humanistas perdimos varios concejales por la plantilla que quedó al final, por lo que ver a los comunistas celebrando junto a la presidenta y no con sus compañeros de pacto fue molesto para muchos”- confiesa una fuente del PH.

“No es el abrazo con Frei lo que enojó a los humanistas, sino que la situación se arrastra desde hace semanas y dicho gesto gatilló la molestia. La inquietud se profundizó en el PH cuando ven que el PC iba a sellar el pacto con la Concertación y estábamos quedando fuera. Ellos creyeron que los humanistas no iban a hacer nada y firmarían un pacto contra la exclusión en el que no cabían. Si Macul se nos ofreció al final, luego de anunciar nuestra salida de dicho pacto”- relata dicha fuente.

Luego vino la negociación con la Concertación para llevar una lista parlamentaria que incluyera en algunos distritos a candidatos del Juntos Podemos. El hecho de que al final el PC se quedara con 5 distritos bajo dicho acuerdo, la Izquierda Cristiana con 1 y los humanistas ninguno sumó más molestias dentro del PH. “Pese a que no había aún acuerdo respecto de Macul el PC anunció semanas antes de concordar el pacto que estaba listo”- sostienen en el PH.

Jorge Insunza, del Comité Central del PC, sostuvo que “en todas las negociaciones los humanistas tuvieron un pie de igualdad. Ellos pedían el distrito de Macul y nosotros respaldamos esa propuesta y hubo fuerte resistencia de la Concertación. Al final las gestiones de Lautaro Carmona lograron que el oficialismo cediera dicho distrito”.

Incluso cuando no se cedía Macul a los humanistas, el PC pensó sumar un sexto candidato a diputado a su plantilla. Al final, luego de que el PH anunciara su retiro de la negociación, la Concertación aceptó incluir un candidato humanista en dicho distrito, cosa que los humanistas no aceptaron.

Los humanistas anunciaron que analizan la conformación de una lista parlamentaria a presentar en todo el territorio nacional y que, respetando el pacto con el Juntos Podemos, no llevarán candidatos en los 5 distritos en donde dicho pacto alcanzó un acuerdo con la Concertación. Insunza sostiene que se trata de “8 distritos aún no definidos, en los cuales los candidatos de izquierda, los que pueden ser de la Nueva Izquierda, la Izquierda Cristiana o el PC, estarán presentes. No son sólo 5”.


UN NUEVO ACTOR ENTRA A ESCENA

Mientras la Concertación y el Juntos Podemos negociaban la lista contra la exclusión, cobró fuerza en las encuestas y en aparición mediática el candidato díscolo de la coalición de gobierno, Marco Enríquez Ominami. Su emergencia hizo ver a los humanistas que podían correr de mejor manera junto a dicho candidato e hizo sopesar su permanencia en el JP.

El argumento dado por los humanistas durante los días previos al encuentro es que se veían muchos acercamientos entre el PC y el oficialismo, cosa hecha evidente para Hirsch en un apretón de manos entre Teillier y el candidato Eduardo Frei al momento de firmarse el acuerdo contra la exclusión.

Insunza responde que “si el acuerdo se hace público y están los dirigentes de todos los partidos, es un gesto de gente decente saludarnos de la mano. Dicho gesto no constituye mayor compromiso político. Si para cuando Bachelet nos llamó a los dirigentes de todos los partidos políticos a la Moneda para contarnos la estrategia frente a la demanda de Perú en la Haya, el dirigente humanista Efrén Osorio saludó a todos los presidentes de los partidos allí presentes, incluidos los de la derecha. Ese gesto no me autoriza a mí a decir que por saludarlos cambio sus opciones políticas”.

Además la base humanista hace tiempo que no tenía onda con la tradición del PC, rica en eslóganes a Allende, la UP y alusiones al pueblo. “Para muchos militantes nuestros toda esa retórica es antigua y apostamos por una renovación de los símbolos de la izquierda”- confiesa la fuente del partido naranja.

De tantos nudos que quedaron en el silencio, la relación entre el PC y el PH finalmente se cortó en el Consejo General de la tienda naranja realizada este sábado, instancia en que los humanistas retiraron su apoyo a Arrate. Hirsch llegó a sostener que el Juntos Podemos “está en crisis y es hora de sincerar las cosas”.  “Cuando un partido se arroga la representatividad del Juntos Podemos y saluda a otro candidato, y le garantiza su apoyo a nombre del Juntos Podemos y eso no se consulta, eso habla de una alianza que no está existiendo”- agregó el dirigente humanista.

“Si Claudina Núñez llamó a votar por Frei en segunda vuelta y Lautaro Carmona exhibe sus fotos junto a Frei en Copiapó, dan para dudar que el PC esté apoyando a Arrate”- sostienen en el humanismo.

Así que lo primero que hizo Efrén Osorio, presidente del PH, fue llamar a Enríquez Ominami durante el sábado para avisarle de la resolución. Los socialistas con Arrate y el PC respondieron que la pérdida del 1% que alcanzan los humanistas no debiera cambiar demasiado el panorama electoral de la izquierda. Teillier dijo que “hubiera esperado otra cosa del PH, que hubieran seguido hasta el final, que hubiéramos dado una batalla conjunta por terminar con la exclusión”.

A juicio de Insunza “el proceso de reconstrucción de la izquierda sufre un tropezón con la partida de los humanistas. Su actitud no permite el fortalecimiento de una fuerza alternativa. Además, no tienen razón política que justifique romper el pacto”.


EL COMPLICADO RESPALDO A MARCO ENRÍQUEZ OMINAMI

Dejar de apoyar a Arrate le abre un complejo escenario a los humanistas. Si bien esperan iniciar conversaciones con Enríquez-Ominami, hay diferencias sustantivas sobre los ejes programáticos.

Si bien el candidato díscolo se declara partidario del aborto y otras medidas progresistas, en materia económica está a mucha distancia de las ideas mantenidas por el PH. La más reñida con el proyecto de los seguidores de Silo es la privatización de un  5 % de Codelco y el 10 % de las otras empresas públicas, acción que según el cálculo de los asesores de Enríquez Ominami recolectaría 2 mil millones de dólares para el fisco.

Cálculos de economistas señalan que un 5 % de la cuprífera estatal no cuesta menos que  unos 15 mil millones de dólares, venta que de concretarse se igualaría a las privatizaciones de Endesa, Chilectra, CTC, la CAP o Soquimich, efectuadas por la dictadura.

Otro punto programático de Enríquez Ominami es la rebaja del impuesto a la renta de 40 a 30 %, lo que beneficiaría a los más ricos. “Vamos a iniciar conversaciones con Enríquez Ominami para discutir temas políticos electorales y ver si hay sintonías comunes. Tenemos que sentarnos a conversar, si nos plantean propuestas programáticas ajenas a nuestro proyecto político hasta allí llegaremos”- sostiene Hirsch.

Hirsch agrega que “los humanistas tenemos la palabra empeñada con un proyecto político y social, pero cuando una candidatura sirve a los intereses de un solo partido, la candidatura es la que ha dejado de estar al servicio del proyecto original”.

Entre las propuestas de la tienda naranja están el mar para Bolivia, el llamado a una Asamblea Constituyente y se declaran en contra de privatizar algún porcentaje de Codelco.

Otro punto es el marcado acento personalista que le ha dado a su candidatura Enríquez Ominami, quien ha dicho no obedecer a acuerdos de partidos y ha destacado su campaña centrada en apariciones mediáticas.


ARRATE INICIA GIRA POR EL PAÍS

En tanto, este lunes se inscribió como militante del PC el ex socialista Jorge Arrate, membresía que le permite inscribirse como candidato presidencial antes del 14 de septiembre, sin tener que juntar firmas.

Arrate realizará esta semana una gira por regiones. Hoy y el martes estará en Calama para asistir al aniversario de la nacionalización del cobre y el jueves visitará Rengo, San Vicente, Graneros y San Francisco de Mostazal. La próxima semana estará en la región del Maule y a fin de mes estará en Punta Arenas.

“Nosotros vamos a trabajar siempre con el criterio de reunir a todas las fuerzas de izquierda y presentar una alternativa de gobierno. La bajada del PH crea dificultades a este proyecto, pero debemos avanzar en continuar la construcción de una izquierda fuerte cimentada sobre una base ética sólida en la que se respeten los acuerdos”- sentencia Insunza.

El Ciudadano


Comparte ✌️

Comenta 💬