Dignidad Ahora

Los peligros de las sustancias químicas que usa la policía chilena para reprimir

Algunas sustancias utilizadas podrían provocar abortos y graves efectos en el sistema nervioso central

Por Wari

Publicado en

Actualidad / Política / Portada / Salud

0 0


Algunas sustancias utilizadas podrían provocar abortos y graves efectos en el sistema nervioso central.

Lo sucedido con el cabo Blas Herrera, quien resultó con graves lesiones en su piel producto del contacto con una sustancia irritante, generó muchas interrogantes, más aún cuando sus propios compañeros de institución le lanzaron agua combinada con un agente tóxico.

Por medio de las imágenes pudimos ver el clásico carro “lanza-aguas”, más conocido como “el guanaco”, muy común en la mayoría de las movilizaciones sociales reprimidas por Carabineros.

Supuestamente, un error en la dilución del CS, liquido lanzado hacia el grupo de efectivos, habría producido las graves lesiones al agente policial, pero quién nos asegura que esta mezcla no es la misma utilizada en las calles por Fuerzas Especiales.

Este desconocido compuesto, cuyo nombre se hace difícil de pronunciar, es el Ortoclorobencilidenmalononitrilo (CS), y es utilizado por las policías de todo el mundo como lacrimógeno en gas y en los cañones lanza agua.

Profundizando más en los agentes disuasivos utilizados por Carabineros, pudimos encontrar un manual denominado Los gases lacrimógenos y otros agentes químicos, donde se señala que estos agentes pueden ser lanzados a través de dispositivos manuales (tipo granadas), rociadores (tipo spray), a través de lanza granadas (escopeta) o a través de vehículos («zorrillos» y «guanacos»).

TIPOS DE AGENTES

Los agentes más utilizados por las fuerzas represivas chilenas, son:

Humo Blanco HC: Este gas blanco NO provoca ningún efecto físico. Su efecto es principalmente psicológico y está dirigido a provocar pánico y confusión en la multitud, por lo general se usa para acompañar otro tipo de gases de efectos más severos. Es utilizado por el zorrillo.

Gas Lacrimógeno CN (Cloroacetofenona): En su forma pura, el CN es un sólido blanco cristalino, similar a la sal. Como está formada de partículas sólidas, debe ser llevada a través del aire por un agente o expelido en forma de polvo fino. La CN a pesar de su olor como a manzanas provoca lagrimeo abundante, sensación de quemazón y cierre involuntario de los ojos, sensación de quemaduras, irritación y picazón en las áreas húmedas de la piel, y descarga nasal en la nariz.

Estas sensaciones de quemazón no son reales, sino aparentes, y basta unos minutos al aire libre no contaminado para que desaparezcan. Sin embargo exposiciones graves o prolongadas pueden provocar dificultad para respirar, y dolor de pecho. Generalmente estos síntomas tardan entre 10 y 15 minutos en desaparecer.

Otros efectos en las víctimas son el pánico y el desconcierto, los cuales en muchos casos son más peligrosos que los efectos físicos. Además, cuando las ropas húmedas, sudadas o mojadas absorben el gas y luego lo expelen por largo tiempo. Es aconsejable quitarse las ropas contaminadas.

Agente Irritante CS (Ortoclorobencilidenmalononitrilo): En su forma pura, el CS es un polvo blanco, cristalino, similar al talco y se clasifica como agente irritante y lacrimógeno. Como se compone de partículas sólidas, debe ser arrojado al aire con otro agente o en forma de polvo fino. El olor es acre, áspero, picante, similar al jengibre. El CS es más irritante sobre la piel húmeda y sus efectos perduraran indefinidamente.

Como es muy persistente, el CS causa un problema grave de contaminación. Las partículas diseminadas se adhieren a la persona, a las ropas, a los objetos por largos período de tiempo.

Sus efectos son similares a los del gas CN pero mucho más graves: Intensa sensación de quemazón en los ojos, lagrimeo abundante y cierre involuntario de los ojos, Tos, pecho tirante y dificultad para respirar, goteo nasal e Intensa sensación de quemazón en las partes húmedas del cuerpo (cara, axilas, ingles, etc.).

Los efectos del CS desaparecen en 10 ó 15 minutos después de alejarse del sitio contaminado, pero si no se quitan las ropas contaminadas pueden provocarse graves quemaduras y ampollas.

Además de los efectos antes mencionados, algunos estudios mencionan graves efectos sobre el sistema nervioso central; producen una irritación muy fuerte que puede aumentar la agresividad de las personas que lo están respirando.

También las instrucciones de uso dicen que es muy peligroso para menores de 14 años, para mayores de 60 y para las embarazadas, porque afecta el desarrollo del feto y hay estudios que dicen que puede producir aborto.

PRIMEROS AUXILIOS

Junto con indagar estas sustancias, recomendamos algunas acciones para auxiliar a las víctimas de estos agentes:

– Trasladar a las víctimas a un área descontaminada y ponerlas de cara al viento (esto normalmente producirá alivio rápido).

– Piel: Sentarse a la sombra de cara al viento y permanecer quietos para evitar el sudor. Lavarse con abundante agua pura por al menos 10 minutos. No usar cremas, vaselina ni ningún otro ungüento porque provocará que el agente químico permanezca más tiempo en la piel.

– Nariz: Procure que la víctima respire normalmente, limpie la nariz. Las gotas nasales son muy efectivas si el malestar es muy fuerte.

Dar soporte emocional para evitar que la víctima entre en pánico, hablarle, tranquilizarle, especialmente si hay dificultad para respirar o dolor de pecho.

– Labios y boca: Usar agua en abundancia pero evitando que el agua contaminada corra por el cuello o moje el resto del cuerpo. Se debe enjuagar la boca y escupir repetidas veces.

– Quitar las ropas contaminadas, ya que el agente se transfiere fácilmente a cualquier parte desprotegida de la piel.

También se recomienda utilizar una solución alcalina que puede ser una solución de agua y bicarbonato al 5%, o algo más sencillo como un limón.

Para efectos graves o prolongados, complicaciones y contaminación de heridas, obtenga auxilio médico inmediato. Puede tener efectos letales.

Finalmente, no recomendaremos evitar la exposición a estos agentes, porque sería un claro llamado a no participar de las movilizaciones; por el contrario, te damos algunas recomendaciones para continuar luchando en las calles y así enfrentar de mejor manera los efectos de estos agentes químicos.

Por Comisión de Comunicaciones

Organización Mapuche Meli Wixan Mapu
(De los Cuatro Puntos de la Tierra)
http://meli.mapuches.org –  [email protected]

Foto cabecera: Alvaro Pruneda


Comparte 👍

Comenta 💬