es Spanish

Europa insiste en hacer las rutas migratorias más peligrosas

Mar Mediterráneo, el mayor cementerio del mundo: más de mil migrantes desaparecidos desde 2018

La falta de una política europea frente a la ola migratoria ha originado que más de 1.000 personas hayan fallecido o desaparecido en la frontera occidental del Mediterráneo entre 2018 y el primer trimestre de 2019.


Las autoridades españolas rescataron este domingo 23 de junio a 137 migrantes de origen subsahariano y magrebí que intentaban llegar a las costas del sur de la nación europea a bordo de cuatro pateras.

Los funcionarios de Salvamento Marítimo socorrieron a las personas –incluidos 16 mujeres y tres bebés– cuando navegaban en estas embarcaciones rudimentarias en el mar de Alborán, en la parte más occidental del Mediterráneo.

El día anterior los guardacostas ya habían auxiliado a 145 personas que viajaban en tres pateras en estas mismas aguas.

Estos rescates parecen ser algo cotidiano, como revelan cifras oficiales, ya que más de 8.800  inmigrantes han llegado a España por mar en lo que va de año 2019.

Funcionarios rescatan a los inmigrantes que llegan a las costas españolas a bordo de pateras. Foto: Web.

Estos inmigrantes provienen de Oriente Medio y África y exponen su vida al huir de sus países de origen para escapar de la guerra, la violencia y la persecución. Sin embargo, la gran mayoría muere o desaparece en su intento por alcanzar las costas europeas.

La situación es alarmante y parece no detenerse. La periodista e investigadora española Helena Maleno denunció este martes -25 de junio- que «1.022 personas fallecieron o desaparecieron en la frontera occidental del Mediterráneo» entre 2018 y el primer trimestre de 2019, y de al menos 816 «no se sabe nada».

«Algunos cadáveres han sido identificados, pero muchos quedaron en las morgues de Argelia, Marruecos o España, o enterrados en tumbas sin nombre«, expresó durante la presentación del estudio «Vida en la necrofrontera«, elaborado por la ONG Caminando Fronteras, y que ella misma coordinó para revelar la verdad sobre las muertes en el Estrecho de Gibraltar.

El informe de la ONG reveló que solo el 25 % de los cuerpos desaparecidos tras los naufragios de las pateras llegan a ser encontrados.

Al respecto, Maleno responsabiliza a la Unión Europea y España de esta tragedia, por llevar a cabo una «subcontratación de terceros países para el control de las fronteras».

La periodista Helena Maleno durante la presentación del estudio. Foto: El Mundo.

De este modo, Maleno se refirió al acuerdo binacional que suscribió España con Marruecos en 1992, para que este país se encargara de realizar este control fronterizo.

El convenio que data del Gobierno de Felipe González (1982-1996) establece que las autoridades fronterizas de Marruecos readmitirían en su territorio a petición formal de Madrid «a los nacionales de terceros países que hubieren entrado ilegalmente» en territorio español procedentes del país africano.

Inmigrantes desde Marruecos

El 2018 fue un año récord en el número de inmigrantes que llegaron por vía marítima a España, que superó a Grecia e Italia y se convirtió en el primer puerto de entrada de la migración irregular en el Mediterráneo, al sumar más de 65 mil personas.

Entre junio y agosto se registraron jornadas de rescate de hasta 1.200 personas en aguas del Estrecho y del Mar de Alborán, ocasionando un auténtico colapso con polideportivos y comisarías desbordadas de refugiados recién rescatados.

refugiados nadan
Durante 2018, más de 65.000 inmigrantes llegaron por vía marítima a España. Foto: Getty Images

La situación llevó al presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, a reforzar las tripulaciones de rescate y a nombrar en agosto un mando único en los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad para «centralizar la coordinación y el seguimiento» de las actuaciones realizadas o vinculadas con la inmigración irregular.

Asimismo, España emprendió una cruzada diplomática para que Marruecos tomara una actitud más activa a la hora de interceptar las pateras que salían de sus costas y presionó en la Unión Europea hasta lograr que el país africano recibiera 140 millones de euros para mejorar sus medios de control fronterizo.

Esto ocasionó que los protocolos en los rescates de Salvamento Marítimo se modificaran para reducir el número de migrantes que desembarcan en un puerto español. 

“Ya no se hace nada sin que lo ordene el mando único, que es un cuerpo militar, dirigido por la Guardia Civil. Nosotros somos un cuerpo civil encargado de prestar auxilio en el mar, con independencia de quién sea el que está en apuros, pero ya no se mueve ninguna lancha o barco nuestro sin que lo ordene este mando«, denunció Ismael Furió, delegado sindical de Salvamento Marítimo, citado por el portal Público.

mediterraneo muertos
Una tragedia humanitaria se vive en aguas del Mediterráneo todos los días. Foto: Web

Menos rescates y más muertos en el Mediterráneo

El vocero de Salvamento Marítimo indicó que el nuevo protocolo ha incidido en que disminuya el número de rescates y aumente la cifra de inmigrantes muertos y desaparecidos.

En lo que va de 2019, al menos 166 murieron o desaparecieron en la ruta occidental del mar Mediterráneo en su intento por llegar a las costas españolas, refiere un informe de  la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

«Las órdenes ahora son que se avisa primero a Marruecos y a la Guardia Civil. Nosotros sólo salimos si la patera está en aguas españolas. Esto se ha convertido en un asunto de control migratorio, no de salvamento», condenó Furió.

Para Helena Maleno, quien recibe cada día avisos de los migrantes a la deriva y se encarga de alertar a España y a Marruecos para que los localicen, el cambio ha sido notable respecto al 2018.

Recordó que siempre denunció la mala coordinación entre las autoridades marroquíes y las españolas a la hora de localizar embarcaciones, pero destacó que ahora «hay directrices políticas de control migratorio que se trasmiten al personal de Salvamento Marítimo”.

Denuncian que España ponga mayor interés al control migratorio que a la defensa del derecho a la vida. Foto: Web

La periodista responsabilizó al Gobierno de España de «instrumentalizar un ente público” como Salvamento Marítimo para que priorice “el control migratorio en vez de la defensa del derecho a la vida».

«Los trabajadores denuncian que les obligan a hacer un defensa racista del derecho a la vida«, afirmó. Señaló también que los equipos de salvamento marroquíes «no tienen medios suficientes adecuados ni por mar ni por aire».

«Estas tragedias se producen cuando delegamos el control migratorio en terceros países y no les apoyamos a la hora de rescatar», denunció.

Para la experta en migraciones del Barcelona Centre for International Affairs (CIDOB), Blanca Garcés, el Gobierno español considera que «es más fácil evitar que los migrantes salgan que evitar que lleguen», por lo que ha aumentado la presión internacional para que se financie a Marruecos.

«Está habiendo una externalización del rescate, lo que implica una transferencia de competencias de facto a las guardias costeras de los países del sur, unido a un repliegue de los servicios de salvamento del norte, es decir, se está haciendo con Marruecos lo que hemos visto con Libia e Italia».

El ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, anunció el cierre de los puertos de su país a los inmigrantes. Foto: Web

Italia cerró sus puertos

Hace un año, el ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, anunció el cierre de los puertos de su país a los inmigrantes que cruzan el Mediterráneo para intentar llegar a Europa.

Aunque el cierre no ha sido total y en los últimos seis meses se han registrado más de 2.000 desembarcos, esta cifra es mucho menor que la de años anteriores.

Sin embargo, la política de cierre de puertos tiene un costo  en la pérdida de vidas humanas. Varias ONG, como Médicos Sin Fronteras (MSF) y SOS Méditerranée, revelaron que en los últimos doce meses han muerto en el Canal de Sicilia al menos 1.151 personas.

Además, las ONG informaron que cerca de 10.000 los inmigrantes y refugiados fueron devueltos, en ese mismo período, forzosamente a Libia, un país inmerso en una guerra civil.

aquarious

Casos Aquarius

El polémico cierre de los puertos  conmocionó al mundo cuando, en junio de 2018, a la nave ‘Aquarius’, operada por MSF y SOS Méditerranée, se le impidió desembarcar en Italia a las 630 personas que llevaba a bordo tras rescatarlas en el Mediterráneo central.

Luego de varias negociaciones, ‘Aquarius’ terminó llevando a los inmigrantes al puerto de Valencia, después de que Pedro Sánchez se ofreciera a acogerlas en España.

Según las ONG, el flujo migratorio en el Canal de Sicilia no se ha detenido pese a la falta de barcos destinados a socorrer a los desplazados.

“Las personas con pocas alternativas continúan emprendiendo esta ruta mortal, independientemente de los riesgos”, subrayó Frédéric Penard, director de operaciones de SOS Méditerranée.

Señaló, incluso, que en las últimas semanas se ha producido un repunte en las llegadas de inmigrantes a Italia, que arriban desde Túnez y Turquía usando pequeñas embarcaciones que resultan más difíciles de interceptar, por lo que han sido bautizadas por los medios locales como ‘barcos fantasma’.

Política y migración

Un año más tarde del cierre de puertos por parte de Italia, la respuesta europea al desafío migratorio en el Mediterráneo “ha alcanzado nuevos mínimos desoladores”, denunció David Noguera, presidente de MSF, quien pidió además el fin de la “deshumanización de los migrantes motivada por fines políticos”.

El problema, según Caminando Fronteras, es que Europa mira para otro lado y aplica «políticas que consisten en hacer las rutas migratorias más peligrosas» provocando que las «industrias criminales» abran «nuevos caminos más mortíferos».

La organización denunció que en España sectores políticos han tratado de distorsionar el mensaje sobre inmigración asociándolo a la «lucha contra el terrorismo, las mafias y la trata de seres humanos», refiere el diario El Mundo de España.

Para Caminando Fronteras, con este tipo de discurso se busca «criminalizar al conjunto de migrantes al relacionarlos con el terrorismo» y que existen sectores de la sociedad española que se dedican a «crear miedo y odio contra las personas migrantes», quienes venden la idea xenófoba de que estas personas «son un masa inasumible que debe ser frenada a toda costa”.

inmigrantes odio
El discurso del odio de partidos de ultraderecha promueve la criminalización del fenómeno migratorio en Europa. Foto: Web.

«Este discurso de odio ha permitido el auge de la extrema derecha en Europa”, plantea el estudio realizado por la organización, en referencia a partidos como el de Marine Le Pen en Francia, el de Matteo Salvini en Italia o la formación de Santiago Abascal (Vox) en España.

Asimismo, ubica a la criminalización del fenómeno migratorio como una de las causas de que en el último año hayan fallecido en el Mediterráneo más de 1.000 personas y que sólo se hayan encontrado uno de cada cuatro cadáveres, «negando a las familias el derecho al duelo”.

Te interesa leer:

4,225,533FansMe gusta
151,489SeguidoresSeguir
288,696SeguidoresSeguir
16,463SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

- Advertisment -

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -