Partidarios de Asamblea Constituyente proponen plebiscito vinculante para nueva Constitución

bachelet

En su segunda cuenta pública ante el Congreso Pleno, la Presidenta Michelle Bachelet se refirió al proceso constituyente que anunciara a través de cadena nacional el pasado 28 de abril, descartando la opción de que sea a través de una Asamblea Constituyente.

En este sentido, la Mandataria señaló que por primera vez en su historia, nuestro país tiene la oportunidad de generar una Constitución que sea “genuinamente republicana y soberana”, a partir de un acuerdo social y político amplio.

“Por eso llevaremos a cabo un proceso constituyente que garantice un equilibrio adecuado entre una participación ciudadana realmente incidente, y un momento institucional legítimo y confiable. Y ello tiene que ocurrir en el contexto de un acuerdo político amplio, transparente, de cara al país que sostenga este proceso. Esa es nuestra oportunidad y nuestra obligación histórica. Y los invito a todos a participar y a trabajar juntos asumiendo las responsabilidades ciudadanas con generosidad y pensando en las futuras generaciones”.

El senador del MAS Alejandro Navarro señaló que la Presidenta fue pragmática en su discurso al no querer abrir divisiones al interior del oficialismo proponiendo una eventual asamblea constituyente, la cual para el Parlamentario es inviable debido a los equilibrios de fuerzas en el Congreso, por lo que considera que el proceso constituyente que se iniciará en septiembre es lo más lógico

“El actual juego de mayorías y minorías en el Congreso, la asamblea constituyente no es viable, no tiene los votos. Lo dijo (senador RN Andrés) Allamand hace tres domingos atrás en El Mercurio: Yo estoy tranquilo, la asamblea constituyente es inviable. Por qué, porque requiere 25 votos en el Senado y la Nueva Mayoría sólo tiene 21. Por tanto, la Presidenta cuando habla de proceso constituyente, a mí me parece un inicio adecuado. Yo quiero que el resultado final sea una nueva Constitución con asamblea constituyente, pero teniendo claro que en este actual Congreso, no están los votos para aprobar un plebiscito para apoyar esa asamblea constituyente”.

Por su parte, el presidente del Partido Radical, Ernesto Velasco sostiene que lo más importante es que antes de septiembre, mes que marcará el inicio proceso de este proceso constituyente, la Mandataria comunique cuál será la forma en que se llegará a una nueva Constitución, ya que a juicio de Velasco, la jefa de Estado no descartó ninguna opción en su discurso de este 21 de mayo

“Qué es lo que falta, que ella (la Presidenta) efectivamente determine cuál va a ser ese método, y yo espero que esto se haga antes de septiembre cuando se inicie dicho proceso. En lo práctico no se ha descartado nada, se ha ratificado sólo la idea de una nueva Constitución, y por lo tanto, lo que uno espera es que esto se despeje, ojalá luego”.

Paulina Ibarra, directora ejecutiva de fundación Multitudes, destacó el hecho de que el proceso constituyente planteado por la Presidenta tenga carácter incidente, el que considera un gran avance, ya que hasta ahora, la participación ciudadana sólo es consultiva.

En este sentido, Paulina Ibarra estima que el énfasis debe ser puesto en las instancias de participación comunales, que a su juicio es donde con mayor fuerza se verifica la relación entre la ciudadanía y el Estado, e incluso a través de ellos sería posible llegar a generar una eventual asamblea constituyente.

“Hay que ponerle importancia a reforzar y estipular sanciones para los municipios que no tengan elementos de participación ciudadana, como son los Consejos de la Sociedad Civil. Creo que es ahí donde está la clave, en la medida en que nosotros potenciemos desde la territorialidad comunal, a través de los Consejos de la Sociedad Civil, municipales, en donde existe mayor cercanía entre Estado y ciudadanía, por ahí creo que va el tema de la creación de una reforma constitucional”.

El vocero de Marca AC, Genaro Cuadros, señala que el principal objetivo de este proceso es que se genere la posibilidad de un plebiscito vinculante en el cual la ciudadanía sea la que decida, finalmente, cuál es el mejor mecanismo para redactar una nueva carta magna, por lo que se mostró optimista de que la asamblea constituyente aún pueda ser una realidad.

“La forma es tan importante como el fondo en un proceso constituyente. Por consiguiente, sólo es posible de garantizar la calidad de este proceso con una participación vinculante, ella (la Presidenta Bachelet) le dice incidente, nosotros decimos y exigimos que sea vinculante, y la herramienta más eficaz para una participación vinculante es la realización de un plebiscito”.

Al igual que Genaro Cuadros, Navarro y Velasco coincidieron en la necesidad de que la mejor forma de hacer efectiva la participación de la ciudadanía en este proceso constituyente sea a través de un plebiscito vinculante, considerando que la actual composición del Congreso no tendría la suficiente legitimidad como para que encabece el camino hacia una nueva Constitución.

Trabajadores piden avanzar en sus demandas

En conversación con Radio Universidad de Chile, el vicepresidente de la CUT, Nolberto Díaz, destacó que la Presidenta Michelle Bachelet mantenga la decisión de avanzar con las reformas, aunque lamentó que no incorporara los cambios planteados desde el mundo sindical.

El dirigente sostuvo que si bien el futuro de la reforma laboral no se juega en el discurso del 21 de mayo, sí se deben tomar en cuenta los planteamientos que están haciendo hace largos años par parte de los trabajadores.

“Podemos acompañar y comprender el mensaje presidencial. Pero lo que no podemos aceptar que se siga negando temas que la CUT ha planteado como importantes y graves. No puede haber una modificación a la ley laboral en donde no se reponga la ley de piso mínimo con IPC incluido. No puede ser que se insista en pactos de adaptabilidad y de flexibilidad laboral. Esos son dos puntos que son francamente inaceptables”, subrayó.

Otro tema que debe ser abordado, puntualizó Nolberto Díaz, es el de los reemplazos de trabajadores en huelga.

Al respecto, el dirigente de la CUT destacó que la OIT sostiene que se puede reponer personal, pero sólo en caso que se trate de áreas que involucren la seguridad y los servicios de la población.

Para el vicepresidente de la CUT es necesario terminar con la herencia de la dictadura, que es en el fondo el problema que enfrentan no sólo los trabajadores, sino todo el país, con un Parlamento sometido al poder económico.

Al respecto comentó que “el problema de Chile no es una ley más o una ley menos. El problema de Chile sigue siendo la mantención de la dictadura y su modelo. Y lo que hemos tenido estos años de democracia es la mantención de una dictadura, por tanto de un modelo discriminador. Y este modelo ha estado amparado por el Congreso que vemos todos en televisión. Ese Congreso que nosotros vemos en televisión es un Congreso que ha estado capturado por la plata. Primero, hay un sector minoritario que ha estado subsidiado por el binominal durante 25 años, es decir, un grupo que son los menos, pero que pesan lo mismo que la mayoría. Y el Parlamento que vimos hoy en la mañana, es un Parlamento que ha estado capturado por el dinero, que ha sido cooptado por la empresa privada”.

El vicepresidente de la CUT indicó que el destino de los trabajadores se juega con la movilización, con el diálogo y con la presión ciudadana.

Y si bien destacó que el Gobierno decida mantener el camino de las reformas, lamentan que no se incorporen elementos que la CUT ha planteado como la negociación ramal y el ajuste de los servicios mínimos que no están en el proyecto presentado por el Ejecutivo para la reforma laboral.

Por Gonzalo Castillo y Raúl Martínez

Fuente: radio.uchile.cl

4,204,360FansMe gusta
128,918SeguidoresSeguir
289,446SeguidoresSeguir
16,409SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Edición Impresa El Ciudadano