La arista pendiente del Caso SQM:

¿Quién te financió la campaña Guido?

La campaña senatorial del senador Guido Girardi fue la que recibió más aportes reservados en la última elección de diciembre de 2013: Más de 504 millones de pesos. Si la Fiscalía consigue desarrollar su investigación a fondo en el caso SQM y el gobierno acepta el “caiga quien caiga”, la situación se le va a poner complicada al senador del PPD que hizo de la ‘fiscalización’ su carrera política.
Publicado en

Política / Portada

0 0


guido girardi

La cuenta regresiva para que la Fiscalía de a conocer a los políticos que recibieron dinero de la empresa Soquimich está corriendo. El secreto mejor guardado de la postdictadura: el financiamiento de las millonarias campañas electorales, tiene por el suelo a la UDI, hizo esfumarse la ‘nueva política’ de Andrés Velasco y, en el lado del oficialismo, ya desenmascaró al senador socialista Fulvio Rossi recibiendo dineros del ex yerno de Pinochet. Mas, aún están en las sombras un contingente más amplio de parlamentarios que recibieron las bendiciones millonarias del empresariado. Entre ellos el senador Guido Girardi, quien figura con más de 504 millones de pesos en aportes reservados en la contienda electoral de 2013, la campaña más cara según los datos del Servel, la que alcanzó un gasto superior a los $765 millones.

La visibilización del financiamiento de las campañas políticas ha sido en las últimas semanas un campo de batallas acérrimo que mueve a operadores de amplio espectro político, todos preocupados en mantener la actual institucionalidad. No en vano el domingo reciente dos dinosaurios políticos como Jovino Novoa y Ricardo Lagos salieron a plantear salidas a la crisis política.

Uno de las piezas movidas por las altas esferas del empresariado y la política es el ex secretario general del PPD, el abogado penalista Samuel Donoso Boassi, íntimo del senador Girardi. Donoso se preocupó en las últimas semanas de paralizar cuanto más pudo la labor de la Fiscalía para que los investigadores no accedieran a los registros contables de Soquimich (SQM), la empresa privatizada durante la dictadura y que quedó en manos del ex yerno de Pinochet, Julio Ponce Lerou.

Hasta el momento, la investigación del fiscal Carlos Gajardo da cuenta de que sólo en 30 días contables de julio de 2009, SQM tenía contratos con 19 contribuyentes, entre los cuales se encontraban colaboradores y parientes de políticos. Los contratos forward eran el principal mecanismo para destinar dineros a campañas políticas, según han constatado los fiscales.

Como a fines de abril prescribirían los delitos tributarios de las boletas emitidas en 2009, el abogado Donoso representando al ex gerente de SQM Patricio Contesse, presentó un recurso ante el Tribunal Constitucional que fue acogido en tiempo record y paralizó la investigación de los fiscales hasta el 25 de marzo. La semana reciente la Fiscalía consiguió seguir la investigación y poder revisar la contabilidad de SQM entre 2009 y 2014.

Los resultados de dicha investigación tienen en pánico las altas esferas políticas chilenas. Según el diario La Tercera fuentes de la fiscalía consideran a Donoso una “pieza de un engranaje mayor que se activó cuando las sospechas sobre la arista SQM amenazaban con poner en jaque a oficialismo y oposición y, peor, aún a la propia sede de gobierno”.

El abogado penalista resulta ser un nodo en una intrincada red que conecta a empresarios pinochetistas con el actual gobierno de la Nueva Mayoría, todos preocupados en mantener el ‘modelo chileno’, su institucionalidad y la gobernabilidad. Una red que según vamos asistiendo también alcanza al parlamentario símbolo del papel ‘fiscalizador’ parlamentario, defensor de causas ambientales y gran articulador político.

Retiran Campaña electoral del Parque Forestal

Cuando llegó a la Cámara en 1993, Girardi inauguró el ‘rol fiscalizador’ de los diputados. Se metió en cuanto tema que trajera la atención de medios hubiese. Además aprovechaba denuncias ambientales y ciudadanas, las que fagocitaba poniendo su imagen para darse cobertura mediática. Así se hizo reconocido como defensor de varias causas de consenso ciudadano, como contra el abuso de las Isapres, el cuidado del medio ambiente o contra los laboratorios farmacéuticos.

Girardi causó polémica cuando en abril de 2012 siendo presidente del Senado aprobó un aumento de 2 millones de pesos en los salarios de los legisladores a partir del mes siguiente, lo que significa que junto a una serie de beneficios los honorables pasarían a ganar unos 7 millones 500 mil pesos. En su declaración de intereses, según una investigación de Ciper, se omitieron depósitos a plazo en moneda extranjera y acciones de Cencosud y Colbún que poseía Girardi. La respuesta del senador fue que en diciembre de 2006 se habría despojado de dichas acciones.

EL VÍNCULO DONOSO-GIRARDI

Samuel Donoso y Guido Girardi comenzaron a ser amigos en agosto de 2006, cuando el abogado lo representó ante el Tribunal Constitucional por una querella de los ejecutivos de las AFP contra el senador por tratarlos de “delincuentes de cuello y corbata”. Donoso ganó el pleito y se aseguró un espacio próximo a Girardi.

El parlamentario recurrió nuevamente a Donoso para que representara a su ex jefe de gabinete, Ricardo Farías, condenado en 2007 a 541 días de presidio remitido y al pago de una multa de 21 UTM por estafar al fisco por dos facturas falsas de la empresa Publicam para justificar gastos de la campaña electoral del senador por Santiago Poniente. También Donoso se hizo cargo de la defensa de Héctor Peña Véliz, dueño de la empresa Gate, que abrió el escándalo conocido como MOP-Gate.

Su cercanía con Girardi lo hicieron postularse cono candidato a concejal en 2008 en la comuna de Cerro Navia, histórico bastión de Girardi, cargo que no consiguió. Fue secretario general en la directiva presidida por la alcaldesa de Santiago, Carolina Tohá, entre 2010 y 2012.

En el caso del 27/F el abogado representó al ex subsecretario del Interior Patricio Rosende, lo que lo allegó al equipo jurídico y comunicacional que monitoreaba la causa, en el cual participaban el lobista Enrique Correa y el actual ministro de Interior, Rodrigo Peñailillo.

Samuel Donoso además de su trabajo como penalista, integra el directorio de la Polla de Beneficencia, cargo donde fue nombrado por la presidenta Bachelet, y es un connotado militante del PPD, partido que integra desde su fundación, en 1987.

Como es un abogado ‘transversal’, junto a esos ‘trabajos’, Donoso representó regularmente a SQM y a Julio Ponce Lerou. Según ha reconocido el actual gerente general de SQM, Patricio de Solminihac, se habrían efectuado pagos irregulares por US$ 11 millones entre 2009 y 2014.

Los destinatarios abarcaban un amplio espectro político, entre ellos aparece la Fundación Chile 21, que congrega a Carlos Ominami y Guido Girardi, institución que recibió $90 millones recibidos entre 2012 y 2013 de SQM.

Según La Tercera, las boletas y facturas de SQM contienen antecedentes que involucran a más de medio centenar de personas, entre las que hay autoridades y colaboradores de campañas políticas. Incluso habría facturas firmadas por los propios políticos.

Hace pocas semanas el almuerzo de la bancada del PPD en el Congreso en el que se evaluaba presentar una querella en el caso SQM fue interrumpido por el senador Girardi, quien les dijo que se trataba de un actuar imprudente y que había que tener “lealtad con el gobierno”.

Hasta ahora Girardi consiguió alinear a sus diputados y está metido a fondo en las gestiones para paralizar o desvirtuar la investigación de la Fiscalía. Sus aprehensiones son compartidas por varios de las altas esferas del poder político y económico. Quizás nuevamente lo salve su astucia política y el saber colarse en nuevas demandas ciudadanas. Quien sabe. Lo cierto es que difícil le va a resultar explicarnos de qué bolsillos vienen los 504 millones 508.369 pesos de gastos reservados declarados al Servel en su campaña electoral. Sin acciones en Cencosud y Colbún y con una ‘dieta magra’ de poco más de 7 millones al mes ¿cómo la hiciste?

Mauricio Becerra Rebolledo

@kalidoscop

El Ciudadano

LEA ADEMÁS: Lagos muy bien lo dijo: En Chile las instituciones funcionan

Compártelo

Comentarios