Rafael Correa secuestrado en Ecuador por la Policía

La Policía ecuatoriana ha secuestrado al presidente Rafael Correa, de Ecuador, en el Hospital de la Policía, en Quito, y hasta ahora el Ejército, aunque ha declarado que apoya a su comandante en jefe, es decir al mandatario, no ha salido a la calle a repeler el accionar de la Policía

Por Wari

Publicado en

Mundo / Política / Portada

0 0


La Policía ecuatoriana ha secuestrado al presidente Rafael Correa, de Ecuador, en el Hospital de la Policía, en Quito, y hasta ahora el Ejército, aunque ha declarado que apoya a su comandante en jefe, es decir al mandatario, no ha salido a la calle a repeler el accionar de la Policía.

En los momentos en que se escribe esta noticia (16:00 horas), una multitud se enfrenta a la Fuerza Pública que mantiene encerrado al Presidente de la República mientras cada vez se pone la situación más tensa.

El mandatario, luego de que los uniformados se tomaran el Cantón Número 1 y otros cuarteles en distintos lugares de esa República, salió por la ventana de uno de los recintos tomados y dijo: “Si lo que quieren es matar al Presidente, aquí lo tienen, pero el proceso que ha iniciado este Gobierno no se detendrá. No echaremos un pie atrás”.

La Fuerza Pública se reveló ante la Ley Orgánica de Servicio Público votada y aprobada por el Congreso, en que se les quitan muchos beneficios y bonos a los policías, asunto que desembocó en la rebeldía de generales y efectivos por todo el país, incluso quemando neumáticos y bloqueando calles con el uniforme puesto.

Antolín Vargas, del Movimiento Popular Democrático (MPD), declaró que aunque no apoyan medidas que pongan en entredicho la democracia, también lo es que el presidente Rafael Correa ha tomado medidas que se acercan a la derecha en lugar de perseverar en las ideas más progresistas que lo llevaron al poder. “El presidente tiene que entender que debe gobernar para los trabajadores y los sectores desfavorecidos y no para la derecha ecuatoriana; lo que acaba de ocurrir hoy día, es por la prepotencia y la tosudez del Presidente”, enfatizó el dirigente.

Gustavo Jalk, ministro del Interior ecuatoriano, declaró que para poder dialogar la única posibilidad es que los policías depongan la medida de hecho, es decir le insubordinación y la actitud de mantener secuestrado al Presidente de la República.

En Guayaquil, cinco bancos fueron saqueados, aprovechando el paro policial, y en el país la ciudadanía sigue organizando su respuesta en contra del accionar de los uniformados.

Internacionalmente ha habido múltiples reacciones de rechazo de los policías. José Miguel Insulza, secretario general de la OEA, adelantó que pronto su organismo hará un pronunciamiento en apoyo a la institucionalidad ecuatoriana, respaldando la democracia.

Desde Argentina, Adolfo Pérez Esquivel, premio Nobel de la Paz, se manifestó en apoyo al presidente Correa, “la democracia tiene sus conflictos y el pueblo debe mantenerse en apoyo a la democracia y movilizarse en contra de cualquier intento de desestabilizar la democracia”.

Noticia en desarrollo…

Por César Baeza

Fotografía: eltiempo.com

El Ciudadano


Comparte ✌️

Comenta 💬