sábado, octubre 19, 2019

Rodrigo Sánchez, alcalde de La Ligua: “No somos alternativa de poder con un 4 ó 6 por ciento”

Es sábado en la tarde y el hall de la Municipalidad de La Ligua, comuna ubicada en el interior de la región de Valparaíso, está repleto de jóvenes con sus laptop. Se sientan en las escalinatas de acceso, en el suelo y en un par de sillas dispuestas. Acá y en toda la plaza tienen acceso a Wi-Fi, conexión inalámbrica y gratuita a Internet.

Esta es una más de las iniciativas impulsadas por Raúl Sánchez (PC), quien deja el sillón edilicio en manos de su hijo Rodrigo, economista, recién electo alcalde con el 42% de los votos. Y a todas luces, pese a la pobreza de la comuna, su gestión fue exitosa. Raúl había recibido un municipio con una deuda de 680 millones de pesos, monto que hoy está saneado.

“La clave fue la austeridad en el gasto” – comenta Rodrigo. El alcalde no usaba el vehículo municipal ni celular a cuenta del municipio. Tampoco recurrió a viáticos ni a gastos de representación.

También La Ligua tuvo el primer lugar en recursos para viviendas sociales, se construye la escuela Juan Luis Martínez y se creó un hogar estudiantil en Valparaíso que alberga a 104 estudiantes liguanos.

La conexión a Wi-Fi, Rodrigo la explica diciendo que “fue al darnos cuenta que los jóvenes necesitan estar conectados con el mundo. Hemos dado en el clavo, porque mucha gente lo está utilizando en forma gratuita. Ha sido un buen acierto. Para mi gestión el desafío es iluminar con Internet toda La Ligua a través de una plataforma de conectividad rural. La idea es que las juntas de vecinos, clubes deportivos y escuelas tengan acceso directo y gratuito a Internet”.

Felipe Vergara, un estudiante de 19 años, comenta que “es buena iniciativa. Hay gente que no tiene medios para pagar Internet o no andas con monedas para pagar un ciber”. “Hay gente pobre que tiene un laptop y esto es una alternativa para acceder a Internet y bajar información. Es un apoyo para los jóvenes”- agrega Cristóbal Astudillo

En entrevista con El Ciudadano el día de traspaso del mando, el recién asumido alcalde además se refiere a las prioridades de su gestión, la situación del Juntos Podemos y las prioridades del Partido Comunista, en el cual milita.


¿Cuáles serán las prioridades de su gestión?

– La salud será el primer tema a resolver. Queremos construir un consultorio que dé cobertura a 20 mil habitantes. Luego lo ideal es seguir con el programa de infraestructura y tratamiento de aguas servidas, sanear los títulos de dominio en la zona de Valle Hermoso. También haremos un esfuerzo por hacer un hogar estudiantil en Santiago, donde hay 300 estudiantes de La Ligua.


¿A la hora de obtener recursos de los fondos de desarrollo regional influye el no ser parte del conglomerado de Gobierno o de la derecha, ya que sólo ambos están representados en los consejos regionales?

– No debería ser porque las comunas tienen necesidades. Además hemos logrado comunicación con los consejeros regionales y creo que ellos van a acoger la solicitud nuestra de acelerar los procesos burocráticos para que los proyectos sean aprobados rápidamente. También nos interesa que con la actual crisis económica las micro empresas textiles de la zona no se vean afectadas.

Relacionado:  Pompeo amenaza a Maduro y afirma que "sus días están contados"


JUNTOS PODEMOS O CONCERTACIÓN

¿Qué le parece la imagen del secretario general del Partido Comunista, Guillermo Teillier, celebrando en La Moneda la victoria de Claudina Nuñez en Pedro Aguirre Cerda y no junto a los integrantes del Juntos Podemos?

– Hay una convergencia y eso se nota…


¿Convergencia con quiénes?

– Con las fuerzas democráticas y progresistas de la Concertación y de la izquierda.

Guillermo Teillier aparecía flanqueado por la ministra de Educación, Mónica Jiménez y Eduardo Frei. ¿Hacia ellos convergen?

– No estamos convergiendo hacia nada nosotros. Notamos que hay una convergencia de fuerzas democráticas y progresistas que apuntan a cambiar este modelo económico. En estos acuerdos políticos nos interesa que podamos derogar el sistema binominal que nos afecta, causa que hasta cuenta con la voluntad de la presidenta Bachelet. Las confianzas tenemos que irlas construyendo a diario.

Relacionado:  La Era del Dictador: de Chanco a Carrizal Bajo (parte I)

¿Y la confianza con sus electores y el Juntos Podemos, considerando que ha sido el pacto de la izquierda más amplio y votado de toda la transición?

– No estamos negociando cuoteos políticos…

Pero en las elecciones pasadas se vio a la dirigencia del PC negociando a última hora si bajaba a sus candidatos a alcalde…

– Eso no es cuoteo, es una estrategia política. Esta apunta a cambiar el sistema binominal y solos no podemos construir un proyecto de país. Es la situación del FRAP en los ’30.


¿Por qué no negociaron como Juntos Podemos entonces?

– Porque en un principio costó que el Juntos Podemos entendiera esta estrategia política. Al final se sumaron los humanistas y la Izquierda Cristiana. Si el acuerdo fue negociar con la Concertación para que ganaran municipios a la derecha. También quisimos extender este pacto un poco más allá para socializar el cambio del sistema binominal.

¿A quién prefiere de candidato: a Insulza o a Hirsch?

– El PC tiene a Guillermo Teillier como candidato.

¿Teillier va a competir con Insulza o Frei o Tmás Hirsch en una primaria?

– Nosotros no vamos a competir con nadie. Tenemos nuestra propia votación. Si hay un acuerdo nacional de orientar la votación hacia determinado candidato, nosotros votaremos por alguien que represente el cambio.


Pero en la elección pasada votaron por Bachelet ya, previo acuerdo, que aún no se cumple.

– La derecha, pese a las conversaciones y acuerdos tomados, no ha querido cambiar el sistema binominal. Los acuerdos políticos se respetan.

¿Cambio al sistema binominal o Asamblea Constituyente?

– Cambiar el sistema binominal es importante para poder elegir a nuestros parlamentarios. Para tener unos 5 ó 6 diputados. De a poco se van a construir nuevas alianzas.


¿Y que pasará con el Juntos Podemos?

– Tiene que seguir fortaleciéndose y en todo lo que coincidamos tendremos un pacto.

¿O sea van a segur negociando con la Concertación?

– Seguimos con la estrategia política. No somos alternativa de poder con un 4 ó 6 por ciento. Ni siquiera con un 10%. Sabemos que tenemos que unirnos con otras fuerzas.


¿Creen ustedes que la Democracia Cristiana quiera ir en un pacto con los comunistas?

– Creo que tiene un sector bastante progresista. Los sectores más derechistas se han ido ya a la derecha. Sentimos que los progresistas van a pesar.


Mauricio Becerra R.

Comentarios

Ayúdanos!

5 COMENTARIOS

4,253,626FansMe gusta
189,435SeguidoresSeguir
295,771SeguidoresSeguir
16,600SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

Los Más Leídos