The Intercept (IV): Chats privados revelan colaboración prohibida de Sergio Moro en caso Lava Jato

Un lote de archivos secretos enviados a The Intercept por una fuente anónima

Escrito por Rafael Moro Martins, Alexandre de Santi y Glenn Greenwald.

Texto traducido del iportugués tomado de «The Intercept» en su publicación original con fecha del 12 de Junio de 2019.


The Intercept, archivo secreto de Brasil – Parte 4

Moro sugirió cambiar el orden de los procedimientos en el caso Lava Jato, ordenó nuevas operaciones, dio consejos y pistas, y adelantó al menos una decisión. Así lo muestran conversaciones privadas a lo largo de dos años

the intercept

Sergio Moro y Deltan Dallagnol intercambiaron mensajes de texto que revelan cómo el entonces juez federal fue mucho más allá del papel que le correspondía cuando juzgó el caso Lava Jato. En varias conversaciones privadas, hasta ahora inéditas, Moro sugirió al procurador que cambiara el orden de los procedimientos del caso, ordenó agilizar nuevas operaciones, dio consejos estratégicos y pistas informales de investigación, anticipó al menos una decisión, criticó y sugirió recursos al Ministerio Público y regañó al fiscal Dallagnol como si él fuera un superior jerárquico de los fiscales y de la Policía Federal.

«Tal vez sea mejor invertir el orden de las dos planificadas», sugirió Moro a Dallagnol, hablando sobre las fases de la investigación. «¿No es mucho tiempo sin operación?», cuestionó el actual Ministro de Justicia de Jair Bolsonaro tras un mes sin que la fuerza de tarea fuera a las calles. «No se puede cometer ese tipo de error ahora», reprendió, refiriéndose a lo que consideró una falla de la Policía Federal.

«Aparentemente la persona estaría dispuesta a proporcionar la información. Estoy entonces revisando. La fuente es seria», sugirió, indicando un camino para la investigación. «¿Deberíamos rebatir oficialmente?», preguntó, en plural, en respuesta a los ataques del Partido de los Trabajadores por el caso Lava Jato.

Las conversaciones forman parte de un lote de archivos secretos enviados a The Intercept por una fuente anónima hace unas semanas (mucho antes de la noticia de la invasión del celular de Moro, divulgada esta semana, en la que el Ministro afirmó que no hubo «captación de contenido»).

El único papel de The Intercept fue recibir el material de la fuente, que nos informó que ya había obtenido toda la información y estaba ansiosa por pasarlas a periodistas. La declaración conjunta de los editores de The Intercept y de Intercept Brasil explica los criterios editoriales usados ​​para publicar estos materiales, incluyendo nuestro método para trabajar con la fuente anónima.

La Constitución brasileña estableció el sistema acusatorio en el proceso penal, en el cual las figuras del acusador y del juzgador no pueden mezclarse. En este modelo, corresponde al juez analizar de manera imparcial las alegaciones de acusación y defensa, sin interés en cuál será el resultado del proceso. Pero, las conversaciones entre Moro y Dallagnol demuestran que el actual ministro se ha entrometido en el trabajo del Ministerio Público (MP) -lo que está prohibido- y fue bien recibido, actuando informalmente como un auxiliar de la acusación.

La actuación coordinada entre el juez y el Ministerio Público -por fuera de audiencias y autos (es decir, las reuniones y documentos oficiales que componen un proceso)- hiere el principio de imparcialidad previsto en la Constitución y el Código de Ética de la Magistratura, y deja como mentira la narrativa de los actores de Lava Jato de que la operación trató a acusadores y acusados ​​con igualdad.

Moro y Dallagnol siempre fueron acusados ​​de operar juntos en Lava Jato, pero no había pruebas explícitas de esa actuación conjunta hasta ahora. Moro negó en varias oportunidades que trabajaba en sociedad con el MP. «Vamos a poner una cosa muy clara, que se oye mucho por ahí que la estrategia de investigación del juez Moro. […] No tengo estrategia de investigación ninguna. ¿Quién investiga o quién decide qué va a hacer y tal es el Ministerio Público y la Policía Federal. El juez es reactivo. La gente habla que el juez normalmente debe cultivar esas virtudes pasivas. Y yo, hasta me irrita a veces, veo críticas infundadas a mi trabajo, diciendo que soy juez investigador», reclamó en una conferencia que pronunció en marzo de 2016.

Desde el inicio de la operación, en 2013, Dallagnol y el MP intentaron crear una imagen de que Moro actuaba con imparcialidad y distancia de los acusadores. «Siempre evaluó los pedidos del Ministerio Público de modo imparcial y técnico», escribió el procurador sobre el entonces juez en su libro de memorias. La Fiscalía General de la República (PGR) se endosó a esa narrativa. «Así, inviable la declaración de nulidad de todos los actos practicados en el curso de la acción penal procesada y juzgada por el Juicio Criminal Federal de Curitiba, que se mantuvo imparcial durante toda la marcha procesal», escribió la PGR defendiendo a Moro.

Pero, la proximidad con el juez facilitó el trabajo del Ministerio Público, y el propio Dallagnol ya lo admitió. «Tuvimos la suerte de que el caso cayera en manos de un juez como Sergio Moro», escribió Dallagnol en Twitter y en su libro.

Moro
Sergio Moro, entonces juez de la Operación Lava Jato, pregunta a Dallagnol: «Está un poco difícil de entender unas cosas. ¿Por qué el MP recurrió de las condenas?». Foto: Nelson Almeida / AFP / Getty Images

Los diálogos

«VIRAMOS», escribió en Telegram Athayde Ribeiro Costa, uno de los fiscales de la fuerza de tarea de la Lava Jato en el Ministerio Público Federal de Paraná. «PqP!», respondió Roberson Pozzobon, miembro del equipo y del grupo FT MPF Curitiba 2, en el que los fiscales de Lava Jato de Curitiba discutieron estrategias para las investigaciones que transformaron la política brasileña.

Los mensajes eran una reacción a la noticia: «El director de Odebrecht que acompañaba a Lula en sus viajes será liberado hoy», publicada el 16 de octubre de 2015 en el blog de Lauro Jardim, del Globo.

Minutos después, Dallagnol usó el chat privado del Telegram para discutir el asunto con Moro, hasta entonces responsable de juzgar los casos de la Lava Jato en la 13ª Vara Federal de Curitiba.

«Estimado, STF soltó a Alexandrino. Estamos con otra denuncia a punto de salir, y pedimos prisión sobre la base de motivos adicionales en la cuota. […] ¿Sería posible hacerlo hoy?», escribió Dallagnol.

«No creo que pudiera ver hj (sic). Pero piensen bien si es una buena idea», advirtió el entonces juez. Nueve minutos después, Moro dio otra señal al procurador: «Tendrían que ser hechos graves».

Dallagnol y Moro
El fiscal Deltan Dallagnol Foto: Fernando Frazão / Agência Brasil

Después de escuchar la sugerencia, Dallagnol repasó el mensaje de Moro al grupo de compañeros de fuerza de trabajo. «Hablé con ruso», anunció, usando el apodo del juez entre los fiscales.

A continuación, los investigadores de Lava Jato pasaron a discutir estrategias para revertir la decisión, pero Alencar no sería arrestado nuevamente, en una demostración clara de que los diálogos entre Moro y Dallagnol influenciaron directamente los desdoblamientos de la operación.

Un mes después, Sergio Moro envió una pregunta a Deltan Dallagnol por Telegram. «Mira, un poco difícil entender unas cosas. ¿Por qué el MPF recurrió de las condenas de los colaboradores Augusto, Barusco y Mario va en la acción penal 5012331-04? El efecto práctico es impedir la ejecución de la pena», reclamó a Dallagnol. En teoría, el juez no debería tener interés en resultados del proceso, como, por ejemplo, el aumento o reducción de penas de un acusado, ni sacar provecho del Ministerio Público.

En un despacho publicado a las 14h01, el juez llamó al recurso del MPF de «oscuro». Minutos después, a las 14h08, Dallagnol respondió por el Telegram. Moro respondió también: «En mi opinión está provocando confusión. Y el efecto práctico será jugar para las calendas la existencia de la ejecución de las penas de los colaboradores».

El 21 de febrero de 2016, Moro se entrometió en la planificación del MP de forma explícita. «Hola frente a los últimos», dijo Moro, en una probable mención a las fases siguientes de la Lava Jato. Dallagnol dijo que habría problemas logísticos para acatar la sugerencia. Al día siguiente, ocurrió la 23ª fase de la Lava Jato, la Operación Acarajé.

Moro
«Todavía desconfío mucho de nuestra capacidad institucional de limpiar el congreso», dijo Moro. Foto: Antonio Cruz / Agência Brasil

Días después, Moro cometió un desliz que revela cómo la acusación y el juez, que debía evaluar y juzgar el trabajo del MP, se convirtieron una sola cosa. «¿Qué crees de esas notas locas del directorio nacional del PT? ¿Deberíamos rebatir oficialmente? «¿O por la Ajufe? (Asociación de Jueces Federales)», escribió el juez el 27 de febrero, usando la primera persona del plural, dando a entender que las reacciones del juez y del MP deberían ser coordinadas.

El 31 de agosto de 2016, Moro una vez más abrió su papel de aliado de los acusadores al cuestionar el ritmo de las prisiones y aprehensiones. «¿No es mucho tiempo sin operación?», preguntó el entonces juez al procurador a las 18:44. La última fase de la Lava Jato había sido realizada 29 días antes, la operación queda enfocada en la contratista Queiroz Galvão.

La periodicidad e incluso la realización de operaciones no debería ser motivo de preocupación del juez, pero Moro trabajaba con Dallagnol para impulsar las acciones del MP, como comprueban los diálogos y comentarios habituales en las conversaciones entre los dos.

«Es así», respondió Dallagnol más tarde. La siguiente operación ocurrió tres semanas después.

Moro
Moro debe acudir al parlamento brasileño para aclarar el escándalo que enfrenta por la divulgación de estas conversaciones. Foto: Palco.com

«Estoy revisando. La fuente es seria»

El ministro de Justicia de Bolsonaro parece haber cruzado la frontera que separa a un juez de un investigador en una conversación del 7 de diciembre de 2015, cuando pasó informalmente una pista sobre el caso de Lula para que el equipo del MP investigara. «Una fuente me informó que la persona del contacto estaría molesto por haberle solicitado los borradores de escrituras para transferencias de propiedad de uno de los hijos del expresidente (Lula). Aparentemente la persona estaría dispuesta a proporcionar la información. Estoy entonces revisando. La fuente es seria», escribió Moro.

«Gracias!! Haremos contacto», respondió Dallagnol poco después. «Y serían decenas de inmuebles», agregó el juez. El fiscal dijo que llamó a la fuente, pero no quiso hablar. «Estoy pensando en hacer una citación oficial hasta, con base en noticia apócrifa (falsa – infundada)», pensó Dallagnol. Al parecer, el procurador estaba considerando crear una denuncia anónima para justificar el testimonio de la fuente al MP. El juez Sergio Moro podría condenar la solución o quedarse quieto. Pero endosó la gambiarra: «Mejor formalizar entonces», escribió Moro.

Otra señal de que Moro trabajaba en coordinación con la acusación vino en un intercambio de mensajes el 13 de marzo de 2016, cuando en medio de manifestaciones contra el gobierno de Rousseff, el juez reveló el deseo de «limpiar el congreso».

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es st7-1560024676.png
Dallagnol – 22:19:29 – Y felicitaciones por el inmenso apoyo público hoy. […] Sus señales conducirán multitudes, incluso para reformas que Brasil necesita, en los sistemas político y de justicia criminal. […].

Moro – 22:31:53. – Hice una manifestación oficial. Felicitaciones a todos nosotros.

22:48:46 – Todavía desconfío mucho de nuestra capacidad institucional de limpiar el congreso. Lo mejor sería que el congreso se autolimpara pero eso no está en el horizonte. Y no sé si el stf tiene fuerza suficiente para procesar y condenar tantos y tan poderosos.
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es st8-1560024775.png

Tres días después, Dilma intentaría nombrar a Lula para la Casa Civil y Moro divulgaría la famosa conversación grabada entre la entonces presidenta y el expresidente. En esa mañana, Dallagnol y Moro conversaron sobre la divulgación de los audios y se consultaron sobre la estrategia.

Moro
Dallagnol – 12:44:28. – La decisión de abrir se mantiene incluso con el nombramiento, confirma?

Moro – 12:58:07. – ¿Cuál es la posición del mpf?

Dallagnol – 15:27:33. – Abrir
Moro

Las críticas a la divulgación de los audios fueron fuertes y, seis días después, el procurador y el juez aún discutieron el asunto:

Relacionado:  Partidos en Bolivia acuerdan consensuar Ley de Garantías
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es st7-1560024676.png
Dallagnol – 21:45:29. – La liberación de las grapas fue un acto de defensa. El análisis de las cosas con hindsight privilege es fácil, pero aún así no entiendo que tuviéramos otra opción, bajo pena de abrir margen para ataques que estaban siendo tentados de todos modos …
[…]

Moro – 22:10:55. – no me arrepiento del levantamiento del secreto. Era mejor decisión. Pero la reacción está mal.
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es st8-1560024775.png

Una semana después de la conversación, Moro pidió disculpas por la decisión. El juez volvió a dar consejos al MP el 21 de junio de 2016. Deltan Dallagnol presentó una previa anticipación de los indicios de corrupción revelados por la delación de 77 ejecutivos de Odebrecht, que implicaban a 150 políticos, incluyendo nombres como Michel Temer, Dilma, Lula, Eduardo Cuña en el caso de las mujeres. «En privado. «Creo que la revelación de los hechos y la apertura de los procesos debería ser paulatina para evitar un abrupto pereat mundus«, dijo Moro, usando la expresión en latín para un dictado del medio jurídico «acabe el mundo [pero] se haga justicia». «Apertura paulatina según gravedad y calidad de la prueba. Espero que LJ (sic) sobreviva o por lo menos nosotros «, agregó.

Otro consejo vino el 15 de diciembre de 2016, cuando el procurador actualizó al juez sobre las negociaciones de la delación de los ejecutivos de Odebrecht.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es st7-1560024676.png
Dallagnol – 16:01:03 – Estimado, por favor no pasar adelante: (por favor mantener aquí): (1 en ejercicio), 29 ministros (8 en ejercicio), 3 secretarios federales, 34 senadores (21 en ejercicio), 82 diputados (41 en ejercicio), 63 gobernadores (11 en ejercicio), 17 diputados estatales, 88 alcaldes y 15 concejales […].

Moro – 18:32:37 – Opinión: mejor quedarse con el 30 por ciento inicial. Muchos enemigos y que trascienden la capacidad institucional del mp y judicial.
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es st8-1560024775.png
Dallagnol
Dallagnol a Moro: «Estimado, se han solicitado audiencias en la fase del 402, pero quédate a gusto, innecesario decir, para denegar. Por nuestra parte, fue un pedido más por estrategia». Foto: Heuler Andrey / AFP / Getty Images

«No se puede cometer este tipo de error ahora»

En marzo de 2017, Moro escribió a Dallagnol para sugerir por debajo de la mesa un camino para la investigación de Lava Jato, lo que en teoría sólo podría hacerse dentro de los autos de detención. «Estimado, la diputada Mara Gabrili ha enviado el texto para mí, pueden dar una mirada en ello. Por favor, mantenga reservado», dijo el entonces juez.

Relacionado:  El proceso constituyente en Sudáfrica, los dos tercios y el referendo dirimente: Lecciones para la experiencia chilena

Luego seguía un largo mensaje de Gabrilli, del PSDB (Partido de la Social Democracia Brasileña) y actualmente senadora, en la que ella sugiere que el publicista Marcos Valério, preso tras los procesos del Mensalão, fuera oído acerca del asesinato de Celso Daniel, ocurrido en 2002. Daniel era prefecto de Santo André, ciudad del ABC paulista, cuna política de Lula y del Partido de los Trabajadores.

Menos de una hora después, Moro oyó que el llamamiento de la entonces diputada sería tenido en cuenta por Lava Jato. «Hablé con Diogo, que chequeará», respondió Dallagnol, haciendo referencia al procurador Diogo Castor de Mattos.

Dos meses después, el 8 de mayo de 2017, Curitiba parecía al borde de una guerra civil. De allí a dos días, Lula se sentaría por primera vez ante Moro para declarar, como reo en el caso del apartamento triple. Ante la llegada de caravanas de apoyo al petista y, en menor número, de fans de Moro y de Lava Jato, la secretaría de Seguridad Pública de Paraná montó un gigantesco esquema que incluyó hasta tiradores de élite el día del juicio.

En medio del clima de tensión, Moro disparó un mensaje a Dallagnol en que, duramente, lo cobraba sobre la intención de posponer sobre la hora el testimonio del expresidente. «¿Qué historia es esa que ustedes quieren aplazar? Usted debe estar jugando», escribió Moro a las 19h09. «No tiene nulidad ninguna, es sólo un montón de tontería», agregó.

Dallagnol sólo respondió al día siguiente, a las 8:41. «Pasé el día ayer. Defenderemos mantener. Hablamos con Nivaldo», prometió. Se refería a Nivaldo Brunoni, juez de primera instancia que cubría las vacaciones del relator de Lava Jato en el Tribunal Regional Federal de la 4ª Región, João Pedro Gebran Neto. En ese mismo día, Brunoni rechazó la petición de la defensa del petista para posponer el interrogatorio.

Dos días después, se da otra conversación que revela el clima de camaradería entre el juez y los acusadores. «Estimado, se han solicitado audiencias en la fase del 402, pero quédate a gusto, innecesario decir, para denegar. Por nuestra parte, fue un pedido más por estrategia», tecleó Dallagnol. Moro respondió anticipando su decisión: «Blz (sic), tranquilo, todavía estoy preparando la decisión pero la tendencia es rechazar».

El 26 de junio, sería el turno de Moro de dictar la estrategia para el Ministerio Público Federal y mantener preso Juan Vaccari Neto, tesorero del PT que él había condenado, pero que sería absuelto por falta de pruebas, al día siguiente, por el TRF4.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es st7-1560024676.png
Moro – 18:24:25 – Ante la absolución del Vaccari sería tal vez conveniente agilizar el juicio del caso del Skornicki en el cual él tb está preso y condenado. Parece que se parece a la segunda instancia

Dallagnol – 20:54:53 – Proporcionamos tb nota de que la PRR va a recurrir

20:57:31 – Hay otras tb en el TRF. ¿Alguna razón especial para señalar esto?

Moro – 23:20:53 – Porque Vaccari tb fue condenado en esta ?!
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es st8-1560024775.png

La lectura de las conversaciones muestra cómo Moro y Dallagnol se quedaron próximos a lo largo de los años. Entre los últimos mensajes a los que The Intercept tuvo acceso, Moro conversa en tono de amistad con el procurador que trataba al actual ministro como «Querido juez» al inicio de los diálogos.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es st7-1560024676.png
Moro – 15:28:29. – Querido, recibí una fotos de tu fantasiado de superhomem con un tal de Castor, no sé lo que hago pero la Mónica Bergamin está preguntando si te preferiste el Superman i, oi o Iii?

Dallagnol – 22:47:06. – Kkkkkkk

22:47:28 – ¿Está en la cara tb?

22:48:10 – Si tienes, necesito sacar … ella me está difamando, era en realidad de príncipe que yo estaba rs
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es st8-1560024775.png

Pero, también hubo momentos tensos entre los dos. En marzo de 2016, Moro se enfadó con lo que consideró un error de la Policía Federal. «Tremenda bola en la espalda de la PF», escribió el entonces juez. Las justificaciones presentadas por Dallagnol no lo convencieron. «Continúa siendo un lío. No puede cometer este tipo de errores ahora».

Un año después, Moro, aparentemente irritado con una de las procuradoras de la fuerza de tarea de la Lava Jato, hizo un pedido delicado a Dallagnol:

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es st7-1560024676.png
Moro – 12:32:39. – Estimado, la colega Laura Tessler de vcs es excelente profesional, pero para la investigación en audiencia, no va muy bien. Lo siento decir eso, pero con discreción, intenta dar unos consejos a ella, para el propio bien de ella. Un entrenamiento haría bien. Por favor, guarde este mensaje.

Dallagnol – 12:42:34. – Ok, te quedar, gracias.
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es st8-1560024775.png
Moro
«Conozco a Moro desde hace muchos años. No es un modelo de juez imparcial, tiene un sesgo de favorecer la acusación», dice el abogado Antônio Sérgio Pitombo, que ya defendió a Jair Bolsonaro en los tribunales. Foto: Andre Coelho / Bloomberg a través de Getty Images

«Moro no es modelo de juez imparcial»

Las conversaciones entre Moro y Dallagnol enviadas por la fuente anónima comprenden un período de dos años, entre 2015 y 2017. En el grupo de fiscales citado en este texto, la FT MPF Curitiba, el contenido de los chats totaliza el equivalente a un libro de 1.700 páginas.

Los juristas oídos por The Intercept dijeron que la proximidad entre fiscales y jueces es normal en Brasil, aunque sea inmoral y viole el código de ética de los magistrados.

«Por la Constitución, el proceso penal brasileño es acusatorio. En la práctica, es inquisitivo«, dijo Lenio Streck, abogado, jurista, postdoctor en Derecho y profesor de Derecho Constitucional en la Unisinos, en Rio Grande do Sul. «El juez acaba siendo protagonista del proceso, actúa de oficio [es decir, sin ser provocado por una de las partes], busca pruebas. Esto termina haciendo que el MP, también con postura inquisitiva, acabe encontrando un aliado estratégico en el juez. Es un problema anterior, de que la Lava Chorro es un síntoma».

En su primer artículo, aprobado en 2008 por el Consejo Nacional de Justicia, el CNJ, el Código de Ética de la Magistratura Nacional, determina en su primer artículo que los jueces actúen «guiándose por los principios de la independencia, la imparcialidad» y el del secreto profesional, entre otros.

El capítulo 3 del código, que trata exclusivamente de la imparcialidad, dice, en el artículo octavo: «El magistrado imparcial es aquel que busca en las pruebas la verdad de los hechos, con objetividad y fundamento, manteniendo a lo largo de todo el proceso una distancia equivalente de las partes, y evita todo tipo de comportamiento que pueda reflejar favoritismo, predisposición o prejuicio». El artículo siguiente determina que el juez, «en el desempeño de su actividad, debe dispensar a las partes igualdad de trato, y vedar cualquier tipo de discriminación injustificada».

En varias decisiones, el Supremo Tribunal Federal ratificó que prohíbe a los jueces promover investigaciones. «La Constitución de 1988 hizo una opción inequívoca por el sistema penal acusatorio. De ello deriva una separación rígida entre, por un lado, las tareas de investigar y acusar y, por otra, la función propiamente jurisdiccional. «Además de preservar la imparcialidad del Poder Judicial, esa separación promueve la paridad de armas entre acusación y defensa, en armonía con los principios de la isonomía y del debido proceso legal«, dice el escrito de la acción directa de inconsecuencia 5104, relatada por el ministro Roberto Barroso.

Las conversaciones sugieren que el juez dio acceso privilegiado a la acusación y ayudó al Ministerio Público a construir casos contra los investigados, lo que puede ser usado por la defensa de los acusados ​​en Lava Jato. Éste fue, por ejemplo, el argumento de la defensa del expresidente Luiz Inacio Lula da Silva al apelar la condena y al denunciar a Sergio Moro en la Comisión de Derechos Humanos de la ONU. «El juez Moro actuó con prejuicio, pues él fue el juez de investigación de Lula«, dijo el abogado que representó al expresidente en la ONU, Geoffrey Robertson, en la época en que el petista fue condenado en segunda instancia. La defensa de Lula viene, sin éxito, cuestionando la imparcialidad de Moro en el Supremo Tribunal Federal.

«El juez brasileño, por regla general, es un juez formal, más distante, pero tiene más cercanía con el MPF, porque son ambos funcionarios públicos. Hay un desequilibrio en ese sentido», afirmó el abogado Antônio Sérgio Pitombo, que ya defendió en la justicia al actual jefe de Moro, Jair Bolsonaro.

«Conozco al juez Moro desde hace muchos años. No es un modelo de juez imparcial, tiene un sesgo de favorecer la acusación […] El punto sobre Lava Jato nunca fue el juez Moro, sino el Tribunal Regional de la Cuarta Región [responsable de juzgar en la segunda instancia los procesos de la operación] al nunca corregir al juez Moro. Jueces con ese ímpetu [punitivista] siempre tuvimos en Brasil. Pero nunca tuvimos un tribunal tan lamentable [con la primera instancia] como el TRF4. Allí parecía haber un pacto ideológico entre el tribunal y el juez. El tribunal encontraba hermoso aquello», criticó Pitombo.

El relator de los procesos de Lava Jato en el TRF4, el juez de segunda instancia João Pedro Gebran Neto, es amigo personal de Moro y, por regla general, se alinea al actual ministro en sus sentencias.

Muchas de las decisiones tomadas por Moro todavía pueden ser cuestionadas por las defensas de condenados en Lava Jato y revisadas en tribunales superiores.

Al contrario de lo que se tiene como regla, The Intercept no solicitó comentarios de fiscales y otros involucrados para los reportajes, en aras de evitar que actuaran para impedir su publicación y porque los documentos hablan por sí mismos. Entramos en contacto con las partes mencionadas inmediatamente después de publicar las materias.

Actualización

La fuerza de tarea de Lava Jato en el Ministerio Público Federal emitió tres notas tras la publicación del reportaje. En ellas, dedicó especial atención a la «acción criminal de un hacker que practicó los más graves ataques a la actividad del Ministerio Público, a la vida privada ya la seguridad de sus integrantes» y dijo que su actuación «está revestida de legalidad, técnica e impersonalidad». En ninguna de las notas, los fiscales cuestionaron la veracidad de los diálogos publicados por The Intercept.

También en nota, el ministro Sergio Moro dijo que «no se vislumbra cualquier anormalidad o direccionamiento de la actuación como magistrado, a pesar de haber sido retiradas de contexto y del sensacionalismo de las materias». The Intercept refuta la acusación de sensacionalismo e informa que trabajó con rigor para que todas las conversaciones fueran reproducidas dentro del contexto adecuado.

Te puede interesar:

https://www.elciudadano.com/latino-america/lula-es-inocente-conversaciones-filtradas-revelan-como-y-quienes-manipularon-las-pruebas-para-condenarlo/06/11/

Comentarios

Necesitamos de tu apoyo!

Por el periodismo comprometido con el medio ambiente y los movimientos sociales de Latino América y el mundo.

Tu donación es fundamental para mantener el equilibrio informativo y para que podamos seguir haciendo mejor periodismo en bien de nuestra sociedad.

¿Por qué necesitamos de tu aporte?
  • Tu donación ayuda a un equipo de más de 30 personas puedan concentrarse en generar contenido de calidad y siempre a favor de los pueblos.
  • Permites que tengamos un sitio web sin sobrecarga de anuncios publicitarios. Queremos evitar al máximo la aparición de marcas y que nuestro contenido siga siendo siempre libre.
  • Ayudas a que las luchas de grupos medioambientalistas, pueblos originarios y organizaciones sociales tengan siempre un espacio con oportuna y amplia cobertura noticiosa.

Apóyanos y obtén tu ciudadanía :)

   Conocer más >
4,286,856FansMe gusta
320,815SeguidoresSeguir
354,952SeguidoresSeguir
17,200SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

Necesitamos de tu apoyo!

Por el periodismo comprometido con el medio ambiente y los movimientos sociales de Latino América y el mundo.

Tu donación es fundamental para mantener el equilibrio informativo y para que podamos seguir haciendo mejor periodismo en bien de nuestra sociedad.

¿Por qué necesitamos de tu aporte?
  • Tu donación ayuda a un equipo de más de 30 personas puedan concentrarse en generar contenido de calidad y siempre a favor de los pueblos.
  • Permites que tengamos un sitio web sin sobrecarga de anuncios publicitarios. Queremos evitar al máximo la aparición de marcas y que nuestro contenido siga siendo siempre libre.
  • Ayudas a que las luchas de grupos medioambientalistas, pueblos originarios y organizaciones sociales tengan siempre un espacio con oportuna y amplia cobertura noticiosa.

Apóyanos y obtén tu ciudadanía :)

   Donar >

Los Más Leídos