Diputada Gazmuri contra iniciativa UDI de test de drogas a parlamentarios: «Es retrógrado e inconstitucional»

La actriz, activista y diputada dijo que evalúa acciones legales contra el test de droga a parlamentarios, iniciativa que fue promovida por la UDI y apoyada por otros sectores políticos, hasta convertirse en regla. "Hay que hacerse cargo de los temas de fondo, no podemos seguir con esta política de estigmatización y criminalización", señaló.

Ana María Gazmuri

Fotografía: Ana María Gazmuri | Agencia Uno

La diputada Ana María Gazmuri (Acción Humanista) se mostró en contra de la iniciativa de la Derecha, que ya forma parte del Reglamento de la Cámara Baja, que obliga a diputados y diputadas a someterse al menos dos veces durante su periodo legislativo a un test de drogas.

Durante el mes de junio y julio del presente año, tomó protagonismo una discusión parlamentaria que enfrentó temas como el derecho a la privacidad y la transparencia. Lo anterior con respecto al consumo de sustancias narcóticas por parte de nuestros representantes políticos.

Al final, triunfó la «transparencia», y quedó aprobado en el reglamento que cada seis meses los diputados y diputadas deberán someterse a un test aleatorio de pelo. Esto para identificar si consumieron algún tipo de droga y que, de salir positivo, será un resultado público. Además, quien se oponga, será sancionado por la Comisión de Ética y Transparencia de la Cámara.

La polémica medida, promovida por la UDI y apoyada por otros sectores políticos, se anunció a sí misma como una medida que buscaba prevenir el consumo de sustancias, estupefacientes o psicotrópicos de los legisladores para evitar algún delito asociado al narcotráfico. Sin embargo, no todos y todas las parlamentarias convergen con la idea y motivación de esta nueva exigencia a los legisladores.

La actriz y activista a favor del uso de cannabis y contra su criminalización, Ana María Gazmuri, señaló en conversación con La Tercera que la medida le parece «inconstitucional» y que violenta derechos humanos fundamentales como la privacidad, además de contribuir a la «estigmatización y criminalización» de los usuarios.

«Lo considero un proyecto populista que siembra un manto de duda en la Cámara inadecuado. Es absurdo vincular un supuesto consumo con el narcotráfico. No corresponde con una agenda contra la droga ni al Chile actual. Es retrógrado. Es completamente inconstitucional. Un reglamento no puede estar por sobre la Constitución ni las leyes», señaló la parlamentaria, asegurando que están «analizando» la posibilidad de tomar medidas judiciales. 

Gazmuri indicó además que lo que debiera hacerse para, enserio, darle la pelea al narcotráfico, es echar a andar la agenda de política antidrogas del Presidente Gabriel Boric, propuesta por la Bancada Transversal de Regulación por la Paz. «Somos 55 diputadas y diputados que componemos esta bancada. Hay que hacerse cargo de los temas de fondo. No podemos seguir con esta política que apunta a la estigmatización y a la criminalización. Si con este reglamento pretenden dar un golpe al narco, no pueden estar más alejados de la realidad«, indicó.

A mediados de julio, el diputado Jaime Sáez (RD) reconoció, en conversación con la revista especializada Cáñamo, ser usuario de la cannabis, provocando revuelo. Gazmuri salió en defensa del diputado, señalando que «se ha hecho una polémica artificiosa a raíz del sinceramiento de un diputado en cuanto a ser usuario recreativo de cannabis. El mundo entero va avanzando hacia la regulación del uso de la cannabis. Desde el punto vista científico, tenemos claro que es una droga, porque es una droga al igual que el alcohol, pero tiene menos problemas para la sociedad (…) Que una persona o un parlamentario decida consumir vino o una cerveza, no quiere decir que cuando vaya a legislar está bajo la influencia del alcohol. Es muy distinto. A nadie que consume alcohol se le trataría de alcohólico. Con la cannabis pasa lo mismo. Ahora, si un parlamentario tuviera un uso problemático de una sustancia, lo que necesita esa persona es ayuda y no se soluciona con una caza de brujas«.

La diputada, al ser consultada por la actitud que han tenido las bancadas de Izquierda respecto a la regularización y la agenda de drogas en general, admitió que puede que falte algo de «convicción» de parte de los parlamentarios. «Tal vez hay miedo al estigma desde la vereda del frente. Porque hay parlamentarios que no dudan en enlodar a partir de un tema sensible. ¿Cómo no va a ser sensible, cuando la inmensa mayoría de la población sentimos los fuegos artificiales y las ráfagas de metralla en las poblaciones en las noches? Pero lo que corresponde es apegarnos a la evidencia internacional. Mi llamado es a la seriedad política y no a los shows populistas«, apuntó.

Gazmuri, además, por si quedaba alguna duda, explicitó dentro de la entrevista ser usuaria de la cannabis en sus distintas versiones, y señaló no sentir la más mínima vergüenza al respecto. «Yo cultivo mis plantas en mi casa y hablo de las plantas que cultivo. Actúo con la frente en alto. ¿Sabes por qué? Porque (cultivando) dejo de alimentar las arcas del narcotráfico», expresó.

Finalmente, al ser consultada sobre una estimación de la cantidad de diputados y diputadas que darían positivo si se aplicara el test a cada uno y uno, señaló no saber, y que a su parecer tampoco tenía importancia. «Si esto se quisiera hacer en forma seria, habría que incluir el alcohol. No corresponde ni me interesa saber. Esto está en el ámbito de la privacidad», concluyó.


Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Comenta 💬