Llega el horario de invierno y junto a él una propuesta en el Senado para mantenerlo todo el año

Este sábado Chile cambia al horario de invierno. Sin embargo, este cambio, al que está tan acostumbrada la población, podría llegar a su fin si avanza el proyecto de Ley impulsado por el senador Guido Girardi y el neurocientífico John Ewer. El proyecto sostiene, en base a los beneficios para la salud que demuestra la evidencia científica, la necesidad de mantener un único horario durante todo el año, que sería el de invierno.

Luego de siete meses con el horario de verano llega el momento del cambio de hora en Chile. Esto ocurrirá hoy, sábado 3 de abril. Este cambio significará que en algunas zonas haya más luz y oscurecerá más temprano con el nuevo horario de invierno.

Todos los chilenos deberán retrasar los relojes 60 minutos cuando llegue la medianoche de este sábado. Lo que implica que a las 00:00 horas se deberá cambiar la hora a las 23:00 horas. La medida tendrá vigencia hasta septiembre de 2021 en todo el territorio nacional, a excepción de la Región de Magallanes y la Antártica Chilena, que mantendrán el «horario de verano» al menos hasta 2022.

Mantener solo el horario de invierno

El senador PPD Guido Girardi, presidente de la Comisión Desafíos del Futuro, junto al neurocientífico John Ewer, quien trabajó en el equipo que ganó el Premio Nobel en 2017 por la investigación del reloj biológico, señalaron que el actual sistema horario en Chile genera importantes problemas a la salud de la población y perjudica el aprendizaje de niños, niñas y adolescentes (NNA).

El proyecto ingresado en la Comisión Futuro del Senado busca establecer un solo horario. Este sería es el de invierno, al que vamos a ingresar este sábado. Este es, según la evidencia de los expertos, el más cercano al que le corresponde a Chile por su huso horario.

El neurocientífico explicó que “el metabolismo de los seres vivos se activa con la luz solar, y si nos despertamos antes se produce un déficit crónico de sueño que afecta la salud (diabetes, hipertensión, sistema inmune) y aumenta el riesgo de accidentabilidad”.

Además, Ewer señaló que “con el horario de verano tenemos el huso horario de Brasil y estamos desfasados dos horas con respecto al que nos corresponde. Lo que es un desastre. Con el de invierno, nos acercamos al huso horario de Perú que es el que debiéramos tener”.

Compártelo

Comentarios