Esteban Velásquez, Comisión de Minería del Senado:

Una prueba de fuego para el gobierno va a ser la política nacional del litio”

El senador que ha promovido el Royalty Minero está sorprendido por los anuncios en bambalinas respecto de la entrega vía trato directo de concesiones de litio a Soquimich, en manos de Julio Ponce Lerou y de los nietos del dictador. El parlamentario del FRVS llamó al presidente Boric a no entregar el mineral a SQM.

Por Mauricio Becerra

17/01/2023

Publicado en

Chile / Entrevistas / Minería / Política / Portada

0 0


Desconcierto ha causado la revelación hecha por El Ciudadano de que la subsecretaría de Minería estaría amañando la entrega del litio por trato directo a Soquimich (SQM) sin licitación de por medio. Lo anterior fue confirmado por los dichos del Subsecreatario de Minería Willi Kracht, quien pese a reiteradas consultas de El Ciudadano señalara que si hay licitación, esta sería en otros salares, es decir no en el de Atacama y no en el de Maricunga. Para analizar esa insólita medida conversamos en el programa de entrevistas Cable a Tierra con el senador Esteban Velásquez Núñez (FRVS).

Velásquez siendo diputado (2018-2022) promovió un proyecto de Royalty Minero que fue despachado favorablemente a comienzos de enero por la Comisión de Minería del Senado y que podría allegar al presupuesto público una recaudación de más de mil millones de dólares.

De dicha recaudación hay un compromiso de invertir US$450 millones en los gobiernos regionales y municipales, lo que cuadruplicaría el actual aporte del fisco al sistema municipal. La bajada de los recursos sería a través de tres fondos destinados a los municipios y entidades territoriales, otro en exclusivo para comunas mineras y un tercer fondo para productividad y desarrollo a nivel regional.

El senador nortino contó a Cable a Tierra que el proyecto de royalty “está concentrado en las ventas de las mineras, antes que en las ganancias que declaran”.

A través de esta forma, el royalty evitaría la evasión de impuestos a través de no declarar las ganancias reales. A juicio del senador “las empresas mineras no tienen en su fuero interno lo que el Estado debe hacer: planes de desarrollo para los territorios”.

Nacido y criado en Calama, antes de meterse en política Velásquez se desempeñaba como profesor de Educación Básica. “Creo que el norte ha sido mirado con desprecio en Chile (…) Recién en el siglo XXI estamos buscando recursos de la minería que queden en las zonas mineras”.

El senador también llama la atención respecto de que 302 de las 346 comunas del país serán beneficiadas.

De igual modo, reclama que pese a que el proyecto original contemplaba un 3% de royalty, “el Senado lo tijereteó tanto que quedó en uno por ciento”

Ahora el proyecto pasa a sala del Senado ¿Cree que hay disposición de la derecha en aprobarlo?

– Tenemos un paso muy importante. En la Cámara de diputados salió con una aprobación contundente, con un 3 por ciento de los valores. En el Senado conseguimos un 1 por ciento. Por diversas razones avanzamos en aquello. Eso nos va a permitir igual tener un 0,3 ó 0,4 por ciento del PIB. Unos 1.400 millones de dólares… o sea, si nos fuese mal en el Senado, la derecha se pegaría un disparo en los pies porque tendría que ir a Comisión Mixta, lo que implica buscar una alternativa.

Velásquez está optimista respecto de la aprobación del proyecto de royalty.

– Esperamos, porque los propios directivos de las empresas mineras consideran que lo peor que puede haber es que no haya royalty minero y la rabia tremenda que van a tener muchas regiones mineras no les va a ser de utilidad para que tengan tranquilidad en sus operaciones día a día- comenta.

¿Por qué el litio quedó fuera del royalty?

– Si bien aspirábamos a que el litio también tuviera esta carga tributaria, nos pareció muy prudente y sensato lo que el gobierno nos dijo: trabajemos en ámbito del royalty al cobre, porque el compromiso de gobierno es vamos a crear una Empresa Nacional del Litio o algo mucho más importante, vamos a tener una política nacional del litio. Hace mucho rato que el Estado no tiene una política nacional respecto de algún recurso natural.

No soy estatista. Hay vocación de muchos privados que podrían hacerlo bien, lo digo con mucha claridad. Pero ojo, cuando uno comienza a darse cuenta que podrían haber unas trampitas en quienes comienzan a diseñar una política nacional del litio equis colocamos un poco de atención.

Se ha argumentado la necesidad de actores privados con experiencia en la industria debido a una supuesta incapacidad de Codelco para explotar el litio

– Esta discusión importa mucho. Primero hay que agotar todos los medios para que como Estado nos atrevamos. No sé si el Estado debe estar en la lógica de los privados: eso de yo quiero crear una empresa y recibir el mismo rango de utilidades de los privados. El Estado debe mirar también ¿Y cómo están las relaciones con las comunidades aledañas? ¿y cómo está el ecosistema?

Me importa la flora y la fauna que tiene el salar.

Hoy la política nacional del litio tiene nombre y apellido: es salar de Atacama, que está a pocos kilómetros de San Pedro de Atacama, a pocos kilómetros de Calama en la Provincia de El Loa, en el norte, rodeada de comunidades andinas, de ayllús. Hay un ecosistema, una vida de por medio, un hábitat. El Estado es distinto al privado.

Codelco tampoco da el ejemplo

– Yo pienso que si es posible una Empresa Nacional del Litio, sea Codelco u otra. Y si es posible traer talentos profesionales sean chilenos o extranjeros, pero hay un principio rector: que el Estado de Chile define la política. Y no cualquier socio y hay socios nefastos. A los socios nefastos hay que tenerlos alejados y vamos con los buenos vecinos, los buenos amigos.

Las licitaciones bien claritas, que no se fragüe y nos tengamos que enterarnos en diez años más que alguien en equis piso de la Moneda llegó a algún acuerdo.

El presidente Boric tiene una oportunidad no sólo histórica, sino que también ética, de hacer un negocio a favor del Estado con los propios ciudadanos de Chile de cara a la gente. Creo que el presidente Boric tiene las espaldas, la ética y la moral para hacerlo.

El papá del senador Velásquez tuvo un salón de pool, entre otros negocios, por lo que desde chico y hasta adolescente frecuentó y aprendió del billar.

¿Cómo va la jugada del gobierno de Apruebo Dignidad?

– Le faltan algunos massés, algunos efectos que tienen que ser muy claros. No jugar mucho por el centro, sino colocar los massés en los sectores que estamos esperando. Yo creo que en el progresismo ni los sueños se han acabado, así que nada de conservadurismo. Sí de diálogo.

Cuando uno juega al pool nunca renuncia a la buena apuesta, a ganar con buenos juegos. En el momento del tiro, el pulso muestra para donde va tu dirección. Yo creo que en ese sentido el gobierno tiene que mantener sus convicciones, con mucho diálogo, pero que no afloje. Creo que una prueba de fuego va a ser la política nacional del litio.

¿Qué le parece de que el litio pueda acabar en las manos de los nietos del dictador?

– Hay hecho ofensivos en el Chile de los últimos 50 años. Desde la privatización de empresas en la dictadura, las que nunca se revisaron. Esos resulta denigrante. Esa novela continuará. Con más elegancia, pero continua. Debemos revisar estas privatizaciones. Es inaceptable que tengamos a los nietos, la parentela del dictador (en el litio). Hacemos este llamado al gobierno del presidente Boric. Que pueden ser actores privados, bienvenidos los buenos negocios, pero hay límites, es la probidad, la transparencia.

El Ciudadano

VEA LA ENTREVISTA COMPLETA ACÁ

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Comenta 💬