Agencias de lobby entregan a banqueros plan para desprestigiar a Occupy Wall Street

850

Agencias de lobby entregan a banqueros plan para desprestigiar a Occupy Wall Street

Autor: Mauricio Becerra

850.000 dólares son los honorarios que cobra una compañía de lobby para desprestigiar al movimiento Occupy Wall Street. Así se desprende de un memorando filtrado este fin de semana, que da cuenta de una propuesta de la empresa asesora de imagen Clark Lytle Geduldig & Cranford a la Asociación de Banqueros Estadounidenses (ABA, por su sigla en inglés).

El documento fue difundido por el periodista Chris Hayes de MSNBC, quien confirmó que Clark Lytle Geduldig & Cranford ofreció llevar a cabo una “investigación de oposición” sobre Occupy Wall Street para elaborar “relatos negativos” a cambio del monto de dinero.

El memorando aconseja a los banqueros no mirar en menos el movimiento y que es momento de tomarlos en serio, ya que “ha demostrado que deben ser tratados más como un competidor organizado que es muy ágil y capaz de trabajar hábilmente con los medios, coordinar el apoyo de terceros e involucrar a funcionarios en su causa. Para contrarrestarlo, tenemos que hacer lo mismo”.

También los lobbystas acusan que una victoria demócrata en 2012 puede ser perjudicial para Wall Street y sugieren a la ABA que concentre su energía en determinados Estados norteamericanos para elegir así a los republicanos. No dejan de alertar que si los demócratas se suman a los ‘indignados’, el hecho “implicaría algo más que un malestar político a corto plazo, sino que además puede tener un impacto a muy largo plazo en los ámbitos político, de gestión y financiero especialmente para las empresas que están en el punto de mira”.

Sam Geduldig y Jay Cranford, socios de la firma de lobby, trabajaron antes para el Presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner; y acostumbran a trabajar para la banca.

ESTRATEGIA EN CUATRO PASOS

La estrategia para construir una imagen negativa de los indignados de Estados Unidos y de todos aquellos que los apoyan son cuatro páginas y apuesta por cambiar la imagen positiva que los indignados ante los medios y el público.

El plan contempla una estrategia de 60 días de investigaciones y sondeos sobre el movimiento para demostrar que “las empresas aún cuentan con fuerza política y que atacarlas tendría un importante coste político”.

Al igual que el diseño de Piñera para enfrentar el movimiento social chileno, estos asesores proponen iniciar la campaña con un monitoreo de las redes sociales aprovechando su transparencia para así identificar ”mensajes extremos e ideas” que influyen en el norteamericano promedio.

El monitoreo también les permitiría anticiparse a las tácticas del movimiento OWS, analizar las tendencias e identificar técnicas de reporte efectivas.

Otra apuesta es analizar cómo se financia el movimiento OWS. Así tendrían un análisis de quienes respaldan a los indignados, si es que hay “líderes extremistas” y las posiciones políticas que tienen.

Lo anterior permitiría desplegar una campaña de inteligencia a través de los medios cuando se defina el inicio de la operación de manipulación que considere la retórica utilizada y defina acciones estratégicas en la construcción de opiniones y mensajes.

Finalmente la campaña busca construir publicidad “creativa” y posicionamiento. Si bien recomiendan no recurrir a la publicidad pagada ya que no hay claridad en el nivel de efectividad de una guerra de mensajes contra de un movimiento de bases sociales.

Si bien se trata de un proyecto, ya se evidencia cierta tendencia en los medios masivos de retratar este conflicto como un enfrentamiento contra la autoridad y no en contra de los valores corporativos y los efectos del neoliberalismo.

La ABA reconoció que había recibido el memorando, pero dijo que había optado por no seguir sus recomendaciones.

AUTORIDADES PORFÍAN EN REPRESIÓN

Robert Hass, poeta laureado de Estados Unidos, reveló que hace poco la policía lo golpeó a él y a su esposa durante una manifestación de “Occupy” en la Universidad de California en Berkeley.

Hass, de 70 años, dice que un oficial le dio un empujón a su esposa en el pecho y la tiró al piso poco después de hablar con un oficial joven sobre la importancia de la no violencia. Momentos después, un oficial golpeó a Hass duramente en las costillas dos veces y una vez en la frente. Los videos muestran que la golpiza ocurrió poco después de que Hass instara a la policía a no lastimar a los estudiantes.

Robert Hass les dijo: “Usen la cabeza. Usen la cabeza. No hay razón para lastimar a esta gente. No hay razón… Usen la cabeza. Ninguno de los que están aquí los quiere lastimar. No los vamos a lastimar”.

Robert Hass es profesor de poesía y poética en la Universidad de California en Berkeley. Se desempeñó como poeta laureado de Estados Unidos de 1995 a 1997. En 2007 ganó el premio National Book Award y en 2008, el Pulitzer.

Este lunes el periódico The Guardian difundió un video en el que se ve a un oficial de policía golpeando a un veterano de la guerra de Irak durante una manifestación realizada en Oakland el mes pasado.

El veterano, Kayvan Sabehgi, fue golpeado el mismo día que otro manifestante veterano de la guerra de Irak, Scott Olsen, sufriera una fractura de cráneo tras ser alcanzado en la cabeza por un proyectil de la policía. En el video, Sabehgi no parece representar ninguna amenaza ni intentar resistirse. Tras la golpiza de la policía, Kayvan Sabehgi, de 32 años, fue hospitalizado en la unidad de cuidados intensivos con lesiones en el bazo.

En tanto, un grupo de líderes independientes conocido como el “Consejo de Ancianos” visitó ocupaciones en California y Nueva York para debatir una serie de temas como la pobreza, la encarcelación masiva y lo que describen como una “cultura de guerra”.

Dolores Huerta, cofundadora del sindicato de trabajadores rurales United Farm Workers, se dirigió a los ocupantes en Los Ángeles y les dijo: “Sí, tenemos que ocupar Wall Street. Tenemos que hacerlo, pero también tenemos que ocupar la junta escolar, ¿no? Y tenemos que ocupar el consejo municipal, ¿no es cierto? Y el Congreso. Porque ahí es donde se toman las decisiones y adonde va nuestro dinero. Si va a ir a las escuelas o si va a ir a las cárceles. Si va a ir financiar más evasiones fiscales del mundo de las grandes empresas o si vamos a tener más dinero para los servicios de salud. Por lo tanto, tenemos mucho trabajo por hacer, y esto viene de abajo. Sabemos que todos los cambios que se han hecho gracias al movimiento por los derechos civiles o de las mujeres, el movimiento pacifista y de las personas homosexuales, bisexuales y transexuales vinieron de abajo. Por lo tanto, muchas gracias. Ustedes están marcando el camino. Somos muy afortunados de estar aquí con ustedes. Muchas gracias. Sí se puede, podemos hacerlo”.

M. B. R.

@kalidoscop

El Ciudadano

*Con información de Democracy Now

LINK CON SITIO OCCUPING WALL STREET

OCCUPING TOGETHER

Video de The Guardian 17 noviembre (en inglés)


Comenta



Busca en El Ciudadano