Agrupaciones indígenas presentan denuncia contra Congreso Nacional, Piñera y ministro de Agricultura por Ley Monsanto

Alegando que “cualquier votación en favor o en contra de la Ley Monsanto es ilegal sin consulta indígena previa”, diversas agrupaciones indígenas aymara, quechua, likan antai, mapuche denunciaron al Estado de Chile ante el Relator Especial sobre Pueblos Indígenas de Naciones Unidas, Sr

monsanto

Alegando que “cualquier votación en favor o en contra de la Ley Monsanto es ilegal sin consulta indígena previa”, diversas agrupaciones indígenas aymara, quechua, likan antai, mapuche denunciaron al Estado de Chile ante el Relator Especial sobre Pueblos Indígenas de Naciones Unidas, Sr. James Anaya.

Ariel León Bacián de Pueblos Originarios Unidos y Alianza Autónoma de Pueblos Indígenas, Esteban Araya Torocco de la Asociación de Agricultores Likan antai “Lay lay” de Calama, Richard Fernández Chávez, de la Coordinadora Aymara por la Defensa de los Recursos Naturales, Catalina Cortés de la Ecozona de Matilla del Área de Desarrollo Indígena Jiwasa Oraje, Lorena Naguelquín de Unidos para la Vida de Punta Arenas, César Huanca del Consejo Territorial de Chapiquiña (Arica), Héctor Contreras y Margarita Quispe, aymaras, agricultores de Camiña miembros de la comunidad indígena de Santo Tomás de Camiña, y Alicia Salvatierra, quechua del territorio de San Pedro Estación, presentaron hoy una denuncia contra el Congreso Nacional, el Presidente de la República y el Ministro de Agricultura, la que esperan “que se resuelva con urgencia, debido a que la Ley se votaría mañana 04 de marzo de 2014”.

Para los indígenas “la ley Monsanto amenaza la biodiversidad, la salud humana y el medioambiente, así como la soberanía alimentaria de los indígenas. A los indígenas nos roban plantas, las modifican genéticamente sin nuestro consentimiento, y negando nuestro trabajo de milenios seleccionando semillas y cepas fuertes. Roban nuestro trabajo, no nos pagan ni compensan nada, como si las semilleras comenzaran desde cero, usan pesticidas para el cultivo de sus semillas modificadas por transgenia, envenenan con ello el agua, la tierra y nuestros cuerpos, nos contaminan nuestros cultivos con sus trazas transgénicas… ¿Y a pesar de todos estos efectos no nos consultan las leyes como ordenan los tratados internacionales? Nos parece un mal chiste del estado, del Congreso y del gobierno”.

Los indígenas señalaron que “la consulta es un mecanismo que aplica el derecho a la igualdad ante la ley, y que obliga al Estado a dialogar con los indígenas y a llegar a acuerdos si las leyes debatidas afectan a los pueblos indígenas. El Congreso se ha excusado de hacer consultas por que no tienen reglamento, pero el Tribunal Constitucional ha señalado que este deber es autoejecutable, que no requiere ley ni reglamento para ser obligatorio. Y el congreso está al debe, pues no ha consultado nunca una ley, sólo por desidia, por proteger a las transnacionales”.

Para los indígenas “cualquier votación sin una consulta es ilegal, inconstitucional, y por ende, vicia la ley. Nos cansamos que el Estado legisle sin nuestra visión, sin integrar nuestros derechos a la letra de las leyes. Ya nos quitaron la tierra, el agua, ahora van por nuestro alimento. Nos roban y cuando protestamos nos aplican la ley antiterrorista”.

Las agrupaciones creen que “en caso de aprobarse la ley nos perjudican, pero si la rechazan mañana, también nos dañarán, pues se armará una Comisión Mixta de 5 senadores y 5 diputados que decidirán sin consulta indígena, de manera rápida, igual como ocurrió con la ley de pesca. Recordamos que la Ley Monsanto se tramitó en la Cámara de diputados en las comisiones de Agricultura y Medio Ambiente, y en el senado sólo en la primera, arriesgando que en la Comisión mixta se desactive cualquier avance en favor de los pueblos indígenas. Parece que los senadores junto a las transnacionales armaron esta estrategia para mutilar la discusión y eludir a propósito la consulta indígena”.

Las organizaciones llamaron al senado a “acatar la lógica y el criterio, y sacar el proyecto de la tabla, aún no vota ningún parlamentario, sólo han expresado su opinión, opinión incompleta pues no han escuchado ni dialogado ni acordado nada con los pueblos. Esto puede retroceder, el Convenio 169 y el Tribunal Constitucional los obliga a realizar la consulta. No puede ser que el Congreso viole las mismas leyes que aprueba”

Compártelo

Comentarios