Casi mil muertos en Gaza por ofensiva israelí

A 984 personas, en su mayoría mujeres y niños, ascendió la cifra de muertos en la Franja de Gaza, Palestina, luego de que el Ejército israelí ingresaran en el barrio de Tel Hawwa, distante a kilómetro y medio del centro de la ciudad

A 984 personas, en su mayoría mujeres y niños, ascendió la cifra de muertos en la Franja de Gaza, Palestina, luego de que el Ejército israelí ingresaran en el barrio de Tel Hawwa, distante a kilómetro y medio del centro de la ciudad.

A 19 días de iniciarse la ofensiva hebrea sobre territorio palestino, se atacaron 60 objetivos en Gaza, en un ataque combinado de fuerzas de infantería, artillería y miembros de la inteligencia militar apoyados por la Fuerza Aérea y Naval.

Sólo la jornada de ayer dejó a 55 personas muertas. Médicos palestinos informaron que entre las víctimas hay 3 niños que fueron alcanzados por bombas israelíes mientras jugaban. Otros cuatros palestinos fueron abatidos pese a que enarbolaban una bandera blanca.

El ministro israelí de Defensa, Ehud Barak, afirmó que la ofensiva había alcanzado “la mayoría de los objetivos pero, probablemente, no todos”.

Entre los objetivos incluidos en la ofensiva se encuentran varios comandos militares, la comisaría central de la ciudad de Gaza y cinco zonas desde las que supuestas facciones armadas palestinas disparan proyectiles de mortero contra el territorio israelí. Además, los bombardeos desde el aire destruyeron 35 túneles el sur de la franja de Gaza.

El avance de las fuerzas terrestres israelíes desde el norte de la franja se dirige a la capital, en donde residen 1,5 millones de personas.

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abas, acusó este martes a Israel de querer “aniquilar” a la población de Gaza.

A la cifra de muertos se suman 4.400 heridos desde que el 27 de diciembre se iniciara la ofensiva hebrea.

Según la ONU, en Gaza un millón de habitantes viven sin electricidad, 750.000 sin agua, y los hospitales funcionan con generadores auxiliares.


ESFUERZOS DE LA DIPLOMACIA

Mientras las cifras de muertes aumentan, la diplomacia mundial intenta acercar a las partes, pese a que choca con la posición israelí de mantener el estado de guerra.

En Nueva York, el Consejo de Seguridad de la ONU dio ayer martes su apoyo al secretario general, Ban Ki-moon, quien parte a Oriente Medio, donde intentará poner fin a los combates entre Israel y Hamas, en aplicación de la resolución 1860 que llama a un alto el fuego inmediato.

En Ginebra, las agencias humanitarias de la ONU y el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) expresaron este martes su frustración por no poder socorrer eficazmente a la población indefensa de la franja de Gaza.

Hillary Clinton, Secretaria de Estado del electo presidente Barack Obama, aseguró en el Congreso que su administración hará “todos los esfuerzos posibles” para propiciar un acuerdo de paz entre israelíes y palestinos. Clinton negó cualquier diálogo con Hamas, mientras no reconozca el Estado de Israel y renuncie a la violencia.

Por su parte, el presidente de Irán, Mahmud Ahmadinejad, cursó una carta a su colega boliviano, Evo Morales, para propiciar un acuerdo internacional que frene la ofensiva militar de Israel en la franja de Gaza.
En tanto que el primer ministro británico, Gordon Brown, se mostró “profundamente perturbado” por las escenas de sufrimiento de Gaza y este martes habló con su homólogo israelí, Ehud Olmert, y con el presidente egipcio, Hosni Mubarak, para presionarles en

EJÉRCITO ISRAELÍ CONTRA POBLACIÓN CIVIL

El Ejército de Israel disparó contra una mujer y tres hombres que enarbolaban una bandera blanca cuando abandonaban su casa tras un ataque israelí en Gaza.

El hecho fue difundido por la ONG israelí Betselem, que afirmó en un comunicado que un testigo, Munir a-Najar, residente de la aldea de Khuza, dijo por teléfono que al menos la mujer fue abatida, desconociéndose su estado porque él tuvo que huir de la zona.

El hecho ocurrió la noche del martes cuando fuerzas hebreas allanaran el terreno y demolieran viviendas en la aldea, cercana a la frontera con Israel.

El relato del testigo señala que la mañana del martes 13 de enero, Rawhiya al-Najar, una mujer palestina, de 50 años, salió de su casa con una bandera blanca en la mano para que el resto de su familia pudiera seguirla y abandonar la vivienda.

En la calle la mujer fue abatida, permaneciendo inmóvil en el suelo sin que el resto de la familia ni los servicios de emergencia pudieran acercarse para prestarle auxilio.

Los militares israelíes abrieron fuego cuando el grupo había caminado veinte metros, e identificó a los tres hombres como Muhammad Salman a-Najar, de 54 años, Ahmad Juma a-Nahjar, de 25, y Jalil Hamdan a-Najar, de 80.

El Ciudadano

Compártelo

Comentarios