es Spanish

Cumbre FAO: Sólo palabras

“En Africa, cada segundo muere un niño por hambre” ha manifestado el Director General de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) el senegalés Jacques Diofud en la cumbre romana .

“Cuando termine esta cumbre de tres días, los niños muertos serán 17.000 mil”. Frases de este tipo se han escuchado durante todo el “summit” en los lujosos salones de la FAO. Pero esos mismos líderes que pronunciaban estas palabras no se han fijado en los gastos que han ocasionado a sus países participando a la cumbre con todo ese séquito de portavoces, secretarios (as), guardiaespaldas, choferes y parientes. Enteros hoteles de lujo del centro de la capital italiana han sido ocupados por los representantes de los 182 países participantes, 60 entre Jefes de Estado y de Gobierno, 197 ministros, casi 3.500 delegados. Los restaurantes, siempre de lujo, en los alrededores de la FAO, han hecho su buen cosecha. Recibimientos con centenares de invitados se han efectuado en los tres días del “summit”.

El World Food Programme, agencia de la ONU, ha calculado que con una moneda de un Euro se le quita el hambre por una semana a un niño africano, con menos de 20 centésimos al día se le da un plato de arroz con legumbres, con todo lo que se ha gastado en la cumbre de Roma, se hubiesen podido alimentar por un año a 35.000 niños.

La cumbre de la FAO ha sido un fracaso desde todos los puntos de vista. Los líderes de las mayores potencias industrializadas del mundo han brillado por su ausencia y sobretodo no se han encontrado los 44.000 millones de dólares que sirven para reactivar el sector de la agricultura que eran necesarios para almenos detener el aumento del número de personas que sufren hambre en el mundo y que llegó este año a la cifra récord de 1.020 mil millones debido a la crisis económica global.

En la declaración final de esta cumbre los países se han comprometido en forma general a erradicar el hambre, todo esto sin fijar ni una fecha concreta ni establecer nuevos fondos. Esto representa el “minimo denominador común” expresó Diouf.

De este modo se ha perdido una buena ocasión para resolver un problema importantísimo y humano para salvar del hambre a más de mil millones de seres.

por Rodolfo Faggioni

El Ciudadano

Facebook Comments

4,250,388FansMe gusta
172,890SeguidoresSeguir
291,929SeguidoresSeguir
16,520SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -

Más Leídos

- Advertisment -