Más de 770 palestinos asesinados y 3.150 heridos en los 13 días de agresión sionista

Las fuerzas israelíes continuaron bombardeando este viernes a Gaza, pese a la resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU) que acordaba un cese inmediato al fuego

Las fuerzas israelíes continuaron bombardeando este viernes a Gaza, pese a la resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU) que acordaba un cese inmediato al fuego.

Desde Líbano se abre un nuevo frente contra el régimen. Las hordas israelíes bombardean repetidamente un refugio hasta matar a 30 civiles. Israel, al margen de todas las leyes

La resistencia islamista rechazó la resolución de Naciones Unidas, elaborada por Inglaterra en colaboración con Francia y los países árabes pro-occidentales, porque no tuvo en cuenta los intereses palestinos.

Además lo ve como prueba del fracaso de la ofensiva militar del régimen en Gaza, según manifestó desde Beirut el dirigente islamista Osama Hamdán en declaraciones a un medio local.

Para Hamdán, la resolución del Consejo de Seguridad “no habla ni del levantamiento del bloqueo ni de la apertura de los pasos fronterizos” en Gaza.

A pesar de la tibia resolución del organismo internacional dominado por Occidente, el primer ministro del régimen de Israel, Ehud Olmert, comentó anoche que su gobierno podría ordenar a sus pistoleros que “aceleren su actual ofensiva en la Franja de Gaza” para alcanzar sus objetivos.

Las pistas de la prevista escalada de la agresión israelí fueron hechas públicas después de que el Gabinete de Seguridad Nacional votó el miércoles a favor de continuar el asalto.

Dado el poco avance y los magos resultados obtenidos hasta ahora con la invasión, se prevé que decenas de miles de soldados y reservistas del régimen serán enviados a combatir contra la población civil de Gaza, donde más de 770 palestinos han sido asesinados y unos 3.150 están heridos en los 13 días de agresión militar israelí.

Aunque funcionarios sionistas dijeron que Hamas ha sufrido significativas pérdidas, los militantes de Gaza continuaron hoy la lucha cuerpo a cuerpo con los agresores y disparando cohetes contra el sur de Israel, dejando varios heridos y daños materiales. De los “11 muertos” confirmados por el régimen israelí, cuatro perdieron la vida en estos ataques.

SE ABRE UN NUEVO FRENTE

Por su parte, varios cohetes lanzados desde Líbano impactaron en el norte de Israel, levantando una nueva alerta militar y planteando la posibilidad de una reanudación de hostilidades con Hezbolá. El régimen respondió, tibiamente dadas las circunstancias, con disparos de morteros contra el sur de Líbano.

Dos proyectiles han alcanzado la zona de Galilea y un tercero Naharía, al norte del territorio robado por los sionistas n 1948. Fuentes médicas citadas por Haaretz han informado que hubo al menos dos heridos.

El régimen de Israel, a pesar de sus bravuconadas, no parece estar preparado para un posible ataque desde el norte, especialmente desde que en 2006 Hezbolá le propinó una dura represalia a su invasión a Líbano.

Israel combatió contra la guerrilla libanesa durante 34 días, y finalmente tuvo que retirarse derrotado ante la gran cantidad de pérdidas humanas y materiales sufridas.

Esa guerra estalló en julio 2006, mientras los israelíes luchaban contra milicianos palestinos en Gaza, lo que lleva a los analistas a afirmar que el régimen sionista no tiene capacidad para mantener dos guerras al mismo tiempo. Especialmente este tipo de guerras no convencionales, donde gran parte de la población participa en apoyo a los resistentes.

CONTINÚAN LOS ASESINATOS

La criminal agresión sionista ha continuado hoy. Al menos 30 personas, que se encontraban en una casa con 110 refugiados, murieron en uno de estos ataques, según ha confirmado Naciones Unidas.

Según varios testigos estos 110 palestinos fueron evacuados a una casa en la localidad de Zeitoun -la mitad de ellos niños- con la orden de que no se movieran del lugar. 24 horas después las hordas israelíes bombardearon “varias veces la casa” hasta matar a 30 personas, la mayoría de ellas niños.

Misiles israelíes han impactado también en viviendas de Yabalia, en el norte, según testigos en Gaza capital, en una jornada en la que Israel ha intensificado su despiadado asalto.

Horas antes del ataque, aviones israelíes lanzaron cientos de panfletos en los que se pedía a la población que evacuase sus casas por el peligro de ser bombardeados, ha relatado un habitante de Rafah. Lo cual viene a confirmar que la intención del régimen es atacar a los civiles.

Hoy también se supo que la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo (UNRWA, en inglés) suspende sus operaciones en la franja de Gaza por el riesgo que corren ante la agresión de Israel.

Durante esta jornada soldados israelíes han disparado contra camiones “perfectamente identificados de la UNRWA” y han causado la muerte a uno de los conductores, asegura la organización en España. Junto al conductor, empleado de una empresa de transportes contratada por la UNRWA, han muerto otros cuatro trabajadores locales de la agencia desde que comenzaron los ataques en la Franja.

PALESTINOS RECHAZAN EL PLAN EGIPCIO

Ayer por la tarde diez organizaciones palestinas, incluida Hamas, con sede en Damasco, rechazaron el plan egipcio para poner fin a las hostilidades en la Franja de Gaza al considerar que no tiene “una base válida para una solución aceptable”, ya que incluye artículos que consideran inaceptables para la resistencia palestina y su futuro.

Según las agrupaciones palestinas, el objetivo del plan egipcio es “imponer restricciones sobre el movimiento de resistencia, bloquearlo mientras le concede al enemigo (Israel) manos libres”. “La iniciativa sólo podría ayudar al enemigo a lograr los resultados que no ha podido obtener hasta ahora”, citó el texto.

Además de Hamas, otras organizaciones que firmaron el comunicado son la Yihad Islámica, el Frente Democrático para la Liberación de Palestina (FDLP) y el Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP).

La Haine

Compártelo

Comentarios