Movimientos sociales hondureños llaman a boicotear a gobierno de Micheletti

El frente nacional contra el golpe de Estado en Honduras, emitió este lunes un comunicado en el que rechaza la crisis política surgida en la nación centroamericana, al tiempo que pide que se realicen acciones de «boicot a todos los productos que entran y salen a puertos hondureños, a fin de asfixiar económicamente a la […]

0 vistas


Autor: Mauricio Becerra
04/08/2009

El frente nacional contra el golpe de Estado en Honduras, emitió este lunes un comunicado en el que rechaza la crisis política surgida en la nación centroamericana, al tiempo que pide que se realicen acciones de «boicot a todos los productos que entran y salen a puertos hondureños, a fin de asfixiar económicamente a la dictadura».

En la misiva, el frente «hace un llamamiento a las organizaciones representativas de la clase obrera mundial para que organicen y ejecuten una solidaridad militante con la clase obrera y con el pueblo de Honduras, realizando acciones de boicot a todos los productos que entran y salen a puertos hondureños, a fin de asfixiar económicamente a la dictadura».

También exige «una reinstalación inmediata, segura e incondicional del presidente Zelaya a su cargo».

De igual forma, los movimientos sociales que se han organizado en este frente tras el golpe de Estado del pasado 28 de junio, pidieron que sigan las manifestaciones en repudio a la dictadura enfrente de las embajadas de Honduras y de los Estados Unidos.

El frente hizo un llamado a «realizar actos político – culturales en solidaridad con la lucha del pueblo hondureño; y en general a ejecutar cuanta acción fortalezca la lucha del pueblo hondureño y su clase obrera».

En días pasados, el embajador de Honduras en Estados Unidos, Enrique Reina, aseveró en entrevista exclusiva para teleSUR, que las ayudas financieras para Honduras han sido suspendidas, y que los únicos fondos provenientes del Banco Mundial son los que reposan en las bóvedas del Banco Central hondureño.

El gobierno de facto hondureño, encabezado por Roberto Micheletti, dilapida los últimos fondos que el Banco Mundial le otorgó a esa nación centroamericana, ya que los desembolsos como créditos, convenios y financiamientos provenientes de organismos de ayuda financiera están paralizados tras el golpe de Estado contra el presidente legítimo, Manuel Zelaya, dijo Reina.

Mientras tanto, este lunes desde San José, Costa Rica, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, anunció conjuntamente con el presidente de esa nación, Óscar Arias, que conformarán una misión internacional de alto nivel que visitará a Honduras los próximos días, con el fin de restablecer el orden constitucional en el país, roto desde el pasado 28 de junio.

Según reflejó Arias, «esta misión tendría como meta ver si podemos obviar las dificultades para que sean aceptados todos los puntos, siendo el más importante, por supuesto, el regreso del presidente Zelaya y el restablecimiento del orden constitucional», agregó.


MISIÓN ESPECIAL DE LA ONU

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, anunció conjuntamente con el presidente de Costa Rica, Óscar Arias, que conformarán una misión internacional de alto nivel que visitará a Honduras los próximos días, con el fin de restablecer el orden constitucional en el país, roto desde el pasado 28 de junio.

En el grupo participarían cancilleres latinoamericanos y del Caribe, quienes intentarán acercar las posiciones entre las partes para que se pueda cumplir el denominado «Acuerdo de San José», que pese a haber sido aceptado por la delegación del presidente legítimo, Manuel Zelaya, fue rechazado por la del gobierno de facto.

Según Insulza, este tema será discutido el próximo miércoles en el seno de la OEA, según detalló a su salida de la reunión con Arias, donde también estuvieron presentes la vicepresidenta primera del Gobierno español, María Teresa Fernández de la Vega; y el secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias.

«El miércoles vamos a discutir en el consejo de la OEA la designación de la misión y creo que sería muy importante que participen cancilleres, primero para mostrar la importancia que le damos a esto y además para poder tomar las decisiones respectivas sin tener que hacer muchas nuevas consultas», señaló el Secretario General.

Por su parte, el mandatario Óscar Arias, expresó que «hemos conversado sobre cuáles son los siguientes pasos a dar para ver si podemos avanzar en la aceptación del Acuerdo de San José y barajamos la posibilidad de integrar una nueva misión de la OEA, al más alto nivel, por ejemplo de cancilleres».

Recordó que la propuesta de 12 puntos presentada el 22 de julio pasado recibió el respaldo del presidente legítimo hondureño, Manuel Zelaya, pero no del gobierno de facto liderado por Roberto Micheletti.

«Esta misión tendría como meta ver si podemos obviar las dificultades para que sean aceptados todos los puntos, siendo el más importante, por supuesto, el regreso del presidente Zelaya y el restablecimiento del orden constitucional», agregó.

El mandatario agregó que el grupo buscará «cómo acercar las posiciones de los dos bandos para ver si se puede cumplir con el acuerdo en su totalidad» y resaltó que «ojalá esa puerta el señor Micheletti la deje abierta».

Consultado sobre qué sucedería si fracasa la misión, Arias dijo que aún no renuncia a una salida negociada.

«Yo no quisiera renunciar a estas horas a la esperanza de que realmente haya voluntad suficiente de ambas partes del conflicto en Honduras para aceptar el acuerdo de San José (…) porque no hay un plan B y eso es lo que está sobre la mesa (…) la presión internacional irá aumentando y confío en que ayuda al acuerdo a salir adelante», señaló.

Recordó que días atrás recibió una llamada de Micheletti sugiriendo que el actual secretario iberoamericano, Enrique Iglesias, visitara Honduras «para tratar de convencer a las partes en ceder y eliminar los temores que todavía existen en la sociedad hondureña, no sólo en el sector empresarial sino en la sociedad civil como un todo y en algunos miembros de los supremos poderes».

No obstante, por el momento Iglesias descartó esa posibilidad.

El envío de una misión de la OEA fue respaldada totalmente por la vicepresidenta Fernández de la Vega tanto en nombre de España como en el de la Unión Europea.

También en representación del Gobierno español y de las instituciones de la UE consideró que el Acuerdo de San José es «muy razonable» y ensalzó la labor que está desarrollando en este asunto el presidente de Costa Rica para buscar una solución en beneficio del pueblo hondureño.

«La propia comunidad iberoamericana, Estados Unidos, la Unión Europea y España sabemos que Iberoamérica es ya una fortaleza de la democracia y nadie está dispuesto a dar pasos atrás en esa conquista que nos ha costado mucho alcanzar», subrayó Fernández de la Vega.

Aseguró que la posición de la UE ante la situación en Honduras ha sido «clara, tajante y nítida» desde el primer momento, ya que siempre ha condenado el golpe de Estado y ha exigido el restablecimiento del orden constitucional.


Telesur TV

Foto: EFE


Comenta

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Relacionados