Trump: «Maduro es demasiado inteligente» y otras frases del polémico libro de John Bolton

En el capítulo titulado Venezuela Libre, John Bolton se presenta como el artífice de las sanciones económicas y petroleras para ejercer presión contra el Gobierno de Nicolás Maduro

2572

En su libro «La habitación donde sucedió: una memoria de la Casa Blanca», el ex asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos (EE. UU.) John Bolton reveló que Donald Trump considera «débil» a Juan Guaidó, en comparación con un «fuerte» y «demasiado inteligente» Nicolás Maduro.

Bolton, una de las figuras más conservadoras de Washington, asesoró a Trump entre marzo de 2018, hasta que el Mandatario le despidió en septiembre de 2019, periodo en el que puso a la Casa Blanca en pie de guerra contra lo que definió una «troika de la tiranía»: Venezuela, Cuba y Nicaragua.

Bolton relató las constantes dudas del republicano en apoyar al diputado opositor venezolano autoproclamado como “presidente interino”desde el 23 de enero de 2019, tras ser convencido por una delegación de congresistas. Sin embargo, tuvo serias reservas sobre su decisión solo 30 horas después.

“No me gusta lo que estoy escuchando. Todo el ejército apoya a Maduro. Siempre dije que Maduro era duro. A este muchacho (Guaidó) nadie lo conoce”, dijo Trump a Bolton el 24 de enero.

Sobre el libro, el viceministro de Comunicación Internacional de la Cancillería venezolana, William Castillo, definió el texto como un guión de “House of Cards. «Todo sucede en una serie de encuentros en la Oficina Oval, donde un grupo de ricos y poderosos hombres deciden qué harán para derrocar a un gobierno “enemigo”, sin que medie ninguna consideración humanitaria».

El análisis de Castillo puede leerse en el siguiente enlace:

De acuerdo con el funcionario venezolano, «Bolton se cuida de dar su opinión sobre Guaidó (“su hombre”). Unas veces aparece como un cobarde, incapaz y sin cojones (según Trump) y otras como un “inteligente líder” (según Pence). Para ser un Guaidolover, Bolton cuela su crítica a la torpeza y flojera de sus socios venezolanos».

En su libro, John Bolton reveló las constantes dudas de Donald Trump sobre Juan Guaidó. Foto: Getty Images.

«Guaidó no tiene lo que hace falta»

Esta impresión de Trump fue reforzándose con el tiempo, y un detalle aparentemente insignificante se convirtió en una fijación: la esposa de Guaidó, Fabiana Rosales, no llevaba una alianza de matrimonio cuando visitó la Casa Blanca el 27 de marzo.

Para Trump, eso se convirtió en una prueba de que Guaidó era «débil», y a menudo se refería al «problema» del anillo en sus conversaciones con Bolton.

El hecho de que la esposa de Guaidó, Fabiana Rosales, no llevara una alianza de matrimonio cuando visitó la Casa Blanca se convirtió en una prueba para Trump de que el autoproclamado era débil. Foto: AFP.

Según escribió en sus memorias, para el Presidente norteamericano, “Guaidó no tiene lo que hace falta”  y  le colocó el apodo de «el Beto O’Rourke de Venezuela», en referencia a un excongresista demócrata que perdió su batalla por el Senado y la Casa Blanca. Algo que según Bolton: “difícilmente podría considerarse como el tipo de elogio que debía recibir un aliado de Estados Unidos”.

No obstante, el exasesor dejó claro en su libro que el “apoyo” de Trump a Guaidó está basado en su interés en los yacimientos petrolíferos de Venezuela.

Incluso, el republicano pidió «garantías respecto a quién tendría acceso a los recursos petroleros de Venezuela en la era pos-Maduro», algo que Bolton consideró «una vasta ambición que ningún otro gobierno, especialmente uno democrático, llegaría incluso a considerar”.

Para Donald Trump, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, es“demasiado inteligente y demasiado duro”. Foto: TRT

«Maduro es demasiado inteligente»

El texto también señaló que en más de una ocasión el inquilino de la Casa Blanca llegó a mencionar que quería reunirse con el Presidente venezolano, Nicolás Maduro, para resolver los  problemas entre ambas administraciones, a pesar del rechazo a la idea por parte de Mike Pompeo y el propio Bolton.

Según Bolton, Trump dudaba de que Maduro cayera, ya que “es demasiado inteligente y demasiado duro”, lo cual contrastaba con declaraciones a los medios en los que afirmaba que podría ser derrocado muy rápidamente “si las fuerzas armadas deciden hacerlo”.

Según John Bolton, Trump siempre ha tenido en mente una invasión militar a Venezuela. Imagen: Web.

Invasión militar a Venezuela

El  ex asesor de Seguridad Nacional confirmó que para Trump la opción militar para intervenir a Venezuela siempre ha estado presente.

“Trump me insistió que quería una opción militar para Venezuela”, afirmó Bolton, al tiempo que señaló que el Mandatario opinó que debería quedarse con Venezuela porque «en realidad es parte de Estados Unidos».

“Yo le expliqué por qué la fuerza militar no era una opción, sobre todo por la oposición a la idea en el Congreso. Yo estaba convencido de que podíamos lograr los objetivos trabajando con la oposición”, dijo.

Relacionado:  Hong Kong registra su primer arresto bajo la nueva Ley de Seguridad Nacional

5.000 tropas a Colombia

En su libro, Bolton resolvió el misterio de la frase «5.000 tropas a Colombia», que escribió en un bloc de notas con el que compareció ante la prensa en enero de 2019.

«(Trump) me preguntó si debíamos enviar cinco mil efectivos a Colombia en caso de necesitarlas, de lo que tomé debida nota en mi cuaderno amarillo, argumentando que lo consultaría con el Pentágono (…) mis notas fueron captadas por las cámaras, y se suscitaron interminables especulaciones «, relató.

Bolton se presenta como el artífice de las sanciones económicas y petroleras aplicadas por la administración Trump para derrocar a Nicolás Maduro. Imagen: Web.

Sanciones petroleras

En el capítulo titulado Venezuela Libre, Bolton se presenta como el artífice de las sanciones económicas y petroleras para ejercer presión contra el Gobierno de Nicolás Maduro.

“Pensábamos que las sanciones contra el petróleo eran un duro golpe al régimen de Maduro, y muchos estuvieron de acuerdo que ahora era solo cuestión de tiempo para que cayera”, relató.

Sin embargo, expresó su continuo malestar porque “las sanciones a menudo no eran arrolladoras y efectivas como deberían”.

Según Bolton, se requerían “sanciones más extremas”, pero siempre se enfrentó a la reticencia del secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, y a las «trabas burocráticas» del Departamento de Estado.

“La desorganización también reinaba en el Gobierno estadounidense, particularmente en el Departamento de Estado. Junto a la reticencia del Tesoro, cada nuevo paso en nuestra campaña de presión contra el régimen de Maduro requería de mucho más tiempo y esfuerzos burocráticos del que cualquier persona pudiese justificar”, indicó.

“El Tesoro trataba cada nueva decisión sobre las sanciones como si estuviese dirimiendo un caso penal en un tribunal, donde hay que probar la culpabilidad más allá de cualquier duda razonable. Así no es cómo funcionan las sanciones. Se trata es de utilizar el inmenso poderío económico de EE. UU. en beneficio de nuestros intereses nacionales. Las sanciones resultan muy efectivas cuando se aplican de forma masiva, rápida y decidida y se hacen cumplir con todo el poder disponible. Esto para nada se parece a la forma en que enfocamos las sanciones contra Venezuela”, acotó.

El ex asesor de Trump relató la frustración de Washington ante el descalabro del golpe de Estado encabezado por Guaidó el 30 de abril de 2019. Foto: Getty Images.

Los fracasos de Guaidó

El exasesor también expresó su malestar por el fracaso del show mediático de la entrada de la supuesta ayuda humanitaria a Venezuela que se produjo en la frontera colombo-venezolana el 23 de febrero de 2019.

Las acciones parecían incoherentes y desconectadas y realmente no podía determinar si se debía a la falta de planificación previa o a que le habían fallado los nervios”, dijo, al criticar cómo Guaidó y el Gobierno de Iván Duque manejaron la operación, sin tener a la mano planes alternativos.

Asimismo, expuso su «frustración» por el descalabro del intento de golpe de Estado encabezado por Guaidó el 30 de abril de 2019, que Washington no esperaba hasta más tarde.

El llamado a los militares para que desertaran y a los civiles para que salieran a las calles a protestar no prosperó y la llamada “Operación Libertad”  fracasó, enfatizó Bolton.

“En las situaciones revolucionarias nada sale nunca como se planificó y la improvisación puede en ocasiones marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso. Pero en Venezuela ese día, todo se fue por la borda. Claramente nos sentíamos frustrados”, relató Bolton en sus memorias.

“No había forma de evadir que aquello no había sido más que una derrota de la oposición. Habían ejecutado una jugada y no habían avanzado ni una yarda”, subrayó.

John Bolton acusa a Donald Trump de vacilar en los planes para apoyar a la oposición y derrocar a Nicolás Maduro. Foto: AFP.

¿De quién es la culpa?

A pesar de que la política hacia Venezuela estaba principalmente en sus manos, Bolton aprovechó su relato para repartir culpas sobre el fracaso de los planes de Estados Unidos para derrocar a Maduro.

Tras ser despedido por Trump por la falta de resultados en Venezuela, el ex asesor no dudó en cargar contra el Mandatario.

El Presidente vaciló y cancaneó, lo que exacerbó los desacuerdos internos del Gobierno en lugar de resolverlos, e impidió, en reiteradas ocasiones, nuestros esfuerzos de aplicar una política. Nunca fuimos demasiado confiados en el éxito al apoyar los esfuerzos de la oposición para reemplazar a Nicolás Maduro”, afirmó.

Según Bolton, a Washington le faltó la «persistencia» y la presión «coherente, sin cuartel e implacable» que podrían haber resultado en el derribo Maduro.

A eso sumó los errores tácticos cometidos por la inexperta oposición, la decisión de Trump de cerrar la Embajada en Caracas y la ausencia de algún asesor estadounidense en terreno venezolano que «pudiera haber ayudado a marcar la diferencia”.

Te interesa leer…