Agencia AP y OEA “dejan en visto” a Guaidó por corrupto

William Dávila, uno de los “diputados” de oposición, admitió que han hablado entre ellos de fijar sueldos que podrían estar entre los 3.000 y 5.000 dólares mensuales

Guaidó

Ya poco se habla de Juan Guaidó y su falso gobierno paralelo en Venezuela, pero si de escándalos se trata, su nombre siempre está dispuesto a ser protagonista, sobre todo cuando eso implica estar vinculado a robos multimillonarios de recursos y dinero pertenecientes al Estado, valorados en miles de millones de dólares.

Guaidó ha estado envuelto en varios escándalos desde que el diario mayamero Panam Post publicara en junio de 2019 la trama de corrupción ocurrida en Cúcuta, Colombia, con el intento de invasión a Venezuela amparado en “la entrada” de falsa “ayuda humanitaria”, los recursos enviados por fundaciones y asociaciones civiles, el concierto organizado por Richard Branson para recaudar fondos “para los venezolanos”, entre otros asuntos.

Aquella vez, el mencionado medio reveló los secretos que giraban en torno a Guaidó y su equipo de confianza, y cómo ellos se apropiaron de recursos que supuestamente iban destinados a la atención de personas vulnerables en Venezuela.

Mientras estuvieron en Cúcuta, Guaidó y su gente hizo, literalmente, desastres con el dinero: contrataron prostitutas, abusaron de drogas y alcohol, compraron en tiendas lujosas de ropa, calzado y joyas, hicieron rumbas de miles de dólares, se hospedaron en los hoteles más ostentosos y hasta llegaron a comprar bienes como apartamentos, camionetas, entre otros.

Estos escándalos sumados al robo de las filiales de Petróleos de Venezuela (PDVSA) y de la Petroquímica de Venezuela (Pequiven), como son la refinería CITGO en Estados Unidos y la empresa Monómeros en Colombia, respectivamente, que suman recursos y bienes valorados en más de 60.000 millones de dólares, fueron mermando la simpatía que llegó a tener cierta parte de la oposición con la figura de Guaidó, a quien pretendieron vender como un mesías enviado por Donald Trump.

Este jueves -23 de abril- el Panam Post volvió a destapar otra maniobra secreta de Guaidó, fundamentado en un artículo publicado por la propia agencia de noticias estadounidense AP, y que fue escrita por el periodista Joshua Goodman.

En esa publicación titulada “Fuentes: Aliados de Guaidó toman un pedazo del primer presupuesto de Venezuela“, AP destaca que los pseudos “diputados” de la falsa “Asamblea Nacional” creada por Guaidó y sus cómplices en enero de 2020, luego de perder el puesto de presidente del verdadero Parlamento que actualmente dirige el diputado opositor de Primero Justicia, Luis Parra; van a comenzar a cobrar por su “trabajo legislativo” 5.000 dólares mensuales, con retroactivo desde enero.

Guaidó

Guaidó usa el dinero robado al BCV

Agrega la agencia que estos sueldos serían pagados con los 80 millones de dólares que le robó al Banco Central de Venezuela (BCV), precisamente, la espuria asamblea de Guaidó, que sólo es reconocida por la administración Trump para seguir perpetrando el robo de los recursos de Venezuela y ejecutando el bloqueo total contra su pueblo.

Una vez que Guaidó y los falsos diputados aprueban el robo de estos recursos depositados en la entidad financiera Citibank “para luchar contra el coronavirus”, la Tesorería estadounidense utiliza este documento para sacar el dinero de “forma legal” y a solicitud “de Venezuela” para utilizarlo en contra de Venezuela y darles una buena parte al clan sedicioso que además de Guaidó tiene a Julio Borges, Carlos Vecchio, David Smolansky, Antonio Ledezma, Lilian Tintori, entre otros, como camarillas.

“Los legisladores de la oposición en Venezuela acordaron silenciosamente en la segunda semana de abril de 2020, pagarse a sí mismos 5.000 dólares al mes cuando aprobaron bonos especiales de 100 dólares para los médicos y enfermeras que luchan contra el coronavirus, un gran pago para una nación en la que la mayoría de los trabajadores se las arreglan con un par de dólares al mes, según las personas involucradas en el proceso”, cita el reportaje de AP.

Por su parte el Panam Post destaca la información en un artículo titulado: “Diputados venezolanos acordaron secretamente pagarse $5 mil al mes de recursos descongelados” con un sumario que añade: “Los diputados habrían aprobado la partida millonaria en secreto para cuidarse de la opinión pública“.

En la nota del Panam Post, escrita por Sabrina Martín, se revela un dato que no deja de pasar desapercibido y es que “al ser un pago retroactivo a enero, esto quiere decir que en mayo cada diputado de la oposición recibirá $25 mil de los fondos descongelados”.

“Todo parece indicar que el anuncio del pago a los profesionales de la salud se habría hecho con el propósito de disminuir las críticas cuando se descubriera que a la par de los 100 dólares que pagarían al personal de la salud luchando contra el coronavirus, los diputados percibirían 5.000 dólares al mes, a lo que hay que sumar lo que recibirán los funcionarios de Guaidó en el exterior”, añade el análisis de la periodista Martín.

Entre tanto, el artículo original publicado por AP refiere que “el pago, que no había sido reportado previamente, fue introducido en la legislación aprobada la semana pasada por la Asamblea Nacional que establece un ‘Fondo de Liberación’ de 80 millones de dólares, compuesto por activos venezolanos incautados por la administración de Trump como parte de su campaña de sanciones para remover al líder socialista Nicolás Maduro”.

Agrega también que todo lo que involucra la utilización de estos recursos robados ha sido realizado en secreto: “Pero los detalles han sido envueltos en secreto. El texto de la nueva medida —que implementa una ley general aprobada en febrero que crea el fondo— no se ha hecho público. El anuncio oficial no hace mención alguna a los salarios, diciendo sólo que 17 % de los $ 80 millones en activos recuperados se destinarán a ‘la defensa y el fortalecimiento del poder legislativo nacional y la protección social de sus miembros’. Ni Guaidó ni nadie de la oposición ha ofrecido públicamente una explicación”.

Guaidó
Varios memes se han posicionado en las redes sociales por los escándalos de corrupción de Guaidó

No es “sueldo” sino un “apoyo económico”

El Panam Post agrega que el 22 de abril “se comunicó con diputados de la Asamblea Nacional y desmintieron la cifra, además de negar que se tratara de un ‘sueldo’, ellos lo tildan de ‘apoyo económico'”.

Las fuentes de AP también confesaron lo siguiente: “Dos legisladores y tres ayudantes de Guaidó confirmaron el plan salarial y reconocieron que la óptica era potencialmente mala ya que muchos venezolanos están luchando para hacer frente a una crisis económica que ha reducido el salario mínimo a apenas dos dólares al mes. Los cinco hablaron con la condición de mantener el anonimato para no ser vistos aireando detalles de lo que describieron como un feroz debate que duró meses y que amenazó con dividir a la coalición antiMaduro”.

Según las cinco personas a las que contactó AP: “Los pagos, que son retroactivos a enero, también se harán a los legisladores suplentes, que suelen sustituir al gran número de representantes electos obligados a exiliarse”.

De hecho, Guaidó comunicó que estos fondos serían auditados por la Organización de Estados Americanos (OEA) y el Panam Post informó que “contactó a fuentes de la organización y confirmaron que es falso que estos fondos vayan a ser auditados por el organismo internacional”.

En ese sentido, la agencia AP dijo: “Otro 11 % (del presupuesto) se destina a los enviados diplomáticos en países que reconocen a Guaidó como presidente interino. También hay dinero para fortalecer el alcance de las comunicaciones de la oposición y la cooperación judicial en el extranjero”.

“El dinero proviene de unos 11.600 millones de dólares en activos venezolanos congelados en el extranjero, gran parte de los cuales proceden de las ventas de petróleo y de las ganancias de CITGO, con sede en Houston, una subsidiaria de la gigante petrolera estatal PDVSA, que el Gobierno de Trump le quitó a Maduro y que hasta ahora se había negado a entregar a Guaidó”.

Contradicciones de Guaidó y su gente

Después de la publicación de AP, el grupo de Guaidó emitió un “comunicado” titulado: “Gobierno legítimo desmiente información falsa de supuesto sueldo de $ 5.000 mensuales a los diputados de la Asamblea Nacional”.

En ese comunicado aseguran que “en vista de las informaciones falsas que han circulado” los “diputados” tienen “cinco años sin recibir ingresos. Por lo tanto, defendemos el derecho y la necesidad de garantizar recursos para el funcionamiento del Poder Legislativo, y del sustento de los diputados de la Asamblea Nacional de Venezuela”.

Luego añade que ellos determinarán la cantidad que cobrarán estos “diputados” y que lo informarán “al país de manera transparente y oportuna”. El cierre del comunicado hace un llamado “a la población” sobre “la importancia de consultar las fuentes oficiales del Gobierno legítimo y la Asamblea Nacional para evitar ser víctimas de la desinformación”.

Mientras el equipo de comunicaciones de Guaidó insiste en negar que los falsos diputados ganarán 5.000 dólares mensuales y un “retroactivo” de 25.000 dólares, los propios miembros de ese organismo espurio han confirmado que sí existe un fondo para tal fin, pues según ellos, no han logrado cobrar nada en el tiempo que llevan ejerciendo y su trabajo requiere de “gastos importantes”.

William Dávila, uno de los “diputados” de este falso parlamento, contradijo al equipo de comunicaciones del autoproclamado “presidente encargado” y admitió que han hablado entre ellos de fijar sueldos que podrían estar entre los 3.000 y 5.000 dólares mensuales.

En una entrevista con el medio mayamero “El Venezolano TV”, Dávila dijo que ellos han discutido crear “un fondo de ayuda” para “el fortalecimiento institucional” de la espuria Asamblea, “que comprende el apoyo económico para los diputados y los asistentes, principales y suplentes, y todo el personal”.

“Se ha hablado de 5.000 dólares, se ha hablado de 4.000 dólares, de 3.000 dólares. Todavía eso no está definido”, confesó Dávila, al asegurar que ellos “no han cobrado absolutamente nada”.

Dávila justifica estos ingresos mensuales porque hay “actividades que se tienen que realizar producto de la gestión parlamentaria que eso incluye un fondo que aún no está determinado de manera específica de cuánto va a ser”.

En la entrevista, Dávila se queja por las críticas que les hacen luego de saberse que podrían cobrar hasta 5.000 dólares y retroactivos de 25.000 dólares. “Comienzan con las comparaciones de por qué a unos tanto y a otros no, y empieza la crítica y el ataque contra nosotros los diputados, que no servimos pa’ un carrizo, que no hacemos nada, que cómo es posible, tú sabes”.

“En vez de atacar con preguntas de cuánto ganan los del régimen, cuánto ganan los que están asociados con el régimen, entonces de una vez, vamos a tirarle la batería a Guaidó y los que estamos en la asamblea”, añadió.

En el mismo tono defensivo habló Juan Pablo Guanipa, en otra entrevista que le hicieran vía videollamada. “Hay que tener la comprensión de que los diputados algo deben cobrar”.

Para Guanipa, aunque “el tema del monto” es algo que él supuestamente “no” maneja, sí está previsto “aportar recursos” para “el funcionamiento” de la “gestión de los diputados”.

“Los diputados, en primer lugar, no hemos cobrado, para que estemos todos claros. Aquí a nadie (…) a ningún diputado le han preguntado cómo ha hecho para mantener a su familia, cómo hace para trasladarse a Caracas, por ejemplo en mi caso desde el Zulia, para trasladarnos a Caracas no es cualquier situación y además estar tres a cuatro días en Caracas requiere de gastos importantes”, dijo.

Según Guanipa, estos recursos deben garantizar “aportar al diputado una cantidad que él tiene que informar en qué se utiliza” y “son gastos que tienen que ver con su gestión, con su diputación, con su seguridad”, porque “un diputado tiene que buscar una infraestructura para poder funcionar”.

Alega que por ejemplo, en su caso, le “han caído a golpes en la calle dos veces”, por eso “lo que se intenta es que el diputado cuente con algunos recursos” para planificar situaciones como esas.

También dice que como aún “el dinero no ha entrado”, “cualquier discusión” sobre el monto, “se puede hacer en este momento”. Además, aseguró que cada “diputado” debe “justificar sus gastos” y para ello habrá supuestamente “una comisión de contraloría”, “para cuidar que los recursos públicos sean utilizados adecuadamente”.

“Hay que tener cuidado en cuanto a los montos pero hay que tener la comprensión de que los diputados algo deben cobrar”, sostuvo. “Esperemos que la discusión se dé y que se apruebe definitivamente el monto (…) yo prefiero en este momento ser cauto y que se discuta (…) y que se justifique la cantidad y uso (…) pero sí hay un dinero previsto para el fortalecimiento institucional”, acotó.

Diputado opositor: Esto es moralmente inaceptable

El diputado a la Asamblea Nacional, José Brito, electo por el partido de derecha Primero Justicia y que forma parte del parlamento que preside Luis Parra, denunció que es “éticamente incorrecto y moralmente inaceptable” que personas cómplices de Juan Guaidó, que participan en un parlamento paralelo, pretendan robarle dinero al Estado venezolano en momentos tan críticos como el actual, para pagarse entre ellos sueldos de 5.000 dólares mensuales.

A través de un video publicado en sus redes sociales, Brito indicó que Guaidó pretende silenciar a sus cómplices con este dinero robado al BCV, al emitir un documento que le da permiso totalmente ilegal al Gobierno de EE. UU. de asaltar 80 millones de dólares del BCV.

“La Venezuela de hoy necesita transparencia y explicaciones. En un país sumergido en una catástrofe económica y con una crisis de servicios públicos, hay diputados que pretenden cobrar 5.000 dólares y darle a un medico 100 dólares. Vamos a hablar claro, el país no merece más mentiras”, escribió en su Twitter el diputado Brito.

Luego detalla que el plan de Guaidó es dar 5.000 dólares mensuales para cada “diputado principal” y 4.000 para cada “diputado suplente”, con un retroactivo de 25.000 dólares para los primeros y 20.000 dólares para los otros.

A los héroes de la salud les van a dar 100 dólares cagaos, pero a esos diputados que no hacen un coño, que ni van a la Asamblea Nacional, 5.000 dólares. En un país de primer mundo como España, un diputado gana 2.800 euros (…) esto es éticamente incorrecto y moralmente inaceptable”, subrayó.

“Ese es el salario que ahora Alí Guaidó (en referencia a Alí Babá) y los 40 ladrones le quieren dar a cada diputado para comprar su silencio cómplice producto del despojo de 80 millones de dólares al BCV. Pero eso no es todo, mientras dan 5.000 dólares para cada diputado principal, además tendrán un bono retroactivo de 25.000 dólares para pagar ahora mismo, algunos con depósitos en cuentas en el extranjero y otros en efectivo”, comentó.

Brito indicó que esta situación hay que denunciarla al país y que no le importa que “aquellos que pretenden comer como loro en maizal, callaíto”, lo “califiquen de pajúo”.

“Yo apelo a la reserva moral que la hay en el parlamento a que rechace esta situación como tal (…) no puede ser que estén desangrando las arcas del país, sobre todo en momentos tan críticos (…) con un pueblo que vive del día a día, que está desesperado, que los verdaderos héroes de la salud están mamando y locos”, recalcó.

Brito también manifestó, en referencia al grupo que gira en torno a la figura de Guaidó, que “quienes hace dos años pretendieron convertirse o erigirse como la cura o en todo caso el remedio, terminaron siendo peor que la propia enfermedad”.

Las letras chiquitas del plan de Guaidó

El ministro de Comunicación venezolano, Jorge Rodríguez, habló de la repartición de dinero que haría Guaidó al personal de salud a través de una página web.

Guaidó prometió que iba a depositar a los médicos venezolanos la cantidad de 100 dólares, previo registro en la página web. No obstante, la mencionada plataforma no ha tenido el mejor funcionamiento tecnológico, pues en un par de oportunidades se cayó, explicó Rodríguez.

El ministro refirió que la supuesta asignación del dinero será a quienes sean elegidos y no a todo el universo del personal de salud venezolano.

“Lo que dice en letras chiquitas en la página es que solamente le van a entregar $ 100 a quienes ellos escojan, no es a todos los médicos y todas las enfermeras, y en cuatro días se acaba el lapso de inscripción en una supuesta página de Facebook que no existe, porque cuando se intenta abrir no abre”, denunció.

“Pero eso no es lo que él había dicho – continuó- ¿y de dónde salen esos dólares, de su bolsillo?” No. De los cientos de millones de dólares de una cuenta que tenía CITGO y Monómeros, así como los cientos de millones que están congelados en Europa y que perfectamente pudieran utilizarse en Venezuela para atender la pandemia.

Ni un solo médico, ni una sola enfermera han podido cobrar ni un solo centavo. Los que sí cobraron fueron los diputados de oposición”, insistió Rodríguez, al hacer mención de la información publicada por AP y replicada por Panam Post donde se detalla la “tajada” que reciben los “aliados de Guaidó” del dinero robado a todos los venezolanos.

Te puede interesar…

Compártelo

Comentarios