Alberto Fernández pone el ojo en el campo para sacar de la depresión a Argentina

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, tiene planteado dar un vuelco a la situación económica actual del país y de esa manera tratar de reconstruir el camino para sacarlo de la depresión que entró durante el gobierno de Mauricio Macri (2015-2019), su antecesor

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, tiene planteado dar un vuelco a la situación económica actual del país y de esa manera tratar de reconstruir el camino para sacarlo de la depresión que entró durante el gobierno de Mauricio Macri (2015-2019), su antecesor.

Entre las primeras medidas de Fernández está la decisión de impulsar el sector campesino al derogar los impuestos que había fijado Macri durante su administración.

La medida de Fernández surge a partir de un decreto publicado el pasado sábado -14 de diciembre- en Boletín Oficial, que indica que las ventas al exterior de productos agrícolas pasarán a estar gravadas con una tasa fija de 9 %.

Fernández

Esta resolución deja atrás los impuestos fijados al campo por el expresidente liberal, quien en septiembre de 2018 puso una tasa de 4 pesos por cada dólar exportado, entonces equivalente a 12 %.

El decreto de Fernández aplica parcialmente para el trigo, el maíz y la soja, que volverán al gravamen de 12 %. Para la soja, el mayor producto de exportación, ese índice se sumará a otro 18 % que ya pagaba, por lo que su venta al extranjero estará gravada con 30 % de su precio.

El 9 % se aplicará a productos de pesca, lana, legumbres, harina de trigo, maní, arroz, leche en polvo, entre otros, mientras que habrá excepciones, como frutas y productos regionales, que pagarán 5 %.

“Ante la grave situación por la que atraviesan las finanzas públicas, resulta necesaria la adopción de urgentes medidas de carácter fiscal que permitan atender, al menos parcialmente, las erogaciones presupuestarias con recursos genuinos”, cita el comunicado del naciente gobierno de Fernández, quien asumió el pasado 10 de diciembre.

Otras medidas para rescatar a Argentina

Fernández, quien también reclamó en su discurso de investidura “la solidaridad” que deben tener los sectores más favorecidos sobre los más golpeados por el macrismo, también fijó una doble indemnización para los miles de despidos sin causa por 180 días.

Los despidos masivos fueron propiciados por la gestión de Macri como parte de sus medicas condecendientes con el Fondo Monetario Internacional, que terminaron llevando al país a generar más pobreza, desempleo y desigualdad.

Tanto es así que, en la actualidad, la gestión de Macri sigue impactando negativamente la economía con un desempleo creciente que alcanzó 10,6 % en el segundo trimestre, y que ahora el nuevo Ejecutivo busca frenar y dejar que siga el deterioro del mercado laboral.

Otra de las medias que se espera apruebe Fernández es la puesta en marcha de un “dólar turista”, 20 % más caro que el dólar oficial, para las compras y los gastos en el exterior.

De esta manera Fernández emite una de las primeras medidas económicas para tratar de rescatar un país sumido en una recesión que se agrava, con pérdida de la calidad de vida y una deuda astronómica que además tiene una inflación de 55% anual y un pobreza que golpea a casi 40% de la población.

Argentina, uno de los mayores productores de alimentos

En Argentina, uno de los principales productores de alimento del mundo, el campo es el único sector que ha crecido con un alza de 46 % interanual en el segundo trimestre de este, según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Según un reporte de la agencia AFP, la devaluación del peso argentino frente al dólar permitió que el impuesto de 12 % decretado por Macri se redujera a casi la mitad.

De hecho, el pasado viernes la moneda argentina cerró en 63,07 pesos por dólar, una depreciación de 70 % desde enero de 2018.

Para el poderoso sector agrícola empresarial, la medida de Fernández representa una alerta, pues consideran que regular los impuestos a las exportaciones es “revanchismo”.

“Esto no suma, no lo predispone bien al productor que se siente atropellado por un ánimo de revanchismo, que uno creía que estaba empezando a cicatrizar”, dijo a la AFP Daniel Berdini, un productor de soja, trigo y maíz, que fue dirigente de Coninagro, confederación que agrupa a más de 100.000 cooperativas agrarias del país.

“Fernández se había comprometido en que íbamos a ser consultados, pero hoy nos desayunamos con esta suba de retenciones sin haber diálogo, ni consenso, más allá de las retenciones me preocupa el método que se usó”, agregó Berdini.

El sector agrícola fue uno de los principales aliados del gobierno saliente de Macri, quien al asumir en diciembre de 2015 había anunciado la eliminación o baja paulatina de los impuestos a las exportaciones.

El expresidente dio marcha atrás y volvió a aplicar retenciones en 2018, cuando en medio de una crisis cambiaria y financiera acudió al FMI, que concedió un crédito de 57.000 millones de dólares, de los cuales Argentina ya ha recibido 44.000 millones.

Te puede interesar…

Compártelo

Comentarios