Carpincho migrante: ¿Qué hay detrás de la aparición masiva del roedor más grande del mundo en una zona acomodada de Argentina?

El carpincho no es peligroso, al contrario, es huidizo, miedoso y asustadizo. Además, es un animal único y el roedor más grande del mundo

Carpincho

En Argentina sigue la polémica ante la llegada de capibaras, carpinchos o chigüires, el roedor más grande del mundo, al barrio cerrado Nordelta, ubicado en Tigre, en la provincia de Buenos Aires.


El tema divide a la población en dos puntos de vista: unos abogan por expulsar a los animales; mientras que otros se inclinan por coexistir con ellos.

Quienes piden la expulsión, tildan este episodio como una invasión. Algunos vecinos de esta zona, considerado el barrio privado más grande de Argentina y residencia de mucha gente con alto poder adquisitivo, han denunciado que se han registrado ataques a mascotas y accidentes de tránsito.

Por ello, muchos señalan que la convivencia ya está resultando imposible y piden que los animales sean trasladados a otro lugar, señala un reportaje de RT.

De la otra parte, los defensores de estos animales señalan que su proliferación por las calles y alrededor de las viviendas se debe a la destrucción de lo que históricamente ha sido su hábitat.

El carpincho no es un roedor peligroso

«El carpincho no es para nada peligroso, al contrario, es huidizo, es miedoso, es asustadizo. Si vos te acercás, él te va a dejar acercar un poquito, pero cuando ya ve que estás invadiendo su territorio, con un gritito o con un ladridito, él va a decirle a todos los integrantes de la manada que hay peligro y se tiran todos al agua», comenta Nora Nouche, vecina de Nordelta.

La entrevistada añade que «estuvieron diciendo que el carpincho es agresivo, que ataca, cuidado con los niños», lo que ella considera que está «lejos de la realidad».

Por su parte, Guillermo Fernández, de la Asociación Nuevo Delta, menciona que la solución a toda esta polémica es que se restablezca el equilibrio en la zona, que se perdió «en el momento en que empezaron a talar los montes y empezaron a hacer nuevos emprendimientos inmobiliarios».

«Hoy se está devastando gran parte de zonas que eran humedales e islas y por eso los carpinchos están […] en este momento por las calles», enfatiza.

Aprender a coexistir

De igual forma opina Javier Vásquez, también vecino de Nordelta, quien indica que necesitan aprender a coexistir con estos animales.

«Nosotros somos los invasores aquí, muchos de nosotros vinimos justamente por estar en contacto con la naturaleza […] Vinimos acá y tenemos que respetar a los animales que estaban previamente», recalcó.
Campaña pública

Ante la polémica generada, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de Argentina lanzó una campaña pública para que las personas conozcan más sobre los carpinchos.

«Conocer a nuestras especies nativas es la clave para valorarlas», dice la institución en una publicación en Twitter, donde señala que el carpincho «constituye una pieza fundamental de la biodiversidad de los humedales».

El ministerio da recomendaciones sobre qué hacer en caso de tener un encuentro con un carpincho. Ante ello pide a las personas: No lastimarlos. No acercarse. Comunicarse con la autoridad de fauna silvestre o zoonosis de la jurisdicción.

Te puede interesar…


Comparte ✌️

Comenta 💬