Cuba crea ‘Nasalferón’, fármaco biotecnológico que evita transmisión del COVID-19

La medicina cubana da un nuevo salto de calidad para demostrar que su industria farmacéutica es una de las mejores del mundo

Cuba

La medicina cubana da un nuevo salto de calidad para demostrar que su industria farmacéutica es una de las mejores del mundo. Sus aportes a la humanidad son innegables, aún en medio de la pandemia por el COVID-19. Incluso, siendo víctima desde hace 60 años del cruento bloqueo económico impuesto arbitrariamente por el régimen estadounidense contra Cuba.

La isla caribeña es pionera en la región al desarrollar cuatro potenciales vacunas contra el COVID-19. Ahora, diseñó un fármaco -mediante biotecnología- que se aplica vía nasal y sirve para evitar contagios por transmisión del SARS-CoV-2. Además, también fortalece el sistema inmunológico.

Al respecto, la Agencia Cubana de Noticias detalló que el nombre de este fármaco es ‘nasalferón’. Asimismo, informó que se aplica a viajeros, turistas y familias de la isla, desde el pasado 7 de enero. Con esto, Cuba da pasos agigantados en la lucha contra el COVID-19.

Cuba

A quiénes aplica Cuba este fármaco

De acuerdo con el Consejo de Defensa Provincial de La Habana, el medicamento se aplica en gotas. Inicialmente, se distribuye en los municipios Boyeros y Diez de Octubre, aunque luego se extenderá al resto de la capital.

Ileana Morales, directora de Ciencia e Innovación Tecnológica del Ministerio de Salud Pública, explicó cómo es el tratamiento. Se aplica una gota en la mañana y otra en la noche, por un periodo de cinco a diez días. “Los convivientes deben comenzar el tratamiento tres días antes del arribo del viajero a su domicilio”, precisó.

El Nasalferón es una formulación de IFN-alfa-2b-humano recombinante para administración nasal. Gracias a las propiedades inmunomoduladora y antiviral del IFN-alfa, logra una protección frente a la exposición al virus.

¿Cómo actúa el Nasalferón?

El Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, para contribuir al control de la pandemia, demostró el paso del Interferón a la sangre. Así, “se detectaron los máximos niveles de concentración a los 30-45 minutos de la administración nasal, evidenciando incrementos de los marcadores de respuesta antiviral e inmunitaria innata a nivel de la mucosa orofaríngea y en linfocitos de sangre periférica.”

Entonces, el Nasalferón, creado con Interferón, evita la replicación de la enfermedad y modifica la cantidad de colonias presentes en el organismo. Además, fortalece el sistema inmunológico y garantiza que una persona infectada no desarrolle síntomas severos, explican los expertos.

Según la Academia de Ciencias de Cuba, hasta agosto de 2020 se trató con este medicamento a 17.241 trabajadores de la salud y 1.105 personas vulnerables.

Ahora, a pesar de los grandes avances científicos, las autoridades sanitarias cubanas reiteran la importancia de la autorresponsabilidad. En ese sentido, reafirman la importantes de cumplir estrictamente las medidas de protección que ayudan al proceso preventivo contra la enfermedad.

Cuba

Cuba desarrolla cuatro potenciales vacunas

La ciencia y la biotecnología cubana son de las más avanzadas del continente americano. El país caribeño está en una posición privilegiada para desarrollar una vacuna efectiva, con respecto al resto del continente.

Cuba posee amplia experiencia en desarrollar vacunas para otras enfermedades. Gracias a ello, en la lucha contra el COVID-19 tiene en marcha cuatro tipos de medicamentos.

El diario Granma informó que el grupo empresarial BioCubaFarma, a cargo de Eduardo Martínez Díaz, tiene cuatro candidatas. De ellas, hay dos que están más desarrolladas: Soberana 01 y Soberana 02.

El doctor Vicente Vérez Bencomo, director general del Instituto Finlay de Vacunas de Cuba, declaró al respecto. “El camino es diversificar las alternativas para poder vencer ese reto de manera eficiente y clara”, acotó.

Ambas vacunas utilizan el mismo antígeno, producido por la célula CHO mediante la biotecnología, con la intención de producir anticuerpos. “Aspiramos lograr, con una dosis de una de las formulaciones de Soberana 01, subirles las defensas a las personas asintomáticas. Así podremos evitar que tengan una recaída”, explicó el doctor.

medicinas

Cómo avanzan los ensayos clínicos

Sobre la Soberana 01, detalló que su seguridad “es muy alta” y no tiene efectos secundarios importantes. En tanto, Soberana 02 combina el antígeno del virus y el toxoide tetánico. De esta última, se determinó que una de sus formulaciones provoca una respuesta inmune potente.

Las otras candidatas cubanas contra el coronavirus son “Mambisa” y “Abdala”. El Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) entregó hace pocos días la documentación para solicitar su inscripción ante el Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos. Luego de ese pasó es que podrán entrar en fase de desarrollo clínico.

Respecto a Mambisa (CIGB 669), medios cubanos reportan que se administra vía intranasal. “En estudios realizados en primates descubrimos que este candidato tiene la capacidad de generar anticuerpos. Además, cumple con el resto de los objetivos propuestos”, explicó Eulogio Pimentel Vázquez, director del CIGB.

Por otro lado, Abdala se administra por vía intramuscular. Sin embargo, están pendientes los ensayos clínicos para evaluar su eficacia. A pesar de ello, se trata de la cuarta alternativa diseñada por Cuba.

Te puede interesar…

Compártelo

Comentarios