Galápagos, Guayas y Manabí: Ecuador enfrenta crisis por más 1.000 delitos ambientales en seis años

La naturaleza, conocida también como ‘la Pachamama’, pasó a ser un sujeto de derechos, tras la aprobación de la Constitución ecuatoriana de 2008

Ecuador

Ecuador vuelve a ser noticia , nuevamente no de la mejor manera. La Fiscalía de ese país confirmó recientemente que al menos mil casos relacionados con delitos ambientales se han perpetrado en el país meridional, cuna de la Reserva de la Biósfera de las islas Galapagos, durante los últimos seis años.

De acuerdo con información reseñada por medios ecuatorianos, los animales y las plantas silvestres de Galápagos son los más vulnerables frente a los delitos contra la naturaleza, y justamente el 18 % de los casos tiene que ver con especies propias del archipiélago.

En Ecuador los delitos contra el suelo, el aire, el agua, la flora y los animales silvestres están contemplados en el Código Orgánico Integral Penal (COIP), mientras la Constitución señala que la naturaleza es sujeto de derechos.

Al menos 102 delitos de 542 contra la flora y la fauna están relacionados con Galápagos. En este renglón le siguen las provincias de Guayas con 53 y Manabí con 42.

Estos datos están en el informe presentado por la Fiscalía General, instancia que lleva las estadísticas de los crímenes registrados desde agosto de 2014 hasta enero de 2020.

Este tipo de delitos existen desde el año 2000 y el COIP los recoge en su cuerpo legal actual, aprobado en 2014.

Esa norma señala que a los delitos contra la flora y la fauna se suman los que se cometen contra el suelo, el agua, y el aire. En total, la Fiscalía de Ecuador reporta 1.118 denuncias.

Ecuador

El 30 % de los delitos atenta contra el agua

Después de los atentados contra la flora y la fauna, se ubican los delitos contra el agua. Estos pueden ser derrames de combustibles, contaminación por basura u otras formas de contaminación en océanos, ríos, lagunas, vertientes y otros.

El 30 % de las denuncias, es decir 341, corresponde a este tipo de delito. La provincia con mayor cantidad de denuncias es El Oro, con 64 casos. Guayas con 37 y Esmeraldas con 35 completan las tres provincias con más delitos reportados.

En el caso de las denuncias contra el suelo, suman 152, siendo la región de Guayas la más afectada con 31 casos. Le siguen El Oro con 20 y Azuay con 17.

Estos casos están relacionados, sobre todo, con la minería ilegal y la agricultura en espacios no destinados a esa actividad.

Otro factor que resalta el informe de la Fiscalía es que, en el caso de los delitos contra el aire la mayoría de atentados ocurren también en Guayas, 29 en total. Manabí con 8 y Pichincha con 7 son dos provincias que también tienen este problema.

Las denuncias tienen que ver con la contaminación provocada por la mala calidad del los combustibles.

agua

El derecho a respetar la Pachamama en Ecuador

La naturaleza, conocida también como ‘la Pachamama’, pasó a ser sujeto de derechos con la aprobación de la Constitución de 2008 en Ecuador.

La Carta Magna señala que la naturaleza “tiene derecho a que se respete integralmente su existencia y el mantenimiento y regeneración de sus ciclos vitales, estructura, funciones y procesos evolutivos”.

La abogada ambientalista Inés Manzano, consultada por el diario ecuatoriano Primicias, explicó que, si bien la Constitución ueve el respeto por la naturaleza, aún se observan delitos ambientales que se pueden prevenir, como la contaminación del suelo o del aire.

suelo

Al respecto, Manzano considera que el Estado debe ser garante de estos derechos y, en ese sentido, aplicar las políticas públicas necesarias, pues “el cuerpo legal ambiental es extenso e inútil. Si no usas lo que tienes se debe a que algo en el sistema no sirve”.

Además, considera necesario que los operadores de justicia sean capacitados para que, al momento de recibir una denuncia, cumplan el proceso como si se tratara de cualquier otro tipo de delito.

Por su parte, la presidenta del Comité Ecuatoriano para la Defensa de la Naturaleza y el Medio Ambiente, Natalia Greene, -también consultada por Primicias– concuerda con Manzano en que el sistema judicial necesita jueces capacitados para que las denuncias no queden archivadas.

Greene cree que las cifras de la Fiscalía son un subregistro porque “no todos los atentados llegan a una denuncia porque las personas no confían en el sistema de justicia”.

Ecuador

Ecuador y la Reserva de la Biósfera del planeta

En 1979, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) declaró a las islas Galápagos como Patrimonio Natural de la Humanidad y seis años más tarde extendería esa declaración a Reserva de la Biósfera del planeta.

Las Galápagos son un archipiélago en el océano Pacífico ubicado a unos 1.000 kilómetros (km) de las costas de Ecuador, formado por más de un centenar de islas, islotes y formaciones rocosas, incluidas 13 islas mayores, seis islas menores y 42 islotes, que cubren una superficie total de 7.850 km en un ecosistema único en el mundo que ha sido ampliamente certificado por biólogos, entre ellos, Charles Darwin.

Darwin visitó Galápagos en uno de sus míticos viajes del siglo XIX a bordo del Beagle, y fue uno de los lugares que más lo ayudó a formular sus conocidas teorías sobre la evolución de las especies, debido a que el archipiélago es hogar de un conjunto de criaturas raras, que van desde tortugas gigantes, iguanas, un tipo de león marino y el cormorán no volador, las cuales no se han visto en otras partes del mundo.

Galápagos
La belleza de dos playas ubicadas en las islas Galápagos. Foto: Web

Sin embargo, desde hace varios años, el equilibrio del ecosistema de Galápagos se encuentra en riesgo debido a la mano del hombre, que ha introducido en ese especial territorio una serie de especies que no existían, entre ellas: moras, hormigas de fuego y cabras; las cuales junto a la alta actividad turística y actividades frecuentes han puesto en riesgo la vida de la flora y fauna del lugar.

Pero, más allá de hacer algo por preservar su ecosistema, el Gobierno de Ecuador -encabezado por el ultraconservador Lenín Moreno- pareciera hacer todo lo contrario, pues ha decidido entregar parte de su soberanía a Estados Unidos, y las islas Galápagos están a punto de convertirse en una base militar norteamericana, que el propio ministro de Defensa ecuatoriano, Oswaldo Jarrín, ha calificado de “nuestro portaviones natural”.

Te puede interesar…


Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Comenta 💬