Hambre, pobreza y muerte: el peligro de los niños ante el coronavirus

La ONU llama a desplegar o ampliar la asistencia social a las familias, garantizar las cadenas de suministro de alimentos y los mercados locales y priorizar la continuidad de los servicios de escolarización

Los niños parecen se los menos afectados ante la pandemia del COVID 19. No solo enferman menos por coronavirus, sino que, además, cuando lo hacen, presentan síntomas menos agresivos de la enfermedad.

En China, por ejemplo, solo 2% de los enfermos son menores, mientras que en España el porcentaje incluso es menor, ya que solo 1 % de los casos contabilizados tienen entre 0 y 19 años.

Debido a estas estadísticas, los riesgos asociados al virus para la población infantil parecen haber pasado algo desapercibidos dentro de la opinión pública mundial.

Sin embargo, la crisis causada por la pandemia del coronavirus y sus condiciones de confinamiento, tendrá efectos en la vida de millones de menores.

En China solo el 2 % de los contagiados por coronavirus son niños. Foto: AFP.

Efectos en los niños vulnerables

El secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, advirtió que los «efectos nocivos» derivados de la pandemia del coronavirus «serán más perjudiciales» para los niños «vulnerables».

«Los efectos nocivos de esta pandemia serán más perjudiciales para los niños de los países más pobres y de los barrios más pobres, así como para los que ya están en situación de desventaja o vulnerabilidad», indicó

Al presentar un informe con orientaciones acerca del impacto del COVID-19 sobre los niños, explicó que la pandemia mundial constituye una triple amenaza para la población infantil: la infección causada por el propio virus, los «inmediatos» impactos socioeconómicos que causan las medidas de contención y los potenciales efectos a largo plazo que tendrán en detrimento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU.

La ONU alertó que entre 42 y 66 millones de niños podrían caer en la pobreza extrema como consecuencia de la pandemia. Foto: Getty Images.

Menores en pobreza extrema

Según datos de la ONU, entre 42 y 66 millones de niños podrían caer en la pobreza extrema como resultado de las crisis sanitaria y económica ocasionadas por la pandemia. Esta cifra se suma a los 386 millones que ya se encontraban en ese estado para el 2019.

El otro punto es que las medidas de confinamiento para prevenir el contagio del coronavirus incidirán en el aspecto educativo.

La oNU sostiene que el cierre de escuelas en 188 países afecta a más de 1.500 millones de niños y adolescentes .

Aunque dos tercios de los países han introducido una plataforma de «educación a distancia», en los países de bajos ingresos solo 30 % de los infantes tienen acceso a este tipo de sistemas.

En medio de la pandemia los niños están propensos a sufrir violencia. Imagen: Web.

Por otra parte, la ONU advirtió que la pandemia afectará a los niños amenazando su supervivencia y salud; y en especial su alimentación.

«Casi 369 millones de niños en 143 países, que normalmente dependen de las comidas escolares como fuente fiable de nutrición diaria, ahora deben buscar otras alternativas alimentarias«, advirtió la organización en el documento citado por El Confidencial.

Cerca del 60 % de los menores en el mundo viven en países donde se han tomado medidas de aislamiento y, según Guterres, esta condición aumenta el peligro de que los niños «presencien o sean víctimas de violencia y abusos».

Unicef alertó que cientos de miles de menores podrían morir como consecuencia de las medidas de confinamiento. Foto: Telemundo.

«Cientos de miles de niños podrían morir» 

El Fondo de la Organización de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) alertó que “cientos de miles de niños” podrían morir este año, como resultado de la pandemia de coronavirus. 

Sin embargo, el organismo explicó que las muertes no se darán debido al contagio del COVID-19, sino a causa de las medidas de mitigación aplicadas en los países.

Unicef advirtió que mientras en el mundo se cuentan las muertes y los contagios por el nuevo coronavirus, algunos gobiernos se distraen en los “catastróficos efectos” de la pandemia en los niños, que no se limitan solo a su salud, sino a todas las dimensiones de sus vidas: como educación, seguridad y pobreza.  

“Muchas de las medidas de mitigación son, por supuesto, necesarias. Pero son las medidas, mayoritariamente, las que están afectando a los niños, y trágicamente no son siempre las más adecuadas. Así que ahora estamos en una situación en la que esas medidas, en algunos sitios, están haciendo más mal que bien”, explicó Laurence Chandy, directora global de la Oficina de Políticas de Unicef.

El ente añadió que la crisis económica obligará a las familias más pobres a recortar gastos médicos y de comida, lo que pone en riesgo la salud de los más pequeños.  

“Podemos esperar peores resultados en cuanto a salud de los niños. Y los efectos de la recesión global en la mortalidad infantil se espera que sean cientos de miles de muertes de niños adicionales”, planteó.

La ONU llamó a los gobiernos a proteger los niños migrantes, desplazados y refugiados. Foto: AFP.

Medidas de protección

Ante el panorama desolador, la ONU propuso recabar más información «sobre la magnitud y naturaleza» del impacto del COVID-19 entre los niños; ejercer «más solidaridad»; e incrementar la acción.

«Basándose en las mejores prácticas, los gobiernos deben adaptar las medidas para reflejar el contexto local, y acompañarse de medidas adicionales que garanticen el bienestar de los niños, tanto durante la pandemia como en su finalización», instó la organización.

El documento presentado por Antonio Guterres llama a desplegar o ampliar la asistencia social a las familias, garantizar las cadenas de suministro de alimentos y los mercados locales y priorizar la continuidad de los servicios centrados en los niños, como la escolarización.

También propone aplicar acciones para proteger a los menores que corren más riesgos, como migrantes, desplazados, refugiados, minorías, habitantes de barrios marginales, quienes padecen alguna discapacidad y los atrapados en conflictos armados.

La ONU insiste en la necesidad proporcionar apoyo a los padres y cuidadores, priorizar la restauración de los servicios infantiles a medida que disminuyan las medidas de confinamiento y garantizar que menores tengan acceso a pruebas, tratamientos y vacunas del COVID-19 cuando estén disponibles.

Por su parte, Unicef pidió a los gobiernos expandir la atención social, asegurar la disponibilidad de comida y priorizar la continuidad de los servicios de protección infantil

Sigue leyendo…

Compártelo

Comentarios