Washington, UE y Exxon Mobil encauzan guerra entre Venezuela y Guyana por petróleo del Esequibo

Faltan pocos días para que el presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump, deje la Casa Blanca

Guyana

Faltan pocos días para que el presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump, deje la Casa Blanca. Sin embargo, su administración busca iniciar una guerra sin precedentes entre Venezuela y Guyana, por las enormes riquezas minerales, auríferas, naturales y energéticas que hay en la extensa región del Esequibo. Ese vasto territorio históricamente ha pertenecido a los venezolanos, pero por acciones coloniales del Reino Unido cayó en disputa.

Washington está empeñado en apropiarse del control del país por la vía violenta. Es por ello que alenta golpes de Estado, acciones sediciosas y hasta conflictos bélicos en contra la nación Bolivariana. Todo recrudeció desde que Venezuela descubrió que tiene las mayores reservas de petróleo del mundo. Además, también posee enormes reservas de gas, oro, coltán, diamante, hierro, entre otras riquezas naturales, minerales y energéticas.

Los planes más mediáticos contra Venezuela son conocidos y perpetrados desde Colombia con la complicidad del uribismo. Pero, EE. UU. también intenta incendiar el país desde Brasil, algo que no ha contado con el apoyo de la Fuerza Armada del gigante suramericano.

En años recientes, Washington ha querido acceder al Esequibo y hasta aupa a Guyana para que se robe esa región. Incluso, los ‘seduce’ ofreciendo negocios mil millonarios mediante petroleras estadounidenses, entre ellas Exxon Mobil.

Entonces, no es sólo Reino Unido y la Unión Europea (UE) los interesados en hacer negocios en el Esequibo. Estados Unidos quiere entrar de lleno y por eso dirige incursiones ejecutadas por buques contratados por Exxon Mobil. Incluso, han llegado a ejecutar labores dentro del espacio en disputa y a invadir el espacio marítimo venezolano.

Maduro anuncia medidas en defensa del Esequibo

Para evitar nuevas incursiones y proteger el territorio venezolano, el presidente Nicolás Maduro anunció esta semana el establecimiento del Territorio para el Desarrollo de la Fachada Atlántica de la República Bolivariana de Venezuela. El firme propósito es defender los derechos históricos de los venezolanos y sobre su sagrado suelo nacional.

“Tengo en mis manos para firmar el Decreto mediante el cual se establece un nuevo territorio marítimo de la República. Forma parte de la batería de acciones legales, diplomáticas, políticas y de Estado para defender nuestros sagrados derechos de 200 años de República”, expresó Maduro. Junto al Consejo de Defensa de la Nación (Codena) y el Consejo de Estado, respaldó la defensa del Esequibo ante las pretensiones de transnacionales que están detrás de “sentencias sospechosas” de la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

El mandatario leyó parte del Decreto, cuyo artículo 1 crea la “Zona Estratégica de Desarrollo de la Fachada Atlántica”. Su objetivo es brindar protección y salvaguarda de la jurisdicción venezolana en sus espacios continentales. Es incluye áreas marinas interiores, limítrofes históricas y vitales del país.

Asimismo, explicó que están comprendidas las áreas submarinas, insulares, lacustres, fluviales, del mar territorial; en las bases rectas adoptadas o que adopte Venezuela. También se incluye el suelo, subsuelo, espacio aéreo continental, insular y marítimo, los recursos y otros intereses que se encuentren o descubran.

Igualmente, se incorporan al nuevo territorio la zona marítima contigua, la plataforma continental y la zona económica exclusiva. Allí se incluye la aeroespacial, el espacio ultraterrestre subyacente y cualquier otra dimensión que afecte la seguridad nacional.

Trump quiere iniciar una guerra por el Esequibo

La vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, abordó el tema este lunes 11 de enero. Ese mismo día comenzaron los “ejercicios militares” conjuntos entre el Comando Sur estadounidense y Guyana. Además, las maniobras coinciden con labores de Exxon Mobil dentro del territorio Esequibo.

Rodríguez alertó a los países de la región sobre esos ejercicios militares, ya que se realizan en la fachada Atlántica cercana a Venezuela. Además, recordó que se dan en aguas jurisdiccionales del Esequibo, todo por órdenes de Trump.

Estamos en presencia de una situación agónica del Gobierno de Estados Unidos. A pocas horas de concluir (…) quieren generar provocaciones”, recalcó Rodríguez. Asimismo, adelantó que enviaron una carta al secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres, para alertar acerca de esta amenaza a la paz y a la tranquilidad de la región.

La vicepresidenta explicó que la alerta surge por la preocupación de Venezuela ante estas maniobras bélicas. Precisamente, recordó que está en manos de la ONU “garantizar la paz y la estabilidad de esta región”.

Guyana

Venezuela rechaza posición del presidente de Guyana

Rodríguez rechazó las recientes declaraciones del presidente de Guyana, Irfaan Ali, al desconocer que la Fachada Atlántica sea territorio venezolano. Incluso, lamentó que ahora pretenda presentarse “como víctima”, cuando en realidad “tiene un espíritu y un ánimo de arrebatar territorio”.

En ese sentido, la vicepresidenta exhortó al Gobierno guyanés a que “tengan sindéresis”. También pidió que “no hagan una escalada apoyada por el gobierno saliente de Estados Unidos”.

Trump

Igualmente, llamó a los países del Caribe a rechazar estas acciones que representan una provocación para toda la región. Al mismo tiempo, reiteró que Venezuela nunca ha reconocido la jurisdicción de la CIJ en las decisiones sobre la controversia con Guyana por el territorio Esequibo.

Rodríguez recalcó que Guyana ha demostrado a lo largo de la historia su indisposición para resolver pacíficamente la disputa. “Guyana nunca tuvo disposición verdadera y real a la negociación. Ha venido actuando de mala fe y queda demostrado con la firma del acuerdo con Exxon Mobil. También con las declaraciones altivas, provocadoras, que amenazan la paz de la región, por parte de sus más altas autoridades”.

La disputa por el Esequibo debe ser pacífica

El canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, rechazó también las declaraciones del presidente guyanés sobre “asuntos relacionados de nuestra jurisdicción interna”.

En su cuenta Twitter, el diplomático publicó un comunicado en el que califica como lamentable las declaraciones de Irfaan Ali. Arreaza denuncia que solo buscan la confrontación, seducido por los intereses de Exxon Mobil y del régimen saliente de Trump.

El canciller refiere que desde Georgetown hacen falsas e irrespetuosas imputaciones y alejan al país del camino de la negociación. De igual manera, condena que haya intención de emplear un abusivo uso de la fuerza para apropiarse del Esequibo.

En este sentido, aseguró que Venezuela actuará cónsona al estricto apego a la legalidad y como firme creyente en el camino de la cooperación amistosa. Por eso, reiteró a Guyana la invitación a rencauzar la controversia en el marco jurídico del Acuerdo de Ginebra.

La Fueza Armada resguarda el territorio

El ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, explicó este lunes que la Fuerza Armada Nacional está en permanente patrullaje y resguardo de todos los espacios geográficos de Venezuela. Además, recordó el fracaso de las incursiones marítimas en aguas venezolanas, por bancos contratados por la empresa ExxonMobil Corporation.

Padrino López resaltó que, “desde 2013, buques de investigación se atreven a explorar e investigar en aguas jurisdiccionales no controvertidas” de Venezuela.

En ese sentido, recordó el caso del buque Teknik Perdana, en 2013. Se envió un grupo de tareas y con base en los protocolos establecidos en el derecho marítimo internacional se llevó esa embarcación a puerto venezolano.

También citó un caso en 2018. Dos buques, uno de investigación sísmica y otro de apoyo, también contratados por Exxon Mobil, incursionaron en aguas venezolanas. Esa vez, la Fuerza Armada practicó los protocolos de rigor, actuó y expulsó a las dos embarcaciones.

Precisamente, destacó que la Fuerza Armada mantiene actualmente, y con más razón, un patrullaje permanente en la fachada atlántica. El único objetivo es resguardar la soberanía del territorio venezolano en toda su extensión: terrestre, marítima y aérea.

El Acuerdo de Ginebra es irrenunciable

También recalcó que estos gestos bélicos son producto del desespero y de la “agónica” administración Trump para robar los recursos naturales, a través de Exxon Mobil.

Asimismo, señaló que la postura de Trump sobre el Esequibo venezolano representa una amenaza de escalada mayor. Resaltó que “es un imperio entrometiéndose en los asuntos internos que corresponden dirimirlos a dos Estados”, en este caso Venezuela y Guyana.

Además, aseguró que Venezuela, bajo ningún concepto, ha renunciado al Acuerdo de Ginebra de 1966 para resolver el conflicto sobre el Esequibo. Su apuesta es a una “solución práctica, pacífica y satisfactoria para las partes”.

Guyana

Respecto a los ejercicios militares conjuntos, señaló: “Cuando un imperio comienza a formar parte de la controversia, representa una gran amenaza para la región. Hoy es contra Venezuela, mañana puede ser contra cualquier país de la región. Vemos estos ejercicios como una clara provocación a los intereses de la Patria”.

Por último, añadió que la Fuerza Armada garantizará la independencia y la soberanía del territorio. “Los venezolanos deben tener la seguridad de que velaremos por cada centímetro del espacio geográfico que compone nuestro territorio. Estamos en constante patrullaje de la fachada atlántica”.

Guyana viola el Acuerdo de Ginebra

El portal de investigación La Tabla reveló cómo el régimen de Guyana permite a empresas petroleras operar en la zona del Esequibo, a pesar de que el Acuerdo de Ginebra de 1966 lo prohíbe.

Las operaciones datan de 2015. “Contratos ilegales de Guyana para petroleras extranjeras se remontan a 2015. En el bloque Stabroek -dentro de zona en reclamación- operan además de Exxon Mobil, las petroleras Hess (EEUU) y CNOOC (China). Las licencias contravienen Tratado de Ginebra sobre el laudo arbitral”, refiere La Tabla.

“En 2015, Exxon Mobil encontró petróleo en dos de los tres pozos exploratorios en el prospecto Liza (frente a Georgetown), bloque Stabroek (de 26 mil 800 kilómetros cuadrados) ubicado dentro de las aguas territoriales de la zona en disputa”.

En este sentido, La Tabla indica que “tras los estudios iniciales, Exxon Mobil solicitó en marzo de 2017 a Guyana una licencia para extraer crudo en aguas consideradas parte del Esequibo”.

La petición fue aceptada por el comisionado de Minas y Geología, Newell Dennison, “a pesar de que el Acuerdo de Ginebra (1966) lo impide”.

Esa zona, ubicada entre Guyana y Surinam, es “reconocida por el Servicio Geológico de Estados Unidos como la segunda mayor área del mundo con petróleo sin explorar”. Incluso, estiman que para el año 2026 “produzca más de 750 mil barriles de petróleo diariamente”.

Te puede interesar…

Compártelo

Comentarios