Advierten que aceite de soya podría causar daños cerebrales

Un estudio demostró que no es bueno para los ratones y, por tanto, es muy probable que no sea saludable para los humanos Las conclusiones de un nuevo estudio, desarrollado por especialistas de la Universidad de California Riverside (UCR) y publicado en la revista Endocrinology, ponen en entredicho los beneficios del aceite de soya para los humanos

Por MM

Publicado en

Salud

0 0


Un estudio demostró que no es bueno para los ratones y, por tanto, es muy probable que no sea saludable para los humanos


Las conclusiones de un nuevo estudio, desarrollado por especialistas de la Universidad de California Riverside (UCR) y publicado en la revista Endocrinology, ponen en entredicho los beneficios del aceite de soya para los humanos.

Los investigadores explicaron que no sólo conduce a la obesidad y a la diabetes, sino que también podría afectar el cerebro y aumentar el riesgo de padecer autismo, Alzheimer, ansiedad y depresión.

Específicamente, encontraron efectos pronunciados del aceite en el hipotálamo, donde tienen lugar una serie de procesos críticos y determinaron que varios genes en ratones alimentados con aceite de soya no funcionaban correctamente. Uno de esos genes produce la hormona del «amor», la oxitocina, cuyos niveles en el hipotálamo disminuyeron. Asimismo, se descubrieron otros 100 genes afectados por la dieta del aceite de soya, reseñó HispanTV.

Los científicos aclararon que estos hallazgos sólo se aplican al aceite de soya, no a otros productos de soya u otros aceites vegetales. 

Foto: HispanTV.

Por otro lado, hay quienes defienden el uso de este aceite. En agosto de 2018, la Organización Mundial de la Salud (OMS) lo incluyó en una lista de consejos prácticos para mantener una alimentación saludable.

«Para reducir la ingesta de grasas, especialmente las grasas saturadas y las grasas trans de producción industrial se puede: cocinar al vapor o hervir, en vez de freír y reemplazar la mantequilla, la manteca de cerdo y la mantequilla clarificada por aceites ricos en grasas poliinsaturadas, por ejemplo, los de soja, canola (colza), maíz, cártamo y girasol», señaló la organización.

Asimismo, hay quienes defienden este aceite como el más saludable después del aceite de oliva, porque aseguran que es rico en grasas poliinsaturadas, especialmente ácido linoléico, el más conocido del Omega 3.

Fuentes: Europa Press, HispanTV.