es Spanish

¡Ojo con esto!

Crean lentes de contacto que hacen ‘zoom’ y se activan con solo parpadear

A través de estos lentes se logrará tener una visión tan exacta de objetos que están lejos de uno o son muy pequeños.

Ya no es ciencia ficción, los lentes de contacto suave que pueden acercarse cuando la persona que los lleva puestos parpadea dos veces existen, gracias a un trabajo desarrollado por científicos de la Universidad de California en San Diego, en Estados Unidos.

Pudimos verlos en una de las películas de Misión Imposible, creyendo que se trataba de una mera fantasía cinematográfica. Ahora, este invento es tan vanguardista que permite a la persona cambiar el enfoque entre objetos a diferentes distancias.

Para que estos lentes puedan hacer y tener zoom integrado, los científicos utilizaron señales eléctricas especiales generadas por los movimientos oculares (conocidos como electrooculogramas) para controlar el movimiento y cambiar la distancia focal de la lente blanda, que imita la lente biológica en los ojos de los mamíferos.

Los investigadores destacan que el dispositivo está hecho de capas de polímeros flexibles que se expanden cuando se aplica una corriente eléctrica.

Por el contrario, cuando se elimina la corriente, la lente se contrae. Estas deformaciones alteran la luz que viaja a través de la lente, ajustando la visión del usuario, informó New Scientist.

“El movimiento y la deformación de la lente blanda se logra mediante la actuación de diferentes áreas de películas de elastómero dieléctrico, imitando los mecanismos de funcionamiento de los ojos de humanos y la mayoría de los mamíferos”, explicaron los científicos.

Los científicos utilizaron señales eléctricas especiales generadas por los movimientos oculares para controlar el movimiento y cambiar la distancia focal de la lente blanda. Foto web.

Hombre-máquina

En el trabajo actual se desarrolla una nueva interfaz hombre-máquina para utilizar señales electrooculográficas generadas por los movimientos oculares para controlar los movimientos y el cambio de la distancia focal de una lente blanda biomimética.

El sistema tiene el potencial de ser utilizado en prótesis visuales, anteojos ajustables y robótica remota en el futuro.

Actualmente, las deformaciones se controlan mediante la detección de electro-oculogramas utilizando cinco electrodos colocados en la piel alrededor del ojo del usuario. Estos electrodos miden las diferencias en el potencial eléctrico entre la parte frontal y posterior del globo ocular a medida que el usuario lo mueve en diferentes direcciones o parpadea.

Los científicos programaron el sistema para que cuando el usuario parpadeara dos veces, la lente se acercaría. Si volvieran a hacer lo mismo, la lente se alejaría.

«Según nuestro conocimiento, una lente suave ajustable, cuya posición y longitud de enfoque pueden controlarse por separado mediante material activo suave, nunca antes se había diseñado y construido», escribieron los autores en el estudio.

El sistema tiene el potencial de ser utilizado en prótesis visuales, anteojos ajustables y robótica remota en el futuro.

Algunas dificultades

Sin duda alguna, se trata de un avance científico que todavía tiene algunos problemas por resolver, «debido a que el dispositivo que se muestra en el trabajo actual es un diseño de prueba de concepto y su rendimiento puede mejorarse aún más desde muchos aspectos».

«Primero, en el trabajo actual, utilizamos los electrodos de monitoreo disponibles comercialmente unidos a la piel, que no eran ni muy flexibles ni estirables. Se ha demostrado en estudios anteriores que los electrodos flexibles y estirables funcionan mucho mejor para la captura y el procesamiento de la señal biológica», señalan los investigadores.

«En segundo lugar, en el dispositivo actual, no nos dimos cuenta del control del movimiento continuo de la lente. En tercer lugar, como se muestra en la demostración, la corrección de los movimientos inesperados de la lente no fue automática, y se requirió la interferencia de los humanos», puntualizan.

Imagen relacionada

Otros lentes de contacto

Evidentemente, en un futuro no muy lejano, muchos de nosotros estaremos usando lentes de contacto y no por tener problemas de visión, sino para poder hacer más con nuestros ojos.

Y es que hace poco la gigante tecnológico de Corea del Sur, Samsung, patentó unos lentes de contacto inteligentes que incluyen un display que proyecta imágenes sobre los ojos del usuario, además de que incluye una cámara y sensores que son controlados parpadeando.

Google también tiene dos patentes para lentes de contacto inteligentes y sensores que leen los químicos del fluido lagrimal del usuario para determinar si los niveles de azúcar se encuentren en niveles fatales.

Hace siete años atrás, un grupo del Centro de Tecnología de Microsistemas, en la Universidad de Gante (Bélgica), había conseguido desarrollar un minúsculo display LCD, del tamaño y forma de una lente de contacto, en el que se podía representar imágenes monocromas y sencillas con un resultado más que aceptable para la época.

Parecía muy simple, todo el área circular del display presentaba información, y suponía un gran avance en lo que al uso de displays LCD se refiere, por su tamaño, forma y propiedades físicas.

Ahora, un simple lente de contacto puede emular las capacidades humanas, incluso superarlas en cuestión de un abrir y cerrar de ojos.

Te interesa leer:

Facebook Comments

4,235,228FansMe gusta
163,780SeguidoresSeguir
290,297SeguidoresSeguir
16,455SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -

Más Leídos

- Advertisment -