Demanda millonaria por «avisar tarde» los efectos del medicamento Depakine

Se le exige al laboratorio la indemnización de cuatro casos con cinco millones de euros, por avisar "muy tarde" que el medicamento causa malformaciones y autismo

El escándalo del medicamento antiepiléptico “Depakine” llega a España, con una demanda colectiva de cuatro casos presentada en los juzgados de Madrid contra Sanofi, el laboratorio que comercializa el medicamento en el viejo continente.

El caso sale a la luz luego de que la Justicia francesa comenzara a indemnizar a las víctimas, de las que hasta el momento se contabilizan  6.500 agrupadas en el país vecino y  dos sentencias condenatorias en EE. UU.

¿De qué va la demanda española?

La demanda argumenta que, pese a que la ciencia sabía desde principios de los 80 que el medicamento podía producir malformaciones en los fetos de embarazadas, no se comenzó a advertir ni a pacientes ni a médicos hasta aproximadamente 2006.

Tanto el laboratorio Sanofi como el Ministerio de Sanidad sostienen que el principio activo del Depakine, es el valproato sódico, que provoca malformaciones y autismo en el feto, sostiene El Mundo.

En 2006 fue la primera vez que el laboratorio admitió que la tasa de malformaciones provocadas por el medicamento era de dos a tres veces superior a la habitual, pero aún así aseguraba que no se podía asignar los daños con seguridad al consumo de valproato.

Fue en 2019 que se incluyeron por primera vez advertencias en el prospecto, señalando un riesgo «algo mayor» de «tener niños con alguna anormalidad».

Según Carmen Rosa, presidenta de AVISAV (Asociación de Víctimas del Síndrome de Ácido Valproico), «tampoco se ha venido prescribiendo con el cuidado adecuado, porque hay epilépticas que quedan embarazadas y lo siguen tomando (…) uno de los casos de nuestra asociación es un niño de sólo dos años».

Por estas razones, se le exige al laboratorio la indemnización de cuatro casos con cinco millones de euros, por avisar tarde, «muy tarde», señala la demanda a la que tuvo acceso El Mundo.

Antecedentes

Según los demandantes en 1979,  tras nueve años del inicio de su venta en España, ya existían diez estudios que asignaban un 5 % de incidencia de malformaciones en fetos por consumo de valproato por parte de las madres (el porcentaje asumido hoy es un 11 %).

Fue desde 1999  que se registró en la Agencia Española del Medicamento un prospecto para el medicamento donde se alertaba de «riesgo de malformaciones congénitas».

Además, se remitía a las pacientes que tomaban Depakine a consultar con su médico si planeaban procrear, si bien se les encarecía en mayúsculas que no interrumpieran el tratamiento aunque quedaran encinta, y que consultaran al neurólogo.

El Depakine es un medicamento referencial contra la epilepsia  que está indicado en el tratamiento de diferentes tipos de la enfermedad en adultos y niños, que además,  ha sido incluido en la lista de esenciales de la Organización Mundial de la Salud.


Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Comenta 💬