¿El coronavirus también pueda afectar los oídos?

209

Un equipo de médicos encontró evidencia de que el nuevo coronavirus también puede infectar los oídos y el hueso mastoideo, que se ubica en el cráneo justo detrás de la oreja, tal y como revela una investigación publicada esta semana en la revista JAMA Otolaryngology – Head & Neck Surgery.

Hasta ahora se sabía que el SARS-CoV-2 afecta sobre todo los pulmones, la nariz e incluso la garganta, pero este nuevo estudio encontró también una alta carga viral en los oídos.

Los investigadores de la Facultad de Medicina Johns Hopkins (EE.UU.) estudiaron los casos de tres pacientes que dieron positivo al COVID-19 y luego fallecieron por causa de la enfermedad.

Los fallecidos eran un hombre de 60 años; una mujer de 60; y otra de 80. Los especialistas tomaron muestras con isopos y encontraron que en dos de ellos el virus había llegado al oído mastoideo o medio,reseñó el Daily Mail.

La mujer de 80 años tenía el coronavirus solo en el oído medio derecho, mientras que en el hombre de 60 años se detectó el patógeno en las mastoides izquierda y derecha, además de en los oídos medio de ambos lados.

Con base a los resultados, los autores del estudio recomiendan que antes de realizar procedimientos de otología, los médicos deben someter a sus pacientes a pruebas para detectar el coronavirus en el oído y así evitar la propagación del patógeno.

Las 18 enfermedades del oído más comunes (causas y síntomas)

Problemas en los oídos

Investigaciones previas ya habían relacionado el SARS-CoV-2 con problemas en los oídos. Un estudio anterior encontró que el COVID-19 provocó en algunos adultos otitis media aguda, una infección que provoca que el área detrás del tímpano se inflame e infecte. Mientras que otra investigación que evaluó a 20 pacientes asintomáticos,  descubrió que sus capacidades auditivas empeoraron después de superar la enfermedad.

Relacionado:  Agua contaminada en Laguna Verde configura nueva 'zona de sacrificio' en Región de Valparaíso

Sin embargo, los especialistas del último trabajo explican que la contaminación del oído medio y la mastoides con el SARS-CoV-2 «no necesariamente implica» el desarrollo de una patología o de síntomas.

Sigue leyendo: