Tomadas dependencias del Seremi de Salud de Santiago por falta de recursos para prevención de VIH

Miembros del Movimiento Unificado de Minorías Sexuales (MUMS) se tomaron esta mañana las dependencias del Centro Regional de Prevención del VIH/SIDA (CRIAPS), ubicado en el centro de la capital en protesta por el recorte presupuestario destinado a la prevención del VIH Sida

Por Mauricio

Publicado en

Salud

0 0




Miembros del Movimiento Unificado de Minorías Sexuales (MUMS) se tomaron esta mañana las dependencias del Centro Regional de Prevención del VIH/SIDA (CRIAPS), ubicado en el centro de la capital en protesta por el recorte presupuestario destinado a la prevención del VIH Sida.

El CRIAPS, ubicado en Bulnes Nº 76, esquina con Erasmo Escala, depende del Seremi de Salud de la Región Metropolitana. La acción se debe a la baja sensible del presupuesto de prevención y al cierre del Centro de Toma de exámenes CRIAPS, ubicado en el centro de Santiago y que el año pasado el Ministerios de Salud presentó como un modelo a seguir.

El CRIAPS funcionaba hasta su cierre como centro de toma de exámenes de VIH y de consejería.

En medio de la crisis por las notificaciones, el 1º de Diciembre pasado el Ministro de Salud visitó CRIAPS para el Día internacional de Lucha contra el Sida, presentando a este Centro como modelo, por lo mismo hoy no se entiende que este se esté cerrando por partes.

MUMS sostiene que “la situación de la prevención del VIH es cada vez peor. Se indica que, desde el fin del proyecto Fondo Global, los aportes han disminuido considerablemente”.

“Chile no ha cumplido con el compromiso adquirido de cubrir los gastos del VIH con fondos nacionales. Al contrario, vamos hacia atrás”, señalan los voceros de la organización.

La crisis de las notificaciones no implicó ninguna mejora. Al contrario, inmovilizó más a CONASIDA, no elevó el presupuesto y se ha vuelto todo más burocrático. Por ejemplo, hoy la campaña de prevención se mantiene en secreto, sin participación de la sociedad civil. No se están haciendo proyectos focalizados en población de hombres que tiene sexo con hombres (HSH), y mucho menos se ha resuelto un mecanismo eficaz para la distribución de preservativos.

Según denuncia el MUMS, el Ministerio de Salud ha fracasado en la implementación de las políticas de prevención. La baja inversión ha hecho que no se pueda parar la epidemia que, en forma permanente, sigue cobrando vidas. En Chile, la tasa de personas que adquieren el VIH sigue creciendo, así también la mortalidad por SIDA, a pesar de la millonaria inversión en medicamentos.

En Chile, en el 2006 murieron 422 personas por SIDA. En el 2007, cerca de 500 (cifra no oficial), siendo el 85% de ellos, hombres.

En nuestro país, adquieren el VIH más de 1.000 personas al año. En el 2007, adquirieron el virus 1.027 personas; de éstas, 491 estaban viviendo con el virus (etapa asintomática), y 536 en etapa SIDA, es decir, ya presentaban crisis de salud. Estas cifras, en el 2008, son más altas, pero aún no se han entregado cifras oficiales.

Los participantes de la toma exigen reunirse con el Ministro de Salud y obtener del mismo, un compromiso de aumento de presupuesto y realización real de proyectos en población gay y trans, lo cual ha sido muy deficitario en los últimos años.


El Ciudadano

Compártelo

Comentarios