lunes, octubre 14, 2019

La inteligencia artificial contra la verdad

Usuarios de las redes sociales deben aprender a defenderse de los “deep fake”

Videos y audios pueden manipularse con sofisticadas técnicas que falsean la realidad


La manipulación de imágenes “cuadro por cuadro” es común en la industria del cine y la animación.

Cuando estas técnicas se utilizan para generar contenido engañoso, se entiende que se trata de un deep fake o mentira profunda (su traducción del inglés).

Claire Wardle, experta en manipulación de información, define deep fake como un término que se utiliza para describir videos o audios creados a través de inteligencia artificial, se lee en un reportaje publicado por el portal de noticias Efecto Cocuyo. 

Estas técnicas han sido utilizadas para proyectos tan loables como la creación de Hologramas de sobrevivientes del Holocausto, con los que se puede conversar. Sin embargo, también ha sido empleada para la creación de videos de políticos o empresarios dando declaraciones que en la realidad nunca dijeron. 

Resultado de imagen para deepfake Mark Zuckerberg.
La creación de deep fakes no está en las manos de cualquier persona. Se necesitan personas capacitadas, tiempo y dinero. Imagen: Vice.

Un ejemplo es lo sucedido al expresidente de los Estados Unidos, Barack Obama, y al creador de la red social Facebook, Mark Zuckenberg. También se usó esta técnica para insertar rostros de personajes públicos en videos pornográficos. 

La creación de deep fakes no está en las manos de cualquier persona. Se necesitan personas capacitadas, tiempo y dinero. Sin embargo, investigadores en la materia temen que el desarrollo de esta tecnología llegue a un punto en el que se perfeccione y cualquier persona pueda hacer un video de este tipo que sea creíble. De esta forma, podría utilizarse para intereses políticos o maliciosos.  

“Si no podemos creer en los videos, audios, imágenes, la información que es recogida de todo el mundo, eso es un riesgo serio de seguridad nacional”, dijo a CNN el experto en forense digital de la Universidad de Dartmount y Berkeley, Hany Faric. 

Herramientas y técnicas

A largo plazo, la proliferación de desinformación contribuye al deterioro de la confianza de la ciudadanía en los medios de comunicación, señaló The Verge“Una vez que las personas saben que están circulando imágenes falsas, les das una razón para dudar de imágenes reales que por alguna razón no quieren creer”. 

La desinformación no necesita de técnicas tan sofisticadas para ser creada. Sin embargo, en tanto la tecnología avance hay que ir conociendo las herramientas para  defenderse de un futuro uso malicioso. 

Resultado de imagen para Supason Suwajanakorn
Un científico del Instituto de Investigaciones de Rayong (Tailandia), Supason Suwajanakorn, desarrolló una tecnología que genera réplicas de personas. Foto: Ted Talks

El Instituto de Investigaciones de Standford, que trabaja para el Gobierno de Estados Unidos y empresas privadas, está desarrollando un programa que pueda detectar deep fakes, a partir del estudio de otros videos modificados. 

Un científico del Instituto de Investigaciones de Rayong (Tailandia), Supason Suwajanakorn, desarrolló una tecnología que genera réplicas de personas. Sin embargo, dada la proliferación de deep fakes, sintió la necesidad de luchar “contra su propio trabajo, implantando moderadores para detectar imágenes y videos falsos”.

De esta forma creó Reality Defender (Defensor de la Realidad en español), una extensión de navegador que detecta contenido falso.  

Hay otras técnicas más analógicas que podemos utilizar para detectar una deep fake:

-Cuando veas un video, presta atención al rostro de las personas. Si los músculos de la cara hacen movimientos repentinos o que no parecen naturales, es posible que se trate de una deep fake.

-Si esta técnica está mal empleada, podrás ver un cuadrado alrededor de las facciones del rostro y notar los cambios de las facciones. 

-La desinformación se combate con una ciudadanía activa dispuesta a verificar. Contrasta las declaraciones de los poderosos con lo reseñado en varios medios digitales confiables, así como en las cuentas de las personas aludidas. Consulta portales que se dediquen a hacer fact-checking.

Otras noticias de interés:

Comentarios

Ayúdanos a mantener nuestro equipo

4,253,711FansMe gusta
182,547SeguidoresSeguir
294,000SeguidoresSeguir
16,500SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

Los Más Leídos