La alpaca: una investigación chilena que puede neutralizar al COVID-19 y salvar a la humanidad

Científicos del Laboratorio de Biotecnología Médica de la Universidad Austral de Chile, tras meses de arduas investigaciones, dieron con un poderoso “superanticuerpo” creado por la alpaca, capaz de neutralizar el nuevo coronavirus SARS-CoV-2, causante de la enfermedad de la COVID-19

Alpaca

Científicos del Laboratorio de Biotecnología Médica de la Universidad Austral de Chile, tras meses de arduas investigaciones, dieron con un poderoso “superanticuerpo” creado por la alpaca, capaz de neutralizar el nuevo coronavirus SARS-CoV-2, causante de la enfermedad de la COVID-19.


Los científicos determinaron que el mamífero rumiante -parecido a la llama- es capaz de generar un “superanticuerpo” W25. Este puede “neutralizar completamente” el coronavirus, incluso en sus variantes más infecciosas.

De acuerdo con varias publicaciones difundidas esta semana, los académicos consiguieron el hallazgo bajo la coordinación del doctor Alejandro Rojas. Tras “intensos meses de trabajo”, encontraron una cura que proporciona el mamífero conocido por su lana, su carne y su hábito de escupir como método de defensa.

Los científicos recurrieron a avanzadas herramientas de biología molecular para obtener este resultado publicado en el portal científico Biorxiv.

El objetivo es desarrollar un tratamiento que pueda utilizarse en forma de inhalador nasal, para bloquear directamente la replicación del virus en el tracto respiratorio. Esto último hace que el virus golpee más fuerte a los pacientes con COVID-19.

El animal que fue parte del avance científico es una alpaca llamada “Buddha”, que desarrolló los anticuerpos para que el equipo del Laboratorio los extrajeran de su sistema inmune.

científicos
El equipo de científicos de la Universidad Austral de Chile

Un tratamiento de bajo costo

Las alpacas son animales de pelo rizado muy largo y fino, generalmente blanco o gris, y habitan en los Andes, donde se cría en rebaños. El pelo que cubre su cuerpo es utilizado como materia textil y tiene forma de hebras amarillentas más suaves, brillantes y flexibles que las de la lana de otros mamíferos herbívoros.

Según el artículo de Biorxiv, el resultado perseguido por los responsables del proyecto es crear una terapia de bajo costo y con alta eficacia.

El tratamiento se aplicaría mediante un dispositivo inhalador que administre directamente el anticuerpo capaz de detener el avance del virus, así como su agravamiento y transmisión.

El proyecto comenzó en febrero con la prometedora reacción de la alpaca Buddha a la inoculación de proteínas del coronavirus. El camélido generó anticuerpos de alta calidad que le garantizaron una consistente inmunidad frente al virus.

A partir de ese momento, comenzó un complejo trabajo de investigación genética en la universidad chilena para reproducir los anticuerpos en el laboratorio. Para ello, revisaron más de seis millones de nanoanticuerpos hasta dar con el W25, al que la investigación considera “un regalo de la naturaleza”.

El nanoanticuerpo W25 presenta actualmente la mayor eficacia reportada contra ‘spike, una de las cuatro proteínas estructurales del coronavirus.

Alpaca
“Buddha” es la alpaca protagonista de esta historia

Alpaca: un sistema inmunológico único

Conocida como proteína ‘S’, el nanoanticuerpo W25 une la partícula del virus al receptor de la célula a la que infecta. Por eso, es el elemento determinante del tropismo del virus, de su mecanismo básico de avance y propagación.

El W25 es responsable de la actividad de fusión entre la membrana viral y la celular, el proceso que permitirá liberar el genoma del virus en el interior de la célula infectada.

Científicos de la Universidad de Queensland (Australia), bajo la supervisión del doctor Daniel Watterson, demostraron recientemente -junto a Alejandro Rojas- que el W25 es un excelente neutralizante del virus. Se trata de un antiviral capaz de bloquear la entrada del coronavirus en las células.

Estos animales tienen un sistema inmunológico único (…) Parte de sus anticuerpos son muy simples, se generan a partir de un solo gen. De una muestra de sangre obtenemos los genes que producen los anticuerpos. Luego los aislamos y separamos los grupos que pueden reconocer el patrón del coronavirus”, explicó Rojas.

Asimismo, Rojas explica que para producir el anticuerpo utilizan “procedimientos similares a los empleados para producir proteínas como la insulina“.

“Hoy tenemos la posibilidad de producir estos anticuerpos a escala global“, destacó Rojas. Incluso, eso es ventajoso debido a las “extraordinarias propiedades en cuanto a estabilidad y expresión” que presenta este nanoanticuerpo.

Los investigadores dicen que al desarrollar un tratamiento que pueda administrarse en forma de inhalador nasal, podrían disminuir la cantidad de virus en los pulmones de los pacientes, reduciendo su peligrosidad, y limitarían considerablemente las posibilidades de contagio.

Te puede interesar…

Compártelo

Comentarios