Le ofrecen 32.200 euros al año y casa incluida

Pequeña isla inglesa busca un jardinero con la agilidad de una cabra montés

30 personas habitan en esta isla custodiada por un castillo medieval que cuenta con un impresionante jardín creado en 1780


St. Michael’s Mount, una pequeña isla en la costa de Cornwall, al suroeste de Inglaterra, está en la búsqueda de un jardinero. Pero no se trata de un jardinero con las habilidades comunes o tradicionales. “El trabajador debe contar con la agilidad de una cabra montés”, señala el anuncio de empleo.

“La jardinería en una roca en medio del mar no es para débiles”. Así comienza esta oferta de trabajo singular que promete un salario de 28.500 libras, unos 32.200 euros anuales como jardinero.

Se incluye el alojamiento y la posibilidad de vivir junto a otras 30 personas en esta isla custodiada por un castillo medieval, que cuenta con un impresionante jardín creado en 1780, señala una nota publicada por el portal Idealista/news.

Las ofertas de trabajo relacionadas con la vivienda suelen ser de los más normales y anodinas, salvo en contadas ocasiones como ésta.

Además del castillo, la isla cuenta con una iglesia y varias viviendas con apenas 30 habitantes, ademá de un precioso jardín, que podría decirse que es la joya de la corona.  Foto: Idealistaa/news.

Tanto por lo excéntrico del lugar como por las condiciones que se detallan en la oferta de trabajo, lo de ser jardinero en la pequeña isla de St. Michael’s Mount no pasa desapercibido.

Sobre esta pequeña isla a menos de 400 metros de la costa de Cornwall se erige un castillo medieval que custodia la pequeña población de Marazion, a la que está unida por una calzada de adoquines, transitable solo durante la marea baja. El resto del tiempo solo se puede acceder por barco.

Además del castillo, la isla cuenta con una iglesia y varias viviendas con apenas 30 habitantes, y cuenta con un precioso jardín, que podría decirse que es la joya de la corona. 

Inaugurado en 1780, lleva más de 200 años contando con horticultores y jardineros que cuidan de él y lo mantienen con plantas poco comunes en la zona como la puya, el agave y la planta de aloe.

Sobre esta pequeña isla a menos de 400 metros de la costa de Cornwall se erige un castillo medieval que custodia la pequeña población de Marazion, a la que está unida por una calzada de adoquines, transitable solo durante la marea baja. El resto del tiempo solo se puede acceder por barco. Foto: Idealistaa/news.

La solicitud del empleo afirma que “este trabajo en una roca en medio del mar no es para débiles, ni para los tenga miedo a escalar las paredes del castillo. El trabajador debe contar con la agilidad de una cabra montés”.

Y es que el jardín se distribuye a lo largo de las rocas hasta el acantilado, aunque también se puede acceder por unas bonitas escaleras victorianas aunque bien empinadas, por lo que además de conocimientos en jardinería hará falta un buen y ágil estado físico.

Los dueños del castillo pagarán el salario, a lo que hay que unir o sumar, el alojamiento en una de las casas victorianas de dos o tres dormitorios. Por la isla pasan unos 350.000 turistas al año.

Otras noticias de interés:

4,224,851FansMe gusta
142,914SeguidoresSeguir
289,005SeguidoresSeguir
16,459SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

- Advertisment -

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -