Brasil: Incendio en Cinemateca de Sao Paulo afecta acervo audiovisual del país

Según los primeros reportes de los bomberos, el fuego destruyó al menos dos salas con filmes y otra con archivos impresos

Un incendio de grandes proporciones afectó este jueves a la Cinemateca brasileña de Sao Paulo, la cual contiene unas 2.000 copias de películas, cerca de cuatro toneladas de materiales y documentos fílmicos.

Unos 15 carros de bomberos con alrededor de 70 efectivos se trasladaron al barrio Vila Leopoldina para controlar el siniestro, que comenzó durante una operación de mantenimiento del sistema de aire acondicionado.

Según los primeros reportes de los bomberos, el fuego destruyó al menos dos salas con filmes y otra con archivos impresos.

Su portavoz, el mayor Marcos Palumbo, explicó que el incendio se propagó rápidamente debido a la presencia de materiales altamente inflamables, como cintas cinematográficas, fotografías, documentos o copias de películas.

Dicha instalación cuenta con unos 1.000 metros cuadrados, dentro de un complejo que posee cerca de 9.000 metros cuadrados, por lo cual fue difícil controlar el incendio tras dos horas de esfuerzo.

El incendio no causó heridos y aún se desconoce la magnitud de los daños materiales, hecho considerado por cineastas brasileños como una «tragedia anunciada» debido al abandono de la política para el ramo de la cultura durante el Gobierno de Jair Bolsonaro.

La semana pasada, la Fiscalía alertó al Gobierno brasileño por el riesgo de incendios en la Cinemateca; y en julio de 2020, el Ministerio Público de Sao Paulo entabló una acción legal contra el Gobierno federal por abandono de dicha entidad.

La queja cuestionaba la retención de recursos por parte del Ejecutivo, y la ausencia de un gestor por un enredo jurídico. Al mes siguiente, la Cinemateca dejó de funcionar y 41 funcionarios fueron dimitidos.

Previamente, los trabajadores de la Cinemateca redactaron un manifiesto para alertar sobre los riesgos elevados de incendios, producto de falta de cuidados «con el acervo, los equipos, las bases de datos y los edificios».

Por su parte, el gobernador de Sao Paulo, Joao Doria, expresó que «el desprecio por el arte y por la memoria termina así: con la muerte gradual de la cultura nacional».

Cortesía de Telesur

Te podría interesar

Brasil registro un homicidio cada 10 minutos durante el 2020 a pesar de la pandemia


Comparte 👍

Comenta 💬