Claves de una situación crítica: ¿Por qué las abejas están en peligro en Chile?

“El 75 % de los cultivos alimentarios del mundo dependen en cierta medida de la polinización”

Claves de una situación crítica: ¿Por qué las abejas están en peligro en Chile?

Autor: Seguel Alfredo

La pérdida de hábitat por la expansión de actividades industriales como monocultivos forestales, agroindustria y ganadera, expansiones urbanas y proyectos inmobiliarios, los efectos de fertilizantes y pesticidas, son en gran parte la causa que ponen en peligro a las abejas.

Las abejas son fundamentales para mantener el equilibrio ecológico en una diversidad de ecosistemas. Esto debido a su función polinizadora, que permite el desarrollo de flora, y debido a las cadenas alimentarias, de fauna en el planeta.

“El 75 % de los cultivos alimentarios del mundo dependen en cierta medida de la polinización”, donde las abejas son esenciales, asegura la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Protesta de apicultores

El martes 30 de agosto, apicultores se reunieron frente al Palacio de La Moneda para manifestar la crisis que vive el rubro actualmente. El excesivo uso de pesticidas, la pérdida de bosque nativo y el cambio climático están poniendo en riesgo la subsistencia de estos seres vivos. Según expertos, esta crisis podría generar problemas alimentarios en la ciudadanía. 

Organizados en el Movimiento Nacional de Apicultores de Chile (Monachi A.G.), instalaron colmenas con abejas muertas frente a La Moneda en el centro de Santiago.  Además, entregaron una carta al presidente Boric para generar diálogo y mesas de trabajo, en búsqueda de paliar la crisis apícola actual, informaba así Radio Juan Gómez Millas.

Las principales causas de la crisis son el excesivo uso de pesticidas en monocultivos ya que estos son tóxicos y matan a las abejas cuando se acercan a las flores para polinizar. Además, la disminución de flora nativa ha significado un descenso en la cantidad de alimento para las abejas. Y finalmente, el cambio climático ha generado un desequilibrio en diferentes procesos biológicos, uno de ellos, la polinización. La mezcla de estos tres factores ha desencadenado en que actualmente exista una crisis en el mundo apícola.

Ley que regula la actividad apícola y promueve su sustentabilidad

Hace poco más de una semana, fue aprobada por unanimidad en sesión ordinaria del Senado, una ley que tiene por objeto la promoción, protección y fomento del desarrollo sustentable de la apicultura como actividad silvoagropecuaria.

Por primera vez en Chile una norma que regula la actividad apícola y promueve su sustentabilidad

Durante el debate, se valoró el acuerdo transversal que concitó la propuesta junto con destacar la importancia de generar políticas públicas para un sector productivo pocas veces reconocido.

Dando respuesta al sentir de los emprendedores del sector y los lineamientos del mundo científico, la Sala respaldó los cambios realizados por la Cámara Baja al proyecto que regula la actividad apícola. Con este resultado, el texto queda en condiciones de ser promulgado como ley.

Sin embargo, mientras se toman diversas medidas con el propósito de reconocer y regular la actividad apícola, por otro lado se mantiene desaforado actividades industriales que afectan el hábitat a causa de la depredación de la flora y fauna, como son los proyectos inmobiliarios, la industria de monocultivo forestal, la expansión de la agro industria y ganadera, además de

Tres claves para entender por qué las abejas están en peligro en Chile

Una publicación de Mongabay Latam, comparte en corto, destaca que Chile tiene una gran diversidad de especies que no habitan en ningún otro lugar del mundo. Un ejemplo de esto son las abejas: alrededor de 450 especies se han descrito para este país, aunque se cree que podrían ser unas 800 en total. De ellas, un 70 % son endémicas.

A continuación, comparte tres claves para entender el riesgo en que se encuentran las abejas.

La pérdida de hábitat

Las abejas dependen de múltiples especies florales para sobrevivir. De acuerdo con la entomóloga Patricia Henríquez-Piskulich, acciones como la llamada homogeneización del paisaje —eliminar las plantas nativas y sembrar otras en su lugar, todas de la misma especie—, tienen serios impactos en la supervivencia de estos insectos.

“Si tienes pocas especies florales, o peor, una sola, no vas a cubrir los requerimientos nutricionales de las abejas que viven allí”, explica la especialista.

Además, con la eliminación de la cobertura vegetal nativa llegan las plantas exóticas. Henríquez-Piskulich encontró que, donde hay mayor abundancia de flora introducida, la proporción de abejas pequeñas es mayor y la proporción de abejas más grandes es menor.

“Las abejas pequeñas tienen un límite acotado hasta donde pueden volar de acuerdo al sitio donde nidifican. Entonces, puede ser que esta mayor cantidad de abejas pequeñas se encuentre en donde hay mayor abundancia de flora introducida porque no son capaces de ir más lejos en busca de otros recursos”, explica.

Como consecuencia, esto puede afectar el servicio de polinización que estos insectos proveen y, por lo tanto, afectar la reproducción de ciertas plantas.

Foto: Hugo Monzon -abejasnativaschile.cl/

Los efectos de fertilizantes y pesticidas

Los fertilizantes y pesticidas también tienen efectos dañinos en las abejas pues se ha demostrado que, además de impactar fuertemente al ecosistema y contaminar el suelo, dañan directamente la progenie [descendencia familiar] de las abejas.

Cristian Villagra, profesor del Instituto de Entomología de La Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación, explica que en los últimos años se ha descubierto que ciertos pesticidas, como el glifosato, pueden perturbar la microbiota del tracto digestivo de las abejas, lo que repercute en el aumento de su mortalidad.

Y no solo eso: el experto afirma que los impactos que estos productos tienen en los insectos también conllevan daños genéticos que incluso pueden heredarse. “Se alteran procesos de desarrollo, cognitivos e incluso fisiológicos que, en su conjunto, lo que hacen es reducir la viabilidad del insecto”, explica Villagra.

Foto: Hugo Monzon -abejasnativaschile.cl/

 ¿Qué se puede hacer por las abejas?

Aunque todavía no hay estudios que demuestren que todos estos impactos están disminuyendo la producción de alimentos, sí los hay sobre la efectividad polinizadora. Por esto, Henríquez-Piskulich afirma que se puede tener como hipótesis que, si desaparecen los polinizadores, habrá una menor productividad en los campos.

Para solucionar este problema, científicos señalan la necesidad de avanzar hacia un modelo agroecológico que comprende tres etapas:

  • Potenciar la eficiencia del ecosistema utilizando menos insumos agrícolas como pesticidas o fertilizantes.
  • Sustituir esos productos por otros que pueden ser utilizados en agricultura ecológica.
  • Evitar los monocultivos al integrar diferentes productos en un mismo espacio.

“No estamos diciendo que se tiene que acabar la agroindustria, sino que estas medidas se tienen que tomar como un buffer [o amortiguamiento] para que todos los efectos que se saben que son dañinos para la biodiversidad y para la salud humana puedan ser disminuidos”, concluye Villagra.

Foto: Hugo Monzon -abejasnativaschile.cl/

Lee la nota completa aquí.


Comenta



Busca en El Ciudadano