Medioambiente y Zonas de Sacrificio

Comunidad de Melipilla presenta recurso de protección por proyecto de Cantera de Puzolana

La agrupación hizo una intervención pacífica junto a la diputada Marisela Santibáñez, la alcaldesa de Melipilla Lorena Olavarria y el concejal Armando Rojas a las afueras de la corte de apelaciones de San Miguel, donde presentaron la medida contra la Minera Melón.

La mañana de este viernes 2 de septiembre, un grupo de vecinas y vecinos de la comunidad de Melipilla, se dirigieron con pancartas a los tribunales de justicia de San Miguel. Con motivo de la presentación de un recurso de protección contra la empresa minera Melón, quien inició el proyecto de la Cantera de Puzolana.

Este proyecto tiene como objetivo la extracción de esta roca volcánica muy fragmentada y de composición basáltica, que se utiliza como aislante en la construcción y para la fabricación de cemento.

Sin embargo, la extracción de este recurso genera gran contaminación por el polvillo emanado del proceso. El proyecto desde que iniciaron sus labores ha generado estragos entre los vecinos de Melipilla, tanto por el daño medioambiental que implica el polvillo, como por los componentes de este y sus efectos en la salud humana.

Es por esto, que la Coordinadora Rural Popeta – Mandinga – Culiprán – Codigua – San Manuel – Tantehue ha hecho una labor incansable denunciando a la minera responsable.

Registro por Patricio José Mery

“Realmente nuestro valle (Valle de Culitrán) es maravilloso y si la cantera se instala ahí, nuestro valle va a morir. La puzolana, dentro de sus componentes tiene silicio, el que puede producir cáncer y hasta la muerte” explica una de las vecinas asistentes.

Junto a los vecinos y apoyando la iniciativa contra la cantera de puzolana, estuvieron la Diputada del Partido Comunista Marisela Santibáñez, la alcaldesa de Melipilla Lorena Olavarria y el concejal Armando Rojas.

La presentación de este recurso ha podido realizarse ya que, según constata la edil de Melipilla, el proyecto ya ha iniciado actividades de manera irregular. Según expone la alcaldesa, se presentó una declaración de impacto ambiental que no se entregó a nivel ejecutivo, paso necesario para aprobar el inicio de trabajos.

“Es una obra que ya ha iniciado su construcción sin permiso, y la idea de este recurso de protección es poder poner en conocimiento en la corte lo que está sucediendo, la vulneración a las normas medioambientales que estamos viendo hoy, para que puedan frenar las obras y eventualmente y si así lo considera la corte, desestimar esta presentación”, explicó Olavarria.

La líder comunal también expuso que la solicitud de detener este proceso ha sido transversal entre los vecinos de Melipilla y que las gestiones han sido apoyadas por diversas diputadas y diputados.

Por su parte, la diputada Marisela Santibáñez reforzó una vez más su apoyo a la comunidad en la labor de “Denunciar y detener esta cantera de puzolana que no tiene los permisos para que inicien las labores y se exponga así a las vecinas y vecinos.”

Melipilla no se toca, ¡No a la Cantera de Puzolana!

El caso de la puzolana y su extracción no es el único desafío que han tenido que enfrentar los melipillanos. Según expone la diputada Santibáñez, “los vecinos ya están lidiando hace ya muchos años con el problema de salud que implica este vertedero que se encuentra en la zona de extracción.”

La representante en el congreso por el distrito 11 también agrega que este tipo de acciones por parte de industrias privadas son las que terminan por declarar estos territorios como zonas de sacrificio medioambiental.

“Declarar a Melipilla como una zona de sacrificio, es algo que no podemos permitir. Creemos que no podemos naturalizar este tema. Melipilla no se toca, no a la cantera de puzolana.” Concluye Santibáñez.

Como si no fuera suficiente, el proyecto, al igual que toda la industria extractivista requiere de grandes cantidades de agua para funcionar.

Según consigna el medio El Mostrador, el Ministerio de Obras públicas declaró a inicios de 2022 a seis comunas de la región Metropolitana, entre ellas, las comunas de Curacaví, María Pinto y Melipilla.

Ante esto, la alcaldesa afirma que “El proyecto extractivista no solo produce grandes daños a la salud pública y al medio ambiente, sino que también profundizaría aún más la escasez hídrica en la comuna.”

“No queremos que Melipilla sea una zona de sacrificio y tenemos el claro objetivo de ser una comuna ejemplar en términos ecológicos. También nos pusimos a disposición para generar ese trabajo justamente y cumplir esos objetivos que la verdad son una necesidad que estamos teniendo en nuestra comuna.”

Alcaldesa de Melipilla Lorena Olavarria

En espe momento, los vecinos no pueden hacer más que esperar si la denuncia civil es acogida por el poder judicial.


Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Comenta 💬