Machi Fidel Tranamil insta a Boric a convocar a un diálogo del alto nivel entre el Estado y el Pueblo Mapuche, «pero sin fusiles»

La familia Tranamil ha vivido las consecuencias de la persecución policial, y lo que realmente significa para sus comunidades la militarización del territorio. Pese a todo esto, durante este miércoles, y en el contexto de concentración en las afueras de la cárcel de Temuco, donde se encuentra su hermano y otros presos mapuche, Fidel Tranamil aseguró que todavía existe voluntad de diálogo con el Gobierno de Gabriel Boric. Siempre y cuando se deponga la militarización en la zona. "Sin fusiles manchados de sangre", señaló.

fidel tranamil

Fidel Tranamil es machi de la comunidad Lof Rofue y uno de los líderes de la causa mapuche en el sector de Metrenco. En 2017 fue perseguido e incriminado en el contexto de uno de los montajes policiales más vergonzosos y racistas del Chile «democrático»: la Operación Huracán.

Fidel también es hermano de Luis Tranamil, weichafe detenido durante allanamientos en el sector Rofue de Metrenco, en marzo de 2021, y culpado del asesinato del cabo Eugenio Naín, en noviembre de 2020. Luis lleva más de un año en prisión preventiva a esperas de un juicio que no hace más que posponerse.

La familia Tranamil ha vivido las consecuencias de la persecución policial, y lo que realmente significa para sus comunidades la militarización del territorio. Pese a todo esto, durante este miércoles, y en el contexto de concentración en las afueras de la cárcel de Temuco, donde se encuentra su hermano y otros presos mapuche, Fidel Tranamil aseguró que todavía existe voluntad de diálogo con el Gobierno de Gabriel Boric.

Sin embargo, advirtió que en ningún caso este diálogo será posible mientras el Ejército esté desplegado en las provincias del sur y haya sobre la mesa «fusiles manchados de sangre».

El machi mandó un mensaje a través de la prensa y pidió al Mandatario que genere las «instituciones políticas de alto nivel» que permitan entablar un diálogo serio sobre la autodeterminación del pueblo mapuche e incluya en ellas la posibilidad de que participen observadores internacionales.

«Yo creo que el diálogo se tiene que dar en el momento en el que el Estado y las distintas administraciones, hoy día la administración de Boric, genere las instancias políticas pero (para) un diálogo de alto nivel político», subrayó.

«Aquí no se están pidiendo arreglo de caminos, no se está pidiendo un metro de tierra, se está hablando de un proceso autonómico mapuche, donde tendría que haber partes bien responsables políticamente, viendo diálogo de alto nivel político, que quizás tenga que haber veedores internacionales», recalcó.

Nuevo Gobierno mismos errores

En el contexto actual de la denominada «Macrozona Sur», Tranamil acusó al nuevo Gobierno de estar cometiendo los mismos errores que los anteriores, y de sucumbir a las presiones políticas y económicas de siempre. También lamentó que la nueva administración no haya sido consciente de las tradiciones y costumbres del pueblo mapuche.

«Aquí el problema de fondo históricamente es que el Estado y las diferentes administraciones no han sabido llevar un diálogo con el pueblo mapuche«, señaló el machi.

Sobre el incidente armado ocurrido durante la visita de la ministra de Interior, Izkia Sichesque fue recibida con una ráfaga de disparos al aire, dijo que no pueden «venir y tratar de llevar un diálogo sin conocer mínimamente siquiera» cómo ellos trabajan y de «cómo es la tradición mapuche para ingresar en un sector».

«Lo que pasó hoy con el estado de excepción, de que el Gobierno haya cedido de alguna forma a la presión política, a la presión económica, al capital dentro de la zona, yo creo que no daría pie para que nos sentemos a conversar con el Gobierno. Porque vuelvo a decirlo, con fusiles manchados de sangre nosotros no vamos a conversar«, aseguró.

«Cedieron ante los camioneros»

Tranamil hizo referencia al estado de emergencia, que volvió a entrar en vigor, pese las críticas del actual Gobierno cuando era oposición durante la administración de Piñera.

Al respecto, señaló con el dedo al gremio de camioneros, que desde que Boric fue elegido ha mantenido diferentes movilizaciones en contra del Ejecutivo, primero por la seguridad y la migración irregular en el norte, después por cuestiones financieras y ahora por los ataques incendiarios en la «macrozona sur».

«Los camioneros, que históricamente han generado una presión política, una presión desde el capital más duro, del fascismo más duro hacia el gobierno, ceden«, denunció.

«En el Gobierno de (Michelle) Bachelet, camioneros presionaron, ni siquiera hicieron un paro, no pararon ni un camión en la carretera, y se generó la operación Huracán», señaló Tranamil sobre la importante presión que puede ejercer este gremio, el mismo que paralizó las rutas y desabasteció al país en octubre de 1972, en oposición al gobierno de la Unidad Popular.


Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Comenta 💬