Ministerio de Agricultura deja sin efecto polémica resolución sobre semillas: Comunidades y organizaciones acusaban vulneración

Un rotundo rechazo de parte de comunidades y organizaciones defensoras de las semillas y de los derechos campesinos, obtuvo una Resolución del Ministerio de Agricultura, cartera que finalmente decidió desistir

Ministerio de Agricultura deja sin efecto polémica resolución sobre semillas: Comunidades y organizaciones acusaban vulneración

Autor: Seguel Alfredo

 La Resolución de MINAGRI

El 09 de abril de 2024, el Ministerio de Agricultura publicó la Resolución Nº 162 Exenta, que  “reconoce la existencia de semillas tradicionales y establece orientaciones al efecto”, según su título.

Sin embargo, la medida tuvo diversas críticas por diversas comunidades, sectores campesinos, comunidades indígenas, guardadoras de semillas, defensores y defensoras de la soberanía alimentaria así como de la semilla nativa y tradicional.

Finalmente, el Ministerio de Agricultura atendió dichos cuestionamientos y  a través de un comunicado público, informó, que decidió desistir de dicha Resolución.

“En relación a la resolución que reconoce la existencia de semillas tradicionales y establece orientaciones al efecto, el Ministerio de Agricultura informa lo siguiente”:

¿Qué habían planteado las comunidades y organizaciones frente a dicha Resolución?

Huertas y huerteros del territorio pewenche de Alto Lonquimay, Melipeuko, kurarrewe, junto a la Agrupacion Anhdes (agrupación nacional de huerteras por la defensa de la semilla), habían señalado previamente a través de una declaración pública difundida: “Esta norma no nos representa, ya que nuestras semillas tradicionales han resistido en cada siembra, son el legado heredado de nuestros kom pu kuifikechekem (nuestros ancestros) y ellas trascienden junto al legado de resguardo. Compartirlas y que sean siempre de uso libre, en trafkintu o intercambio, es nuestra forma propia como pueblo de reencontrarnos y compartir no solo semillas y productos, sino que además conocimiento, siendo además, una expresión de nuestra economía y espiritualidad”.

También indicaron: “Las semillas son para nosotros “ÑGEN FUN” (espíritu), por lo tanto, no vamos a permitir que sea parte de un ministerio del estado de Chile que con normas mezquinas y disfrazada de buena voluntad o reconocimiento, finalmente nos viene a RESTRINGIR, DIVIDIR Y CONTROLAR, cuando es el estado quien tiene una deuda histórica de apropiación de nuestras semillas, guardadas en bancos de germoplasma, tienen además investigaciones sacadas desde los territorios que nunca han sido devueltas, pero que sirven para sustentar universidades, centros de investigación e incluso a privados, pero es el pueblo huertero quien las preserva, sembrándolas en cada temporada, más allá del cambio de clima, porque las semillas se van adaptando a la condición y tienen memoria, pero guardadas y almacenadas en bancos solo se conserva, no se adapta, sino, que opine INIA que tiene más de 34 mil variedades y cuando han sacado una especie guardada hace años, su germinación ha sido 0%, así han impuesto un mito financiado, para que la opinión pública y consumidor crea y consuma solo maíz amarillo, tomate rojo, acelga verde, zanahoria naranja entre muchas otras, cuando quienes cultivamos de semillas ancestrales tenemos paleta de colores”, sentenciaron.

“Hacemos el llamado a levantar la voz en defensa de nuestras SEMILLAS LIBRES, PUBLICAS Y COLECTIVAS (…) El presidente Gabriel Boric, asesores y sus ministros nos traicionan nuevamente al lanzar una norma restrictiva, construida por opinantes que se prestan para el circo barato, por figurar y NO NOS REPRESENTAN, acá en alta cordillera hacemos soberanía al estado de Chile y este nos ignora, pero nos quiere controlar en nuestras huertas y quiere normar nuestras propias formas de compartir las semillas que son nuestro sustento familiar, cultural, alimentario y espiritual, han transcendido desde generaciones ancestrales, para las actuales y las venideras”, denunciaron.

Biodiversidad Alimentaria también realizó una declaración pública el 23 de abril que fue inserta en redes sociales con su categórico rechazo, contextualizado:  “Esperamos que el asombro ante esta innecesaria medida, se transforme en un nuevo impulso para levantarnos, decir claro y fuerte que seguiremos trabajando por una SEMILLA LIBRE, PÚBLICA Y COLECTIVA” . Ver a continuación:

También, a través de un video difundido por Biodiversidad Alimentaria, se manifestó: “Insistimos en nuestro profundo rechazo a cualquier norma o ley que busque restringir  nuestro acceso o derecho a la semilla en cualquiera de sus formas, porque las semillas son la vida misma, de los que estuvieron, los que estamos y los que vienen”.

Asimismo, este martes, la Red de Acción en Plaguicidas, RAP Chile, y como personas, comunidades y organizaciones por la defensa de la semilla, rechazó la resolución sobre Semilla Tradicional publicada en el Diario Oficial por el Ministerio de Agricultura del Gobierno del presidente Gabriel Boric, argumentando, entre otras razones, lo siguientes: “La mejor protección de la semilla tradicional es cultivarlas, reproducirlas, intercambiarlas libre y solidariamente y en armonía con la naturaleza. Pero en el lenguaje del Estado y las semilleras agrupadas en ANPROS, “proteger” es registrar, certificar, y privatizar este patrimonio colectivo y público. El gobierno actual, que se hace llamar ecológico y feminista, se ha puesto una vez más en contra de prácticas destinadas a preservar la bio diversidad y diversidad cultural y contra las mujeres campesinas y de pueblos originarios, pues ellas han estado a la cabeza del movimiento de defensa de la semilla en Chile y el mundo”.

En uno de sus puntos, indicó: “El gobierno del presidente Gabriel Boric cita como fundamento de esta resolución la Ley Marco de Cambio Climático. Pero esa ley (artículos 17 y 34) exige participación para cada una de las medidas que busquen atajar el cambio climático (…)El Estado no debiera interferir en el cultivo y el libre intercambio de la semilla tradicional pues esta semilla tiene capacidad de adaptación a la crisis climática, gracias a su memoria ancestral, una propiedad que le permite enfrentar condiciones como la sequía o los cambios de temperatura. Y su riqueza genética hace que no necesite manipulación de su ADN laboratorio o agrotóxicos como el cancerígeno glifosato, para hacerla “tolerante” a la sequía u otras condiciones”.

El Regional Sur de ANAMURI también se manifestó al respecto:  ““Frente a resolución del Ministerio de Agricultura, nos manifestamos en resistencia y rebeldía en defensa de las semillas nativas como patrimonio de los pueblos al servicio de la humanidad y nos auto reconocemos como guardianas ancestrales de nuestras semillas nativas…”

Seguir leyendo más…

Productores orgánicos denuncian apropiación de semillas ancestrales en Chiloé: Apuntan a SAG, FIA y Universidad

Disponible valioso catálogo de semillas tradicionales mapuche en territorio pewenche

Realizan el lanzamiento del “Catálogo de Semillas Tradicionales de Chile”

Amenaza a las semillas nativas campesinas: Carta a Presidente Boric de Zunlida Lepín, tesoro humano vivo

Artículo: El camino de las semillas de los campos a los bancos

Gobierno anuncia Plan Nacional de Resguardo de Semillas para avanzar hacia la soberanía alimentaria

Catálogo inédito descargable y gratuito de semillas tradicionales

Serie de videos sobre mujeres huerteras cuidadoras de semillas que hablan sobre las prácticas tradicionales


Comenta



Busca en El Ciudadano