Ni financiadores ni principales ejecutores: dejan en libertad a 173 bolsonaristas acusados por el intento de golpe en Brasil

La prisión preventiva será sustituida por otras medidas cautelares, como la suspensión del pasaporte, el uso de tobilleras electrónicas, la prohibición de usar las redes sociales y de comunicarse con otros investigados

Por Marian Martinez

28/02/2023

Publicado en

Actualidad / Brasil / Latinoamérica

0 0


Bolsonaristas-libertad

El Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil dictó este martes 28 de febrero la libertad provisional a 173 acusados de participar en el intento de golpe de Estado contra el presidente Luiz Inácio Lula da Silva el pasado 8 de enero, cuando simpatizantes del exmandatario Jair Bolsonaro asaltaron la sede de los poderes públicos en Brasilia en reclamo de una intervención militar.

La máxima autoridad judicial del país otorgó el beneficio a los imputados cuya implicación consideró menos grave. 

«El juez Alexandre de Moraes consideró que podrán responder al proceso en libertad (…) porque las investigaciones no los señalaron como financiadores o principales ejecutores» del ataque, informó el STF en un comunicado.

A partir de la decisión tomada por el titular de la Corte, Alexandre de Moraes, las personas involucradas en el intento de golpe de Estado que se encontraban detenidas podrán regresar a sus domicilios. Desde allí, deberán responder al proceso desde sus respectivos estados y la prisión preventiva será sustituida por otras medidas cautelares, como la suspensión del pasaporte, el uso de tobilleras electrónicas, la prohibición de usar las redes sociales y de comunicarse con otros investigados, y la presentación semanal ante un magistrado, entre otras. 

Foto: AFP.

Hasta esta jornada, 639 personas han sido liberadas, mientras que 767 continúan en prisión por el asalto a Brasilia del 8 de enero. Los privados de su libertad están acusados de diversos delitos, que incluyen desde amenazas y atentados contra la democracia y el Estado de derecho hasta la destrucción de patrimonio público.

Una semana después de la llegada al poder de Lula da Silva, miles de partidarios del ultraderechista Bolsonaro, disconformes con la victoria electoral del líder del Partido de los Trabajadores (PT), destrozaron las icónicas sedes de los tres poderes del país —el Palacio de Planalto, el Congreso Nacional y el Supremo Tribunal Federal (STF)— en la capital brasileña.

Además de civiles, policías, militares y servicios de Inteligencia vinculados a la Presidencia están siendo investigados por, presuntamente, haber omitido actuar ante el ataque en defensa de las instituciones democráticas.

Fuente: RT.

Sigue leyendo:

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Relacionados

Comenta 💬