OMS declara alerta en Afganistán para evitar colapso sanitario

Más de 2.300 centros asistenciales financiados desde el exterior podrían cerrar o reducir servicios ante el recorte de fondos

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, instó este martes a los organismos internacionales a que reanuden cuanto antes la disposición de fondos con destino a Afganistán y evitar así un colapso sanitario en ese país.  

Desde su cuenta oficial de Twitter el titular de OMS, quien se encuentra de visita en Kabul (capital), señaló que sostuvo un encuentro con los líderes talibanes en el cual discutieron la situación sanitaria actual y las necesidades de los trabajadores afganos en aras de evitar un colapso en el sistema de salud.

Ahondó Tedros que entre los problemas más perentorios sobresalen “la falta de equipos, medicamentos y personal, además de no contar con los fondos necesarios para continuar con el programa Sehatmandi», dirigido a aumentar la calidad de los servicios de salud, nutrición y planificación familiar.

Durante su visita al Hospital Nacional Wazir Mohammad Akbar Khan, donde se interesó por las necesidades de sus trabajadores, el titular de la OMS pormenorizó que el pago de los trabajadores es esencial para atenuar la “fuga de cerebros”, dificultades que “ya están causando muertes entre los afganos».

Otra cuestión alarmante derivada de la suspensión de fondos al programa Sehatmandi, proyecto financiado por el Banco Mundial y que fuera interrumpido tras la toma de poder de los talibanes, es “la interrupción en el acceso a la atención médica, especialmente para las madres y los niños en las zonas rurales. Más de 2.300 centros de salud financiados a través de dicho programa corren el riesgo de cerrar o reducir los servicios», apuntó.

Búsqueda de soluciones inmediatas

Ante el panorama constatado, el cual incluye a personal sanitario y enfermeras trabajando día y noche sin percibir salario en tres meses, Tedros remarcó que “están haciendo el trabajo más inestimable en las circunstancias más difíciles: ¡salvar vidas! Debemos permanecer y brindar apoyo para sus necesidades».

Para evitar el colapso de manera inmediata, el titular de OMS solicitó la permanencia de la ayuda internacional en territorio afgano y la refinanciación lo antes posible del programa Sehatmandi, además de continuar con la aportación de suministros médicos y la capacitación del personal de salud.

«La salud es un servicio que debe continuar en todo momento. Si el sistema de salud de Afganistán colapsa, la tragedia será peor y se perderán muchas más vidas. Podemos evitar que esto suceda, juntos», sentenció Ghebreyesus respecto a una cartera en la cual entre un 85 y un 90 por ciento de la prestación de sus servicios de atención primaria son implementados por Organizaciones no Gubernamentales contratadas por el Gobierno.

Su visita a esa nación se produce en el escenario de crisis humanitraria generada luego de la toma de poder de los talibanes el pasado 15 de agosto, la cual significó el recorte total de los fondos provenientes de diversos organismos internacionales, alrededor del 43 por ciento del Producto Interno Bruto, según el Banco Mundial.

En consonancia, las autoridades sanitarias del país alertaron que el sistema podría colapsar muy pronto, por lo que en las últimas semanas han recibido toneladas de material médico e insumos para atender la crisis en los centros de salud de manera inmediata, en tanto se encamina una posible solución al problema.

Cortesía de Telesur

Te podría interesar

Líderes de Oriente Medio acuerdan vigilar la frontera de Afganistán


Comparte ✌️

Comenta 💬