Suspendidas las clases en Quintero, Concón y Puchuncaví tras emergencia ambiental

El gobernador regional de Valparaíso, Rodrigo Mundaca acusó a Codelco de ser responsables por la situación, debido a las malas condiciones de ventilación atmosférica.

Suspendidas las clases en Quintero, Concón y Puchuncaví tras emergencia ambiental

Autor: Leonardo Buitrago

El Comité para la Gestión del Riesgo de Desastres, liderado por el Gobernador Regional de Valparaíso, Rodrigo Mundaca; la delegada presidencial, Sofía Gonzáles y el director de Onemi regional, Mauricio Bustos, sostuvieron diferentes encuentros, con el objetivo de coordinar acciones conjuntas ante la emergencia ambiental en Quintero.

La comunidad de Quintero, Concón y Puchuncaví comenzó su semana con un nuevo peak de dióxido de azufre o SO2, lo que obligó a las autoridades a decretar una nueva emergencia ambiental para las comunas, debido a que la concentración superó en cuatro veces la máxima admitida, refiere Radio U. Chile.

Emergencia ambiental

De acuerdo con las autoridades, los gases tóxicos fueron detectados la madrugada del lunes y al paso de las horas, a pesar de que los niveles de contaminación disminuyeron, decenas de personas especialmente en Puchuncaví y Quintero, comenzaron a experimentar malestares.

Rodrigo Mundaca interpela a director ejecutivo de Codelco 

El gobernador regional de Valparaíso, Rodrigo Mundaca acusó a Codelco de ser responsables por la situación, debido a las malas condiciones de ventilación atmosférica, que llevó a suspender las clases por 48 horas.

«En la municipalidad de Quintero, y una nueva intoxicación masiva de niñas y niños por SO2, clases suspendidas x 48 horas, y la exigencia a Codelco Ventanas de que no pueden fundir en condiciones adversas de ventilación, y exigencia a la superintendencia que apreten», escribió en la red social.

Mundaca dijo que le pidieron «al director ejecutivo de Codelco, Máximo Pacheco, que se reúna con nosotros porque objetivamente, situaciones de esta magnitud, hoy día, no pueden continuar sucediendo».

«Le exigimos a la empresa que la fundición se tiene que ajustar a las condiciones meteorológicas. Cuando las condiciones de ventilación son negativas, fundir provoca situaciones de esta naturaleza. No podemos permitir que los niños sigan siendo afectados por estas prácticas», agregó el gobernador.

Esto, luego de que 19 personas, entre ellos 10 menores de edad del Colegio Don Orione y nueve funcionarios del colegio Costa Mauco, tuvieran que asistir a diferentes centros de salud por malestar.

A esto se le suma los más de 60 pacientes con síntomas atribuibles a la emanación de gases, que fueron informados por la delegada presidencial de Valparaíso, Sofía González.

Esta mañana, además, se acordó extender la suspensión de las clases en las comunidades y se le exigió a las empresas bajar las emisiones de gases, por el bien de los niños y los vecinos de las comunas.

«Adoptamos todas la medidas que teníamos a nuestro alcance para cuidar la salud de los niños
y vecinos de Quintero y Puchuncaví. Convocamos a un #COGRID donde: declaramos la #GEC exigiendo a las empresas bajar sus emisiones, extendimos la suspensión de clases»
, expresó en rueda de prensa González.

«Convocamos a una reunión a las empresas de la zona para coordinar acciones y ajustar los planes operacionales. Como Gobierno hemos sido enfáticos: no toleraremos más zonas de sacrificio», añadió.


Comenta



Busca en El Ciudadano