Transnacionales salmoneras y la ultraderecha intentan crear una “Zona Cero” para el control de Puerto Natales, en la Patagonia chilena [Columna]

Ha comenzado una campaña cuyos objetivos son desacreditar a las organizaciones ciudadanas, ambientalistas y comunidades

Por El Ciudadano

12/07/2023

0 0


Transnacionales salmoneras y “Zona Cero”

El sitio zonazero.cl  (ZZ) que opera en Magallanes, ha comenzado una campaña de fake news, cuyos objetivos son desacreditar a las organizaciones ciudadanas, ambientalistas y comunidades que luchan contra la destrucción sanitaria-ambiental de los ecosistemas patagónicos, y los abusos contra comunidades indígenas y trabajadores de parte del empresariado acuícola.

También ha publicado rumores y falsas aseveraciones para desprestigiar a la Alcaldía Ciudadana de Puerto Natales, y de esa manera desincentivar la aplicación de las regulaciones municipales frente a los abusos del empresariado salmonero regional.

Uno de los escríbanos de este sitio tiene un cuestionado pasado luego de publicar falsas noticias respecto a la muerte del activista de la causa mapuche Santiago Maldonado.

Compartimos publicación de Juan Carlos Cárdenas, fuente original, Radio del Mar.


Cuando las transnacionales salmoneras y la ultraderecha intentan crear una “Zona Cero” para el control de Puerto Natales, en la Patagonia chilena

Por Juan Carlos Cárdenas
Médico Veterinario
Centro Ecocéanos

Fuente: Radio del Mar

Zona Cero se denomina al sitio donde ha ocurrido una acción de violencia extrema, no dejando nada en pie. Así se le denomina al área donde se desintegraron las Torres Gemelas en Nueva York (“Ground Zero”) en el atentado del 11 de septiembre del 2001, o las carbonizadas ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki, arrasadas por bombas atómicas norteamericanas en agosto de 1945.

Te puede interesar también / Patrimonio de Chile bajo intervencionismo de poderosas transnacionales: las concesiones salmoneras en áreas protegidas

A partir de entonces, los medios militares y de comunicación utilizan esta denominación para designar al área de máxima devastación posterior de un ataque militar, terrorista, accidente nuclear como Chernobyl, o un tsunami o terremoto.

Por ello, el nombre de Zona Zero (ZZ) de un sitio electrónico en la región de Magallanes (zonazero.cl), anticipa la intención y objetivos que su escriba a sueldo, ha intentado establecer con sus campañas y artículos hacia la ruta  de un pasado sangriento, y una cultura de exterminio de disidentes y de pueblos originarios disfuncionales a los intereses empresariales del momento, tanto en la Patagonia chilena como argentina.

A partir del 2022, ZZ ha comenzado una sostenida campaña de fake news, cuyos objetivos son desacreditar a las organizaciones ciudadanas, ambientalistas y comunidades que luchan contra la destrucción sanitaria-ambiental de los ecosistemas patagónicos, y los abusos contra comunidades indígenas y trabajadores de parte del empresariado acuícola. Esto se complementa con rumores y falsas aseveraciones para desprestigiar a la Alcaldía Ciudadana de Puerto Natales, y de esa manera desincentivar la aplicación de las regulaciones municipales frente a los abusos del empresariado salmonero regional.

Nacionalismo de bolsillo y regionalismo con taxímetro

El crear un clima de temor que va siendo alimentado por mentiras dosificadas, constituye un  instrumento para quienes intentan controlar y manipular a una comunidad. Por ello ZZ en sus artículos asevera que “La Patagonia es objeto de una disputa internacional que tiene la forma de una guerra de medios y redes. No es silenciosa, al contrario, el campo de batalla está golpeado por mensajes aterrorizantes que, de seguirse al píe el hilo de su contenido, uno podría concluir que queda muy poco para el final (sic)”.

En uno de sus ejes argumentativos, ZZ intenta reiteradamente vincular esta supuesta amenaza geopolítica, con un sospechoso accionar antinacional de las Ongs en la Patagonia, aseverando que entre los “reales objetivos” de las organizaciones socio-ambientales se encuentra el crear una “zona de sacrificio laboral” para incentivar el despoblamiento de la región de Magallanes. De este modo, “apenas quedarían en pie un puñado de actividades que posean algún correlato con la mirada extrema de quienes la impulsan”. Esta argumentación es similar a la que señaló el ultraderechista senador Alejandro Kusanovic Glusevic, durante la discusión parlamentaria referida a la creación del Sistema de Biodiversidad y Areas Protegidas (SBAP).

Para dar más credibilidad a sus argumentos nacionalista y de defensa del regionalismo magallánico, ZZ califica a las organizaciones ambientalistas y ciudadanas de “ecologistas fanáticos (sic)”, financiado por Rockefeller, Soros y Tompkins. Este argumento resulta curioso, si consideramos que este sitio electrónico, y próximamente una radio, son financiados por intereses transnacionales salmoneros, donde dominan los capitales noruegos de la empresa Mowi, los noruegos-norteamericanos de Nova Austral, chinos de Australis Seafood, japoneses de Cermaq y Salmones Antártica, alemanes de Salmones Ventisquero, propiedad del mega grupo Schorghuber, o de la canadiense Cook Aquaculture, todos los cuales operan en las aguas de los canales y áreas protegidas de la Patagonia.

Para destacar el papel evangelizador de la modernidad patagónica que ZZ le otorga a estas compañías transnacionales, el sitio web comparte la visión de mundo de los estancieros patagónicos exterminadores de pueblos originarios, cuando en uno de sus artículos señala que “hace 50 años no vivía prácticamente nadie (sic) en Magallanes” (1) . Con ello nos da  a entender que en 1972 (hace 50 años), los esforzados magallánicos-, trabajadores, pescadores, y comunidades de pueblos originarios-, no eran nadie…hasta la llegada de las empresas salmonicultura redentoras.

La estrategia de atemorizar a la población magallánica también fue utilizada por ZZ en sus fake news que promovían entre abril y junio pasado las manifestaciones de trabajadores en Magallanes bajo la supuesta amenaza y temor que quedarían cesantes al día siguiente de aprobarse la ley del SBAP. Es interesante reflexionar sobre el papel de grupo de choque comunicacional de este sitio electrónico, cuando su principal escriba, como un activista más, acompañaba las marchas financiadas por los empresarios para difundir sonoras declaraciones anti-Ongs y contra legislaciones pro ambiente, de los empresarios salmoneros junto a dirigentes de multisindicales, y algunas comunidades locales apatronadas. 

ZZ ciego, sordo y mudo frente a los abusos laborales y el récord de mortalidades en la industria salmonera chilena

Resulta llamativo que a pesar de erigirse como un defensor de los derechos de los trabajadores del salmón, ZZ no haya escrito ni una línea sobre a la lucha de los buzos, trabajadoras de plantas industriales, y tripulantes de la flota salmonera contra la sobreexplotación, precariedad laboral, y los abusos de los derechos de género en la industria salmonera nacional y regional.

Pareciera que para ZZ no es noticia que Chile posea el récord de mortalidades y accidentes de sus trabajadores y trabajadoras de la salmonicultura industrial mundial, con 75 fallecidos en las plantas de proceso, centros de cultivo, transporte marítimo y terrestre entre el 2013 y 2023. Tampoco este sitio electrónico ha dicho palabra alguna sobre los prolongados conflictos entre las comunidades Mapuches, Kawésqar y Yagán con los impactos sanitarios y el ecocidio derivados de la exponencial expansión territorial de las producciones de salmón químico industrial en los territorios sur australes.

Cuando las viudas del ex alcalde e industria salmonera impulsan la “operación de desalojo” de la Alcaldía Ciudadana

También llama la atención los sensacionalistas titulares, insinuaciones y destempladas acusaciones contra la Alcaldía Ciudadana de Puerto Natales, cuya intencionalidad del, o los autores, no es otra que la de causar menoscabo, generar confusión y decepción entre los ciudadanos Natalinos, para luego poner en marcha una “operación de desalojo” de la alcaldesa Antonieta Oyarzo, para colocar a un edil incondicional a las presiones e intereses del Estado salmonero. Importante es señalar que quien elabora estos bulos desinformativos había trabajado con el cuestionado alcalde anterior, Fernando Paredes.

A partir de los últimos meses han surgido variopintas acusaciones, tales como las relacionadas a un «abandono que luce la ciudad», que la alcaldesa que no haya marchado con los trabajadores de las plantas salmoneras en una manifestación contra la ley SBAP organizado por la industria; el haber dejado supuestamente sin deporte a los niños natalinos, o denunciar que la alcaldesa es una «fundamentalista verde», por haber clausurado insalubres galpones de acopio de alimento industrial para salmones, los que operaban sin autorizaciones, vulnerando las norma sanitarias y ambientales, situación que había generado reclamos y el rechazo de los vecinos por la plaga de ratas, ácaros, ruidos molestos, y circulación de camiones pesados a altas horas de la madrugada.

El continuar aplicando la alcaldesa Oyarzo la legislación ambiental y sanitaria en Puerto Natales para frenar el intento de los poderes fácticos locales de imponer una especie de  “Far West salmonero” en Magallanes, tiene el apoyo de otros entes estatales, ya que el 10 de julio, la Armada en conjunto a la Dirección regional del Trabajo, fiscalizaron a seis empresas salmoneras, constataron una alta infraccionalidad laboral, y severas faltas a la higiene y la seguridad, razón por la cual aplicaron multas por 107 millones de pesos (2) .

El pasado argentino “comunicacionalmente hablando”

El 2021 antes de entrar a trabajar al municipio de Natales con el ex alcalde Paredes, y posteriormente para los intereses salmoneros regionales, el escribano de ZZ estuvo vinculado al derechista diario El Clarín, representante del oligarquía ganadera y agrícola argentina. Existe en Argentina un imborrable recuerdo sobre su cuestionada cobertura de la muerte de Santiago Maldonado el 1 de agosto de 2017, por lo que fue severamente cuestionado el periodismo profesional transandino (2).

Santiago Andrés Maldonado desapareció luego en un corte de ruta realizado por la comunidad Mapuche del Pu Lof en Resistencia de Cushamen, provincia de Chubut, Argentina. La protesta fue dispersada y el lof mapuche allanado por la Gendarmería Nacional. Pero Maldonado no apreció entre los detenidos ni heridos. Solo luego de 77 días de su desaparición post- allanamiento, el cadáver de Maldonado fue encontrado en el río Chubut.

Desde el 2018 la familia como las comunidades Mapuches luchan por la reapertura de la causa y el esclarecimiento de los hechos, con fuertes denuncias contra quien era ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y al Poder Judicial, principalmente a los magistrados Guido Otranto y Gustavo Lleral. El juez Lleral fue recusado en cuatro oportunidades por la familia, luego de que cerrara la causa en noviembre de 2018 al dictaminar el ahogamiento como causa de muerte del joven, y de eximir de responsabilidad al gendarme Emmanuel Echazú, que integró el operativo represivo en la comunidad Pu Lof aquel 1° agosto de 2017.

Posteriormente, la diputada nacional Myriam Bregman, presentó una denuncia apelando el fallo y pidiendo que se investigaran situaciones de espionaje estatal tanto a Sergio Maldonado (el hermano de la víctima) como a miembros del Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (CEPRODH), entre otros (2).

Ya estando en el lado chileno, ZZ opera con redes ultraderechistas utilizando material proporcionado del medio digital El Líbero, vinculado a los empresarios pinochetistas Hernán Buchi, José Antonio Guzmán y Gabriel Ruiz Tagle. Este último fue ex presidente del club Colo-Colo, con fuertes vínculos con el ex líder de la barra brava de este club de fútbol, Francisco Muñoz, alias Pancho Malo, autor de la muerte de un hincha perteneciente a una facción rival de la “Garra blanca” el 2001, y especialista en “aprietes” y amedrentamientos de dirigentes políticos por encargo de la ultraderecha republicana.

Magallanes: Un ambientalmente destructivo y contumaz accionar del empresariado salmonero en las áreas silvestres protegidas del Estado chileno

El cluster del salmón presenta cuatro décadas de un nutrido prontuario sanitario-ambiental, con reiterados y graves eventos de contaminación química y orgánica; escapes masivos de especies carnívoras, exóticas e invasoras; reiterados bloom de microalgas tóxicas asociados a sobreproducciones ilegales, y situaciones de eutroficación por contaminación de los fondos marinos y la columna de agua, así como eliminaciones clandestinas de mamíferos marinos, entre otros impactos.

Como resultado de este accionar, la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA) ha abierto este último tiempo, 38 procesos sancionatorios por sobreproducciones en 14 centros de engorda de salmones, la mayoría de ellos ubicados en áreas silvestres protegidas, y bajo la categoría de contumacia, al haber repetido las empresas de manera sucesiva esta ilegal práctica, pese a las sanciones aplicadas.

Entre las empresas involucradas destacan las empresas de capital noruego Mowi Chile S.A.. Cermaq Chile S.A., Marine Harvest Chile S.A. y Nova Austral (norteamericana-noruega). También se encuentran en procesos sancionatorios Cook Aquaculture Chile, de capitales canadienses, Australis, de inversionistas chinos, Yadran S.A., Exportadora Los Fiordos Ltda., Salmones Blumar S.A., Salmones Multiexport S.A., Invermar S.A., Fiordo Azul S.A., Empresas Aquachile S.A., y Granja Marina Tornagaleones S.A., entre otros titulares.

Como es de esperar, ZZ no ha publicado ni una línea sobre esta escandaloso ecocidio que si afecta a la ciudadanía y trabajadores de la Patagonia y sus familias, lo cual confirma que quien paga manda.

Desde la perspectiva de la integridad de los ecosistemas marinos y las áreas protegidas, el mayor impacto sanitario-ambiental de las sobreproducciones ilegales de salmones en ciclos continuos, lo constituye la creciente pérdida de oxígeno (anaerobiosis) en las columnas de agua y el fondo marino adyacentes a los centro de cultivo en Magallanes, por la acumulación de fecas de salmones, alimento no consumido, antibióticos y variados químicos, los que son vertidos al medio marino. Se estima que para la recuperación biológica de estos frágiles ecosistemas acuáticos, se van a requerir entre 40 a 50 años en caso de daño extremo.

La Repúbliketa Salmonera Austral: Un poder fáctico que amenaza la democracia y sostenibilidad ambiental en Chile

El poder político, económico y mediático exhibido por las patronales salmoneras y su “bancada parlamentaria” durante el 2023, así como las crecientes presiones y amenazas contra las comunidades indígenas, defensores ambientales, de derechos humanos, y autoridades gubernamentales que no se doblegan ante sus abusos, alertan a la ciudadanía chilena y los consumidores internacionales, sobre el accionar fáctico de la mega industria del salmón en Chile. Por su forma de actuar en los últimos años, estas compañías se están convirtiendo en una amenaza para la democratización de la sociedad chilena, y la posibilidad de construcción de un modelo de desarrollo sostenible, descentralizado y socialmente equitativo.

Los próximos objetivos que impulsara el empresariado salmonero durante el 2023-2024 se focalizarán en la relocalización de sus concesiones menos rentables y vulnerables, asegurando mayores condiciones de “certeza jurídica”; la creación de una ley de acuicultura a la medida de sus intereses, y el debilitamiento y posterior modificación de la ley 20249 (“Ley Lafkenche”) para bloquear nuevas solicitudes e impedir la entrega de Espacios Marinos Costeros de Pueblos Originarios (EMCPOs), de manera de poder disponer y ocupar vastos territorios que son bienes comunes del pueblo chileno, con nuevas concesiones y relocalizaciones acuícolas .

El movimiento socio-ambiental y pueblos originarios continuarán luchando

Frente a la campaña de amedrentamiento y asalto salmo-empresarial a los territorios marino-costeros del sur de Chile, el movimiento socio-ambiental y las comunidades de pueblos originarios, continuarán luchando para establecer una moratoria a la expansión de los monocultivos de salmónidos en Aysén y Magallanes, la salida de las concesiones industriales acuícolas desde el interior de las áreas marinas protegidas del Estado, los ecosistemas vulnerables y territorios ancestrales, así como la revocación de las Resoluciones de Calificación Ambiental (RCA) a las empresas salmoneras infractoras contumaces al interior de áreas protegidas del Estado.


Referencias

(1) https://www.zonazero.cl/noticias/magallanes-el-proyecto-de-crear-una-zona-de-sacrificio-laboral-de-una-grupo-de-ongs-internacionales-por-claudio-andrade/

(2) https://www.ovejeronoticias.cl/2023/07/direccion-del-trabajo-multo-por-mas-de-106-millones-de-pesos-a-empresas-salmoneras-que-operan-en-magallanes/

(3)https://argentina.indymedia.org/2018/10/18telamtrucha-recluti-a-claudio-andrade

 Seguir leyendo más…

Salmoneras en áreas protegidas: asoman nuevos casos de sobreproducción de empresa transnacional

Multan a empresas salmoneras que operan en Magallanes por graves infracciones laborales

Organizaciones del sur se pronuncian por el trato de empresas salmoneras a sus trabajadores

Documental de National Geographic sobre Reserva Nacional Kawésqar y el daño de las salmoneras ya se puede ver online

Un nuevo fiordo en área protegida se está quedando sin oxígeno: responsabilizan a operaciones salmoneras

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Comenta 💬