La Unión Europea está a un paso de aprobar el consumo de un desagradable insecto

La Comisión Europea tiene en agenda una polémica propuesta de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, siglas en inglés)

insecto

La Comisión Europea tiene en agenda una polémica propuesta de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, siglas en inglés). La iniciativa plantea el consumo de derivados de insectos como alimento para el ser humano. El debate surge tres años después de que una regulación comunitaria sobre nuevos alimentos impulsara el desarrollo de ese tipo de productos.

Específicamente, la propuesta se refiere al gusano amarillo de la harina, cuyo nombre científico es «Tenebrio molitor larva«. La agencia EFE Verde reseña que cada vez hay más interés en investigar otras formas de alimentación. Al respeto, en los últimos tres años la EFSA ha recibido 156 solicitudes de productos nuevos, aprobando 39 de ellas.

En este sentido, destaca que solo en la categoría de derivados de insectos existen 11 casos en evaluación. Además, cuatro están en la fase de comprobar si la documentación aportada está completa antes de ser revisada.

El conocido ‘gusano amarillo de la harina’. Foto: Web

De momento, la propuesta del gusano amarillo es la única que culminó el proceso de evaluación con un resultado esperanzador. La EFSA considera que comer ese insecto seco es seguro bajo los usos y niveles de uso propuestos.

Según EFE Verde, para llegar a esa conclusión, la EFSA estudió a fondo diversos elementos del insecto. Entre ellos destacó su contenido nutricional, la estabilidad del producto, la historia de su utilización y otros datos sobre toxicidad o alergias.

Asimismo, el organismo advirtió que es fundamental conocer el perfil microbiológico y químico del producto. En ese sentido, recordó que al consumir un insecto se ingiere su sistema digestivo, donde se encuentran muchos alérgenos que proceden del campo.

insecto
El proyecto de regulación plantea su consumo humano

Insecto seguros pero con riesgo de alergia

El equipo de expertos en nutrición, alimentos nuevos y alérgenos de la EFSA constató que el consumo de ese gusano puede causar reacciones alérgicas. No obstante, eso sucedería en sujetos con alergia a los crustáceos y los ácaros del polvo.

“Muchas alergias alimentarias están relacionadas con las proteínas. Por eso estudiamos si dicha ingesta puede desencadenarlas, sea por la sensibilidad de una persona a las proteínas de insectos, por la reactividad cruzada con otros alérgenos o por los alérgenos residuales que hay en los alimentos para insectos como el gluten”, reseña EFE Verde.

Sin embargo, los resultados de los estudios sobre su toxicidad no son motivo de preocupación en términos de seguridad. Al final, son los legisladores europeos quienes manejarán esa información y deberán decidir aspectos regulatorios como el etiquetado o las condiciones de consumo.

El nuevo producto evaluado consiste en el secado del gusano amarillo de la harina, presentado tanto en su forma entera como en polvo. Se compone principalmente de proteínas, grasa y fibra, detalla EFE Verde.

Actualmente, en Europa buscan fuentes alternativas de proteínas animales que produzcan menos desechos y emitan menos gases de efecto invernadero. Con base en ello, el derivado de gusano puede colocarse el primero en la casilla de salida al mercado europeo.

Te puede interesar…

Compártelo

Comentarios