Descubren en Nueva Guinea una especie de cocodrilo gigante de 3 metros

Su nombre es Crocodylus halli

1015

Investigadores descubrieron una nueva especie de cocodrilo en la Isla de Nueva Guinea, cuyo tamaño puede alcanzar los 10 pies de largo (3 metros).

Originarios de hace 83,5 millones de años, los cocodrilos continúan pareciendo fascinantes para la ciencia que sigue estudiando el organismo de sus especies, el cual es uno de los más complejos de todos los animales y que además les ha permitido sobrevivir  durante los últimos millones de años.

Tras realizar estudios a distintos cráneos fósiles, investigadores han identificado una nueva especie de cocodrilo en la Isla de Nueva Guinea, cuyo tamaño puede alcanzar los 10 pies de largo (3 metros) y que confirma la teoría del investigador de la Universidad de Florida, Philip Hall.

Hall murió antes de que pudiera terminar su investigación, en 2014, pero al descubrir este animal supo que en realidad se trataba de dos especies distintas, una que habita la parte norte de la isla y otra en el sur.

Cocodrilo gigante nada en agua salada con un cerdo en sus mandíbulas
Originarios de hace 83,5 millones de años, los cocodrilos continúan pareciendo fascinantes para la ciencia . Imagen web.

La isla tropical, ubicada al norte de Australia, es el hábitat de muchas especies animales que aún están estudiándose, entre ellos: el cocodrilo de Nueva Guinea (Crocodylus novaeguineae) que se describió por primera vez en 1928.

Pero ahora, Chris Murray, de la Universidad del Sureste de Luisiana, y Caleb McMahan, del Museo de Historia Natural Field de Chicago, han encontrado suficientes diferencias entre dos grupos de Crocodylus novaeguineae que viven en el norte y el sur de la isla, respectivamente, para identificar a una nueva especie.

La nueva especie fue bautizada con el nombre Crocodylus halli en honor a un investigador que los estudió hasta 2014.

Una duda despejada

Retomando la investigación, Murray y McMahan decidieron continuar los estudios de Hall, quien había documentado diferencias importantes en el comportamiento de anidación y apareamiento de los cocodrilos de Nueva Guinea que viven en el norte y el sur de la isla.

En el estudio, publicado en la revista científica Copeia, los investigadores explican que examinaron 51 cráneos de cocodrilos de Nueva Guinea que se mantenían en varios museos de los EE. UU.

Murray, autor principal del artículo, señala que el acceso a estas colecciones «resalta la belleza de los museos de historia natural. No tuvimos que ir a Papua Nueva Guinea y recolectar un montón de especímenes, lo que de todos modos habría sido increíblemente difícil, y muy costoso».

«Hay nuevas especies por ahí, pero muchas de ellas están sentadas en cajones y armarios en museos, y solo lleva tiempo mirarlas y resolverlo», dijo McMahan.

Relacionado:  Desconfinamiento puede ser peor para mascotas: revela estudio de veterinarios españoles

Luego inspeccionaron los cocodrilos vivos de Nueva Guinea alojados en el Parque Zoológico St. Augustine Alligator Farm en Florida para comparar las variaciones que habían identificado en los cráneos, logrando encontrar diferencias notables entre los cocodrilos del norte y el sur de la isla.

«Incluso podríamos mirar una calavera que tenían allí y decir de qué río proviene. Así que nuestros análisis realmente hicieron un buen trabajo separando de dónde provienen estas cosas», dijo Murray.

Las diferencias entre los cocodrilos del norte y del sur fueron suficientes para que la pareja describiera a los del sur como una especie separada.

«Lo bueno es que aquí tenemos diferencias en la morfología, tenemos diferencias ecológicas, están separadas por una cadena montañosa, creo que la síntesis de todo eso es lo que realmente construye el caso de que estos dos cocodrilos las entidades son muy diferentes entre sí «, dijo McMahan.

Según los investigadores, el hallazgo de halli contribuye con la creación de mejores evaluaciones en los esfuerzos de conservación.

Mejores evaluaciones

La nueva especie fue bautizada con el nombre Crocodylus halli en honor a Hall, que dio origen a la investigación.

«Esas primeras discusiones que tuvimos se basaron en el fascinante trabajo ecológico de Philip Hall. Fue una decisión fácil nombrar a esta nueva especie después de él en reconocimiento a su trabajo», dijo McMahan a Newsweek.

Según los investigadores, el hallazgo de halli contribuye con la creación de mejores evaluaciones en los esfuerzos de conservación.

“Podría ser que cuando consideramos los cocodrilos en toda la isla, podrían estar bien, pero si comenzamos a observar una especie al norte de las tierras altas y una al sur de las tierras altas, podría encontrar más degradación del hábitat y amenazas de población en una sobre el otro. Esto resalta la importancia de la atención a la ecología y la conservación para ambos linajes”, dijo McMahan.

Casi todos los cocodrilos tienen medidas de protección o recomendaciones en su lugar. Ahora los investigadores están trabajando con dos, en lugar de una especie de cocodrilo en la región.

Y “si los hábitats son mucho peores en general en un área sobre otra, esto significa algo para las especies ahora endémicas que ocurre en cada lado de la cordillera «, dijo McMahan.

En la actualidad hay alrededor de 100.000 cocodrilos viviendo en la isla.

Sigue leyendo: