David Landau, destacado académico estadounidense califica como «innovadora» la propuesta constitucional chilena: «Incluye cosas importantes que no hemos visto en otros proyectos del mundo»

El experto estadounidense en Leyes y Ciencia Política, David Landau, analiza en entrevista con BBC Mundo el proceso constituyente chileno y la propuesta de nueva Constitución, que se votará el próximo 4 de septiembre: "Chile lleva adelante uno de los procesos más importantes que hemos visto en el mundo en bastante tiempo… Creo que va a tener mucha influencia en Latinoamérica y a nivel global".

David Landau

Fotografía: David Landau

El proceso constituyente chileno ha captado la atención de expertos de todo el mundo, David Landau es uno de ellos. El Doctor en Ciencia Política y Abogado graduado con honores de la prestigiosa Universidad Harvard, en la actualidad se desempeña como profesor de Mason Ladd en la Facultad de Derecho en la Universidad de Florida.

Los escritos de Landau han sido citados ante las más altas instancias judiciales de distintos países del mundo como Canadá, Kenia, Brasil, Colombia y Chile, entre otros.

El experto ha seguido el proceso constituyente chileno con atención y asistido incluso a algunas de las sesiones de la Convención. Hace poco publicó un análisis en perspectiva comparada de la propuesta constitucional chilena en el blog de la revista de Derecho Constitucional de la Escuela de Derecho de la Universidad de Nueva York y la editorial de la Universidad de Oxford, Oxford University Press.

Hoy, en entrevista con BBC Mundo, David Landau destaca la importancia del proceso político chileno para el país y el resto del mundo; analiza la propuesta de nueva constitución y los posibles escenarios en caso de ganar el Apruebo o el Rechazo el próximo 4 de septiembre.

«Para mí, el texto refleja en algunos sentidos las tendencias constitucionales centrales en la región, pero también algunas tendencias globales. Creo que es una propuesta con bastante innovación, que incluye cosas importantes nuevas que no hemos visto en otros proyectos«, señaló Landau, añadiendo como ejemplo el principio de la paridad y el carácter ecológico de la propuesta constitucional.

El abogado catalogó también el proceso como «difícil y polarizado», pero no por eso, a su parecer, menos exitoso. «Fue interesante ver cómo fue posible en Chile responder al estallido social con una Convención Constitucional (…) Fue un proceso democrático, muy inclusivo en muchos sentidos. Tengo la sensación de que va a ser un ejemplo para otros países. Pienso que es uno de los procesos más importantes que hemos visto en el mundo en bastante tiempo; como el de Colombia en 1991 o el de Sudáfrica en los 90. En Chile hay una combinación de factores: el texto como tal, con sus innovaciones, y también el modelo del proceso, que fue muy legal, muy normado», señaló.

Respecto a los reparos que hace el abogado sobre el texto, estos apuntan principalmente a la formulación de la Consulta Indígena y las reformas al Sistema de Justicia, que a su parecer, son perfectibles y faltaría definirlas mejor. Tarea que quedaría para el Congreso.

David Landau destaca, eso sí, la «flexibilidad» del borrador constitucional, que lo vuelve mucho más democrático que la actual Constitución, creada bajo dictadura, ya que esta última peca, entre otras cosas, de demasiada rigidez.

La gran tarea para la sociedad y los representantes políticos será encontrar el consenso. El especialista, destaca, pese a la polarización, el carácter general de muchas de las normas, obliga al Congreso a discutir y encontrar fórmulas comunes para legislar en particular.

«Vamos a ver reformas y vamos a ver un proceso muy extenso, muy importante, de implementación. No hay otra forma de hacerlo. Y esto es parte del diseño del proyecto, en el sentido de que sus normas transitorias son bien conservadoras; no hace muchos cambios rápidos. Por ejemplo, el Congreso actual va a continuar por cuatro años (…) eso podría ser una ventaja: si se aprueba el texto en septiembre, casi nada va a cambiar inmediatamente. Veríamos un proceso de implementación donde la clave va a ser el Congreso, y un Congreso con una composición política diferente«, señala David Landau.

En caso de ganar el Rechazo, el académico señala que no estaría todo perdido, sin embargo, el panorama política y socialmente se complejizaría. Primero, por la falta de legitimidad y confianza que existen en instituciones como el Congreso y otros, para hacer cambios sustantivos a la actual Constitución; y, segundo por lo poco probable de levantar una segunda Convención, con una población con alto cansancio social luego de años intensos y exigidos.

Si gana el Apruebo, el académico señaló que «el proceso probablemente tendrá una influencia grande en los próximos procesos en Latinoamérica y otros países del mundo». Sin embargo, advirtió la importancia de entender esto como un proceso todavía en curso, que tomará tiempo y trabajo para que sus resultados empiecen a dar frutos: «Es una Constitución de cambio. Pero a veces creo que en Chile hay una sensación de que los textos constitucionales tienen un aspecto mágico, que pueden cambiar todo inmediatamente, y no es así», señaló.

Finalmente, y de una manera muy lúcida, el experto señaló su preocupación sobre los aspectos sociales de la nueva Constitución, y que estos pudieran no implementarse de manera muy profunda, debido al modelo económico y forma de Estado. «Un riesgo importante en el contexto de Chile es que, aprobado el nuevo texto, nada cambie. Eso sí me parece un riesgo y también me preocupa», advirtió finalmente Landau.

Para leer la entrevista completa haz click aquí.


Comparte ✌️

Comenta 💬