Pueblos indígenas creen que lo aprobado es insuficiente como forma de representación

Debate avanza a la sala sin acuerdo político y con grandes resistencias indígenas

Repudian el interés de los partidos políticos de utilizarlos para justificar la legitimidad del proceso constituyente

Indígenas

La Comisión de Constitución aprobó una indicación que establece 23 escaños reservados, de los cuales, 14 serán para el pueblo mapuche, los restantes para otros pueblos, y todo se basará en un padrón que se realizará por autoidentificación y no por la inscripción de la Conadi (Corporación Nacional de Desarrollo Indígena). En este sentido, los senadores de oposición destacaron que ahora se necesitan acuerdos en la sala.

El presidente de la Comisión de Constitución, Alfonso de Urresti (PS), expresó que “es un avance positivo, pero sigue siendo preocupante que la derecha y el Gobierno insistan en una fórmula y número de escaños que subrepresenta a los pueblos originarios, quienes en el último Censo quedan consignados como un 12,8 % de la población que vive en Chile”.

De Urresti se mostró preocupado por otra iniciativa de la derecha, que busca aumentar el quorum para la aprobación en sala. “Han levantado reserva de constitucionalidad frente al quorum para aprobar esta norma, tratando de subir el mismo y dificultar su aprobación final, situación que es lamentable”, sostuvo.

Por su parte, el senador Francisco Huenchumilla (DC), también enfatizó en la necesidad de acuerdos, “quiero decir aquí con mucha claridad a todas las personas pertenecientes a los pueblos indígenas de todo el país (…) que esta Reforma Constitucional requiere (…) que 26 senadores voten a favor de esta reforma. Ese número de 26 senadores no lo tiene ningún bloque: ni el bloque de Gobierno (…) ni el bloque de oposición”, sostuvo.

Eso obliga a buscar los acuerdos. Si esta reforma, si este artículo no tiene un acuerdo entre las fuerzas políticas, corre el riesgo de que no tengamos legislación, y no haya participación de los pueblos indígenas”, explicó el legislador.

Las declaraciones surgen tras el desacuerdo de distintas comunidades y representantes indígenas, que han expresado su rechazo a una iniciativa que consideran ilegítima, por no haber comenzado con una consulta indígena, y estar buscando imponer formas de representación que desde su perspectiva ellos mismos debieron haber definido.

Escaños reservados
Foto: web/referencial

En ese contexto, una docena de organizaciones quechua emitió un comunicado durante la jornada de este viernes 30 de octubre, en el que rechazaron lo aprobado por la Comisión de Constitución ayer jueves, afirmando que la consideran ” insuficiente como forma de representación de los pueblos originarios en un proceso constituyente, los cuales ni siquiera hemos sido consultados de la medida”.

“Repudiamos el interés de los partidos políticos de utilizarnos para justificar la legitimidad de su proceso constituyente. Para que también sea nuestro, deben dejar de manipularnos, de intervenirnos, dejarnos hablar, escucharnos y dialogar, y no arrancar de la peor forma nuestra voluntad para justificar una participación indígena no consentida en la nueva Constitución”, concluyeron.

La misiva la firmó la Asociación Indígena Quechua Wakmanta Paqariy de Arica y Parinacota, la Comunidad Indígena Quechua de Quipisca, la Comunidad Indígena Quechua de Huatacondo, la Comunidad Indígena Quechua de Mamiña, la Comunidad Indígena Quechua de Iquiuca, la Comunidad Quechua Territorial de Pica, la Asociación Indígena Quechua de la Comuna de Pica (Matilla-Pica-Quisma), la Comunidad Indígena de Macaya, la Asociación Indígena del Pueblo de Cosca, la Comunidad Quechua del pueblo de Cosca, la Comunidad Indígena Quechua de Ollagüe, la Comunidad Indígena Quechua de San Pedro Estación y la Comunidad Quechua del pueblo de Cebollar Ascotán.

Fuentes: El Desconcierto/ Radio Universidad de Chile.

Compártelo

Comentarios